La Vendimia, de la mano con la historia de Baja California

Comparte en redes sociales

Ni la sequía, ni la especulación inmobiliaria, ni la competencia desleal con vinos importados, ni la falta de infraestructura turística y de servicios para la industria vitivinícola deslucirá el 25 aniversario de la Fiesta de la Vendimia en las dos Rutas del Vino de Ensenada, que del 1 al 23 de agosto reunirá a más de 60 mil turistas internacionales y nacionales en los valles de Guadalupe, Ojos Negros, Santo Tomás y San Vicente.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos/ Fotos portada y principal: México Desconocido.

Ensenada, B.C., a 3 de agosto de 2015.- El enólogo  Álvaro Ptanick Novoa, presidente del Comité Provino, que representa a los 60 empresarios afiliados a la Asociación de Vitivinicultores de Baja California y organiza el programa principal de la vendimia en el estado, informó que la fiesta del vino sumará este año más de 40 eventos en los que participarán al menos 60 bodegas.

Por lo que respecta al elenco artístico en la celebración, destacó la presentación del tenor y director de orquesta español Placido Domingo  el 15 de agosto en el valle de San Antonio de las Minas (uno de los tres valles que integran el de Guadalupe), concierto que será escuchado por nueve mil espectadores.

También subrayó la continuidad en las presentaciones y actividades gratuitas para el público en la ciudad de Ensenada y el ejido El Porvenir (valle de Guadalupe), como verbenas populares y la Fiesta Callejera en la explanada del Centro Estatal de las Artes de Ensenada (CEARTE), y el extensionismo con el Festival Nacional de la Ciencia y el Arte, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del 30 de agosto al 6 de septiembre con artistas, coloquios y exposiciones académicas en la ciudad de Ensenada.

La vendimia asimismo propiciará, a partir del 1 de agosto, una ocupación promedio del 95 por ciento de los cuartos de hotel en la ciudad de Ensenada y del 100 por ciento en la naciente industria de hospedaje en el valle de Guadalupe, así como un incremento del 80 por ciento en las ventas de toda la industria gastronómica y de artesanías en la región.

VENDIMIA TONEL CON UVAS

Foto: internet.

La visión que Ptanick tiene de la fiesta es de consolidación a 25 años de su realización en apoyo a una industria que de acuerdo con la Comisión Especial del Congreso de la Unión para Impulsar el Desarrollo de la Industria Vitivinícola y Productos de la Vid, generó en 2014:

A.- El 90 por ciento de la producción nacional de vinos; B.- la venta de 13.2 millones de botellas en el mercado mexicano y 820 mil en el exterior; C.- la facturación de 45 millones de dólares; D.- el pago de 12 millones de dólares en impuestos directos (IEPS e IVA) E:- la obtención hasta 2014 de 340 premios internacionales y, F.- la contrataciónde siete mil 500 empleos, la mitad de ellos temporales.

Todo esto se logró en el transcurso de años de cultura vinícola que la propietaria del rancho El Mogor, Natalia Badán, sintetizó como el resultado de la historia y la gente que vivió y vive en Guadalupe, valle mediterráneo que en las últimas cuatro décadas “sumó nuevos sueños, usos y costumbres de trabajadores del campo, vinicultores y sus familias, enólogos y empresas de todo nivel que han hecho de la Ruta del Vino -y de la Antigua Ruta del Vino en los valles de Santo Tomás y San Vicente- una importante cadena productiva” para México.

La historia misma de la vendimia en Ensenada es un espejo fiel del empeño por cultivar y hacer trascender a una fruta y una bebida que hoy, de acuerdo con el licenciado Mauricio García Perera, facilitador nacional del Consejo Mexicano Vitivinícola y aliado del gigante mexicano del vino L.A. Cetto, enfrenta señales de estancamiento y a la competencia internacional que monopoliza más del 60 por ciento del consumo nacional.

La uva y la fiesta se toman de la mano

VINO EN EDAD MEDIA

De acuerdo con investigación hecha por la Asociación de Vitivinicultores de Baja California, los Sistemas Producto Vino y Producto Vid de Baja California, el Archivo Histórico de Ensenada y el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) de Ensenada, fue en 1697 cuando los sacerdotes jesuitas iniciaron la plantación de vid y olivo en la Misión de Nuestra Señora de Loreto, cultivos que posteriormente trasladaron a cada uno de las misiones que fundaron en la península antes de su expulsión de la Nueva España en 1767.

