Sin reparar en complicidades, encubrimientos e impunidad oficial de la que goza la CESPE, ambientalistas presentan Denuncia Popular contra ella

Comparte en redes sociales

 

 

Decenas de ciudadanos de Ensenada presentaron ayer ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), una Denuncia Popular a en contra de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada  (CESPE) por la reiterada contaminación con aguas negras sin tratar en dos de los principales balnearios de la bahía local: Playa Hermosa y Conalep.

 

El anuncio de un crimen ambiental sin castigo en tiempo de transformaciones (Foto: Edgar Lima / La Jornada BC).

 

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

Foto destacada: Playa Hermosa (El Imparcial).

 

Ensenada, B.C., México, lunes 16 de mayo del 2022.- El colapso del clarificador de  la planta de tratamiento de aguas residuales El Gallo que desde los 70 del siglo pasado opera la CESPE en las inmediaciones de ambas playas, es el origen de los derrames residuales permanentes, acción que por años se da de manera totalmente impune.

“Las autoridades estatales y municipales están violando nuestros derechos humanos al saneamiento y al medio ambiente sano”, señaló Bryan Martínez, representante de Jóvenes Construyendo el Mañana, en un comunicado.

 

Afirmó: “Con la presentación de la denuncia popular buscamos que la PROFEPA haga su trabajo de investigación de los hechos y sancione a la CESPE por contaminar nuestra playa”.

 

De acuerdo con la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, la denuncia popular es el instrumento de participación social a través del cual la autoridad tendrá conocimiento de actos, hechos y omisiones que impliquen desequilibrios ecológicos o daños al ambiente.

La acción se toma, de acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), en caso de que se identifique un problema ambiental relacionado con emisiones ilegales a la atmósfera; mal manejo de residuos de manejo especial; e impacto ambiental como lo son obras o actividades públicas o privadas que puedan causar desequilibrios o daños ecológicos.

 

El pasado 14 de abril, la dirigencia municipal del Partido Acción Nacional anunció que presentó una denuncia en contra del gobierno estatal y local por la contaminación ambiental de las playas y la bahía de Ensenada. Mencionaron como responsables del daño al ex gobernador Jaime Bonilla, a la actual titular del ejecutivo, Marina del Pilar Ávila, y al actual director de la Cespe. Bien que soplaron la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio ya que las fallas de la planta El Gallo. y la consecuente intoxicación del mar, también fueron comunes en los 30 años de gobiernos estatales panistas (Foto: Portal Hiptex).

 

En el caso de Ensenada, son 93 las personas residentes las que presentaron el recurso.

En el escrito destacaron que, en el informe del Programa de Playas Limpias 2022 de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), se estableció que Playa Hermosa no está apta para uso recreativo por el alto índice de material fecal en el agua.

 

“Playa Hermosa está cerrada al público para evitar riesgos a la salud desde julio de 2021, y hasta el momento todavía no se tiene una fecha probable de reapertura”, destacaron.

Gabriela Suárez Macías, integrante de la organización Conspiracionistas, destacó que “Ensenada es una ciudad carente de áreas verdes, por lo que las familias acuden a las playas para actividades de recreo y esparcimiento.  No podemos permitir que se sacrifique ninguna de nuestras playas y mucho menos por irresponsabilidades de los gobiernos”.

Mientras tanto, Renée García Orozco, representante de la organización ambientalista  Fridays for Future Ensenada, manifestó: “Exigimos que la CESPE adopte medidas urgentes para reparar el daño ambiental de Playa Hermosa y garantizar que esto jamás vuelva a suceder”.

Otros ambientalistas manifestaron a su vez que la PROFEPA debe dar seguimiento al caso, pero su labor decae porque desde septiembre del año pasado, por disposición de la SEMARNAT, la oficina local de la procuraduría ambiental cerró y los trabajos de inspección se vinieron abajo, por lo que urge reabrir la agencia.

 

La fuente de contaminación de las dos playas y la bahía de Ensenada: la obsoleta -desde su construcción en los 70 del siglo pasado- planta El Gallo, de la CESPE (Archivo).

 

El 21 de junio del año pasado, el gobierno de Ensenada dijo que presentó una denuncia en la PROFEPA  por la contaminación con materia fecal y otras bacterias peligrosos presentes en aguas residuales sin tratar en las dos playas.

 

El ayuntamiento no mencionó directamente a la CESPE como la responsable, pero ésta aceptó dos días después, a través de su entonces director general Marcelino Márques Wong, que la obsoleta planta de tratamiento El Gallo “en algún momento se salió de control y es ahí cuando se nos generó el problema”.

 

¡Pero no pasó nada! La PROFEPA nunca sancionó al delincuente ambiental confeso –la CESPE, un organismo paraestatal de la administración bajacaliforniana-, en tanto que los gobiernos municipal y del estado emanados del Partido Morena entraron en modo de cómplices y encubridores del crimen.

El 8 de marzo de este año, y tras una presunta inversión de cinco millones de pesos en la rehabilitación del clarificador de  la planta de tratamiento El Gallo, Francisco Bernal Rodríguez, secretario estatal para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua (SEPROA), y Jaime Alcocer Tello, nuevo director general de la Cespe, informaron en un comunicado que sería el 27 de marzo cuando el gobierno estatal pondría fin a la impune acción destructora que hace del ambiente marino regional.

Este domingo 15 de mayo, los ambientalistas de cuatro organizaciones civiles informaron que la enésima promesa de arreglo del problema tampoco se cumplió hasta el día de ayer.

Por ello presentaron la Denuncia Popular ante la PROFEPA.

 

INFORMACIÓN DE CONTEXTO:

 

El gobierno de Baja California dejará de contaminar con aguas negras la Bahía de Ensenada – 4 vientos

 


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.