FRASE DEL MES

Marchando hacia la tierra prometida, donde fluye la miel y ésta te lleva de la mano y te jala hasta ponerte de rodillas. Mientras estás en el suelo aparece un estanque. El rostro en el agua la miró y ella mueve su cabeza como si dijera: “Es la última vez que te verás como hoy”. Aléjate navegando, aléjate; los rizos (de tu cabellera) nunca volverán, se fueron al otro lado. Mira dentro del estanque, nada hasta el fondo y ve a la superficie para ver adonde se han ido, ¡oh, se han ido al otro lado…!

4V ENTREVISTAS: Los ostiones de San Quintín, en busca de un legado