La primera noticia de la buena calidad que lograron los vinos californios ocurrió hacia los años 1766-1768: La Misión de Santa Gertrudis la Magna, en las inmediaciones del paralelo 28 que hoy divide a los estados sur y norte de la península, produjo vino que se reportó como “de buena calidad”.

Correspondió al padre dominico José Loriente, cofundador en 1791 de la Misión de Santo Tomás de Aquino en el valle que hoy se conoce con el mismo nombre y se ubica a 70 kilómetros al sur de la ciudad de Ensenada, sembrar el viñedo que en 1888 inició la comercialización del vino en Baja California y encabezar  las primeras manifestaciones de fiesta por la cosecha de la uva entre los trabajadores agrícolas y los pobladores de la localidad.

En 1905, luego de un largo viaje por mar y los litorales del continente americano que se originó en Rusia por ideas pacifistas e intolerancia religiosa, arribó a Ensenada un grupo de 50 familias rusas encabezadas por Basilio Pivavaroff, de profesión católica ortodoxa molokán (“bebedores de leche”, o “puros de creencia”), que se asentó en el valle de Guadalupe para pocos años después cultivar, entre otros alimentos, la uva que generó un jugo y vino que aún hoy perdura en cantidades muy limitadas entre los escasos descendientes de aquellas familias europeas.

RUSOS MOLOKANES PASAPORTE VISA

Tarjeta de migración del gobierno mexicano a los rusos molokanes del Valle de Guadalupe (Foto: retrogusto.com).

Otro giro importante en la historia del vino y la vendimia en Baja California se dio el 19 de septiembre de 1937, fecha en que se fundó el Ejido Guadalupe que un mes después cambio de nombre a “El Porvenir”.

Los ejidatarios, dirigidos por Abelardo Luzanilla, entraron en conflicto agrario con los nativos kumiai y kiliwa del valle pero aprendieron de los molokanes el cultivo de temporal de vid, trigo y diversas hortalizas. La producción de uva para vino fue tan exitosa que a mediados del siglo pasado los ejidatarios lograron ventas importantes con la empresa Bodegas de San Tomás. Fue entonces que surgió la primera manifestación popular de la vendimia en Guadalupe, pero la fiesta no rebasó su ámbito rural.

La primera gran casa productora de vinos que estableció oficinas administrativas, bodegas, plantas de producción, laboratorios, molinos, cavas y extensas zonas de viñedo bajo su poder en Guadalupe fue, en 1973, la Casa Pedro Domecq que compitió con Santo Tomás por comprar las mejores variedades de uva e introdujo la siembra de los viñedos con riego controlado.

Dos años después, se estableció la compañía L.A. Cetto y en 1986 inició actividades la cuarta gran empresa vitivinícola de Baja California: Monte Xanic.

Foto: queremocomer.com

Foto: queremocomer.com

En 1990, en el inicio de la revolución vitivinícola que encabezó el enólogo de fama mundial Hugo D’Acosta, con más de 500 personas que capacitó en la producción de vinos para sentar las bases de la hoy mediatizada industria vitivinícola de Ensenada, surgió la idea y realización de la primera Fiesta de la Vendimia tal y como hoy se conoce, pero a un nivel mucho más modesto.

La de este año incluye 40 eventos calendarizados por el Comité Provino, creado por D’Acosta, Ptanick y Antonio Badán, entre otros, que al jueves 30 de julio tenían casi el 90 por ciento de sus costos cubiertos por consumidores de Baja California, México, Estados Unidos, Canadá y diversas naciones de Europa, Centro y Sudamérica.

Destacan por su asistencia la Muestra del Vino de 2015, que organiza Provino para el viernes 7 de agosto en el Ex Hotel Riviera de Ensenada, el Concierto del Crepúsculo de la empresa Monte Xanic el sábado 8, Una noche en Casa de Piedra el domingo 9, Expresiones Gastronómicas de Baja California de Viñedos Hacienda de Guadalupe el jueves 13 junto con la Octava Fiesta Callejera en el CEARTE, Jazz en El Mogor el viernes 14, el concierto de Plácido Domingo el 15 de agosto en Rancho San Gabriel de Bodegas de Santo Tomás, Velada Francesa en Rancho Torres Alegre el jueves 20, la Verbena Santo Tomás en el centro histórico de la ciudad de Ensenada el sábado 22, y el Concurso de Paellas en Viña de Liceaga el domingo 22 de octubre.


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *