Termina trabajos la peor legislatura en la historia contemporánea de BC (video)

Comparte en redes sociales

Con una última desacreditación a quienes critican las resoluciones emitidas por los integrantes de la XXII Legislatura de Baja California, y con la justificación de la defensa a ultranza de la representación popular como el origen de haber sido expulsados de sus partidos, cerró esta noche sus trabajos el congreso más despreciado a nivel local y nacional en la historia contemporánea de la entidad.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Foto principal: El fin de una pesadilla. ¿Entraremos a otra este 1 de agosto? (Cortesía)

Ensenada, B.C., 31 de julio 2019.- El mensaje final de los congresistas, 14 de los cuales terminaron sin partido –es decir, el 56% de los 25 legisladores del estado-, corrió a cargo de Claudia Agatón Muñíz, diputada del Partido del Trabajo (PT) que llegó a la legislatura de la mano del Partido Revolucionario Institucional, Verde Ecologista y Nueva Alianza, y que ahora se reeligió en el cargo con Morena, PVEM y Transformemos,

Pese a esa maleabilidad política, la petista, convertida esta noche otra vez en presidente en funciones del congreso y de la Junta de Coordinación Política del legislativo por enfermedad del titular Edgar Benjamín Gómez Macías, mal del corazón tras la muerte de un familiar y las acusaciones penales en su contra por presuntamente aceptar un soborno para que abriera el congreso a  la ampliación de gobierno a Jaime Bonilla Valdez, alegó congruencia en ella y sus colegas para atender, en 2016, “las plataformas electorales que motivaron a la ciudadanía, en cada uno de nuestros distritos, a votar por nosotros.”

Abrió diciendo que la conformación política de cada legislatura es un elemento que define la ruta de voluntades para atender las principales demandas de la ciudadanía, desde una perspectiva de representación popular emanado del voto emitido en las urnas.

“Esta diversidad y número de votos en las urnas en cada proceso electoral se refleja precisamente en esa conformación o integración de cada legislatura. Por eso es que cada uno de nosotros, a partir del primer día de esta 22 legislatura, atendimos las plataformas electorales que motivaron a la ciudadanía, en cada uno de nuestros distritos, a votar por nosotros.”

https://www.facebook.com/congresobc.poderlegislativo/videos/2542447612467212/

Explicó que esas plataformas electorales se construyeron a partir de las demandas ciudadanas que más les aquejaban, y que muy seguramente deberán seguir siendo atendidas de manera responsable.

Nadie tiene el derecho a criticar falsamente que las resoluciones aquí vertidas en este poder legislativo, no son efectivamente el reflejo del sentir de esos ciudadanos en los asuntos públicos, y que estamos obligados, como sus representantes populares, a realizar lo necesario para atenderlos”, afirmó.

Y agregó que esa obligación como representantes populares de velar por las convicciones ciudadanas, en muchos casos hace que legisladores defiendan de manera congruente ese principio de representación popular y se aparten de los partidos políticos que en su momento apoyaron y tuvieron conocimiento de esas plataformas electorales, “y que lamentablemente desconozcan posteriormente.”

Aprovechó esta parte de su discurso parar agradecer a todos los diputados de la 22 legislatura “por defender la representación popular en cada uno de sus distritos”, actitud que elevó al grado de “defensa del estado de derecho y la representación popular efectiva y real.”

Concluyó declarando formalmente clausurados los trabajos de la 22 Legislatura –a las 19:02 horas de hoy-, no sin antes dar la bienvenida a los diputados de la 23 Legislatura que asumirá su labor a partir del primer minuto del jueves 1 de agosto, “cuya conformación política obedece precisamente al voto ciudadano emitido en las urnas en el proceso electoral pasado en Baja California.”

Toma de protesta de los comisionados del Instituto de Transparencia del estado (Uniradio Informa).

Antes, con la votación unánime de los 14 diputados presentes en la sesión previa de clausura, se dio posesión en los cargos de comisionados propietarios y suplentes –por 3 y 5 años– del Instituto de Transparencia del estado (ITAIPBC), a Lucía Miranda Gómez, Jesús Franco, Cynthia Gómez Castañeda y José García.

También se recibió la notificación de que la diputada de la legislatura saliente Trinidad Vaca Chacón, recibió luz verde de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, para reelegirse un periodo más en el congreso local por la vía de la representación proporcional.

Con el voto de calidad del Magistrado Presidente de la Sala Superior Felipe Alfredo Fuentes, ella suplirá a la panista Claudia Ramírez quien apenas hace unos días había ganado esa diputación minoritaria de la Sala Regional Guadalajara del mismo tribunal electoral federal.

De esta forma, el Partido Acción Nacional (PAN) se quedará con 3 diputaciones y Vaca Chacón, que llegó a la XXII Legislatura como candidata externa del PAN, pero fue expulsada del instituto político y luego renunció a ese grupo parlamentario el pasado 22 de julio, podrá escoger a qué agrupación partidista se afiliará, aun cuando fue evidente su trabajo a favor de Jaime Bonilla y Morena en la pasada campaña electoral.

De cualquier forma, en el nuevo congreso habrá 13 diputados y 12 legisladoras.

La percepción pública de lo que rodeó el trabajo de la XXII Legislatura de BC (Foto: Paco Zea / Internet)

El colofón

La XXII Legislatura deja una herencia de enorme inconformidad social con su trabajo legislativo al aprobar dictámenes muy repudiados como la Ley del Agua que privatizaba el recurso, y el endeudamiento público del estado por más de 88 mil millones de pesos para cubrir los contratos de asociación pública privada de Francisco Vega con empresas transnacionales y una élite de compañías locales.

Asimismo, la desincorporación del dominio público de un terreno en el ejido El Choropo (Mexicali) para venderlo a precio de regalo a la cervecera Constellation Brands, la paralización de los trabajos de fiscalización de la Cuenta Pública de los 5 municipios y otras instancias de gobierno, la criminalización de la protesta civil y, la cereza del pastel, la reforma constitucional que obsequia 3 años más de gobierno a Jaime Bonilla Valdez.

Y de acuerdo con una investigación de la periodista Nicolle de León, del diario El Imparcial, su trabajo legislativo dejó mucho que desear porque de 350 iniciativas de ley que los diputados presentaron en sus tres años de trabajo, sólo votaron 208, y 100 dictámenes de cuenta pública listos para su análisis en comisiones y el pleno del congreso los dejaron en la congeladora.

Además, dejaron pendiente de nombrar al comisionado de derechos humanos, a los fiscales anticorrupción y general de justicia del estado, y dejaron como herencia la designación del Auditor Superior de Fiscalización –Carlos Montejo Oceguera, un ex funcionario panista del gobernador Francisco Vega de Lamadrid- que ya fue impugnado por los ciudadanos integrantes del Sistema Estatal Anticorrupción que alegan ilegalidad en su elección.


Comparte en redes sociales