Vecinos protestan por nuevo desarrollo urbano en El Sauzal

Comparte en redes sociales

Colonos de los fraccionamientos Colinas Del Mar, Colinas del Sauzal, Cuatro Milpa, representantes de colegios y residentes de la zona de El Sauzal, manifiestaron su preocupación por la edificación del complejo residencial Gaia que contempla la construcción de 470 casas en 16 calles privadas. Esto en la entrada al cañón y arroyo Cuatro Milpas.

A los 4 Vientos

Ensenada, B.C., a 6 de junio del 2017.- “Desde hace varios años hemos tenido problemas de insuficiencia de servicios públicos en la zona.  Ya ha habido antecedentes de desabasto de agua, insuficiencia de patrullas y elementos policiacos, falta de recolección de basura y sobre todo la falta de vialidades alternas hacia el centro y noreste de la ciudad de Ensenada”, manifestaron ayer vecinos en una protesta pública.

A los vecinos les preocupa particularmente el aumento de tránsito de vehículos tanto de carga durante la construcción del proyecto, como de vehículos particulares. 

En caso de una contingencia simple y sencillamente no existen rutas de evacuación”, destacaron.

Fotos: Cortesía.

Agregaron que la zona de Cuatro Milpas ya ha tenido en el pasado reciente numerosos antecedentes de incendios en época de sequía, inundaciones en temporada de lluvia, e incluso el desbordamiento del arroyo en las pasadas lluvias de febrero.

“Nos preocupa también que el mencionado núcleo residencial –Gaia, del cual el presidente municipal de Ensenada Marco Antonio Novelo colocó la “primera piedra” hace una semana- se convierta en uno más de los desarrollos irregulares que existen actualmente en la ciudad, como por ejemplo el inacabado fraccionamiento Puerta Del Mar, que se ha convertido en un dolor de cabeza para quienes residen en él por la falta de servicios que se prometieron a los colonos”.

Hasta el momento, los vecinos dicen no tener información de que se haya hecho en el cabildo de Ensenada el cambio de uso de suelo en la zona.

“Tampoco sabemos de la existencia de estudios de factibilidad de suelos ni de la suficiencia de la actual planta de tratamiento (de aguas negras) de la CESPE (Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada). Y esto es muy delicado ya que en el verano pasado se presentaron varios reportes de la emisión de agua sin tratar directamente al arroyo y al mar”.

Agregaron: “Los vecinos no estamos en contra del desarrollo per se, pero exigimos que se nos muestre que hay un plano urbano que contemple la viabilidad de un desarrollo más en el área.”

Finalmente exigieron información al gobierno y a los desarrolladores de cómo pretenden garantizar a los habitantes actuales y futuros de la zona, el abasto de servicios e infraestructura suficientes para todos antes de que se inicie la construcción del nuevo asentamiento urbano.


Comparte en redes sociales