SALTO CUÁNTICO: ZAVALA, QUADRI, IMPRESENTABLES; PERO LOS ERRORES DE MORENA LOS LLEVARON AL TRIUNFO

Comparte en redes sociales

 

“Un conservador es alguien que no hace cambios y consulta a su abuela en caso de duda.”

Woodrow Wilson

 

Gabriel Quadri, ese personaje oscuro, nefasto, lleno de amargura y odio. Qué vergüenza que alguna vez fue candidato a la presidencia de la república por parte del entonces partido de los maestros Nueva Alianza, creado por Elba Esther Gordillo.

 

Captura de pantalla.

 

José Luis Treviño Flores* / 4 Viento / Foto destacada: Facebook

Al leer sus declaraciones a través de las diferentes plataformas de redes sociales, no me queda claro si sus comentarios son pensados para crear polémica a propósito, o francamente cree en lo que dice. Si son para crear polémica, ya debería darse cuenta de que sus aseveraciones son un fracaso rotundo en la opinión pública. Si su personaje fue pensado para ello, el guion, además de obsoleto, es ridículo.

En la posibilidad de que su perfil pregonado, como un político ecologista y liberal, sea que cree que lo es, entonces tenemos un personaje con implicaciones serias de un profundo narcisismo.

Gabriel Quadri, tiene un espacio como columnista en el diario El Economista. Al leerlo, su prosa es predecible y con tintes de amarillismo. No puede evitar mostrar su amargura, por haber terminado en un simple monigote utilizado por la ultraderecha, para lanzar vituperios al gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Su imagen ridícula, como una careta mal dibujada de intelectualoide precoz, como tratando de mostrar que piensa, basta que abra la boca para saber que no, solo repite consignas prefabricadas cargadas de rencor.  Es el claro ejemplo de la frase: conecta el cerebro antes de hablar por favor.

Dice en una columna, que AMLO ha destruido la ciencia, que tiene una aversión por la disciplina académica, habla de una franca tendencia hacia el extinguido socialismo soviético, que la 4T, busca emular ese socialismo y que ha devastado al CONACYT.

En esa columna encargada por las vacas sagradas de la ciencia, que duraron años mamando del presupuesto sin producir nada, claro que pusieron el grito en el cielo cuando el gobierno de Andrés Manuel comenzó a dar oportunidades a otros científicos siempre relegados por el sistema.

 

(Grupo Fórmula).

 

Cada palabra de sus columnas pugna por el rescate de instituciones neoliberales, pide como limosnero que se restablezca el Seguro Popular, el fondo de enfermedades catastróficas, la industria farmacéutica nacional y el sistema de distribución de medicamentos. Organismos responsables de grandes desfalcos al erario, con funcionarios corruptos.

Lo más increíble, dice que, “…el curso de desarrollo seguido desde los años ochenta, ubicó a México en la perspectiva de convertirse en una economía emergente en el concierto internacional, y mejoró de manera objetiva casi todos los indicadores económicos y sociales.”

No menciona que los encargados de las políticas públicas desde los ochenta, fueron precisamente los gobiernos de Miguel de la Madrid, Salinas de Gortari y hasta Peña Nieto, pasando por el nefasto de Felipe Calderón. No conforme con esa aseveración, dice que el neoliberalismo es un mote, que es un calificativo falso.

Gabriel Quadri es el perfecto bufón de un rey, de estar gobernando la ultraderecha, estaría al pie de la silla presidencial lanzando halagos, arrodillándose y festejando cada ocurrencia del presidente neoliberal. Por más que leo sus columnas, todas repiten el mismo discurso de odio, trata de poner palabras descalificadoras como fuegos artificiales para atrapar la atención del lector, se piensa anárquico contra la 4T, pero solo queda como un pequeño rabioso sin madurez intelectual.

Habla de una destrucción, ¡claro! AMLO no iba a permitir que continuaran los mismos organismos, responsables de la devastación económica y social de México, Quadri los defiende como la panacea del progreso.

Por más que le rasco a sus publicaciones, no encuentro otro discurso, la nostalgia que demuestra por el aeropuerto de Texcoco, la evaluación y mal llamada reforma educativa, la reforma energética y cada iniciativa o institución pública y económica que sumieron al país en una profunda desigualdad.  No es extraño que los medios de comunicación chayoteros le den tanta atención a su discurso, es el perfecto corre ve y dile, chismoso y anacrónico.

 

Margarita Zavala y Quadri son políticos impresentables, pero por los errores del partido Morena en Ciudad de México resultaron ganadores (Facebook).

 

Pero con eso y todo, le ganó a Pablo Gómez en la ciudad de México la diputación federal. Habrá que preguntarse si tan solo fue la soberbia de un MORENA confiado en la 4T, o si la gente se dejó llevar por la constante descalificación de los medios hacia el nuevo régimen encabezado por el presidente de la república. Una insulsa Margarita Zavala en la delegación Miguel Hidalgo y nuestro personaje de caricatura Gabriel Quadri en Coyoacán.

La democracia ejercida desde el poder ejecutivo, que permite contrastes tan deprimentes en una ciudad que se ha visto beneficiada por gobiernos de izquierda, ahora bajo el mandato de Claudia Sheinbaum. Era casi increíble pensar que Margarita y Quadri, pudiesen tener oportunidad, ¡pues no! Es la clara muestra de la falta de politización en la CDMX, la apuesta les va a salir cara y no. La derecha se va a encargar de dar despensas más sustanciosas, de presentar una realidad alterna al régimen obradorista.

Estoy seguro de que van a presentar las mismas iniciativas cargadas de migajas para los desposeídos, dar pan y circo, no tienen imaginación para más. Pero, ¿la gente aun prefiere degustar el vasallaje acostumbrado? ¿Prefiere tener en su representación popular a un Quadri? O solo les caía mal Pablo Gómez, ¡no! Dar por sentado que vas a ganar por ser hijo predilecto de la izquierda, es el peor error cometido, el trabajo a ras del suelo nunca acaba, los votantes son presa fácil de discursos mareadores, todavía no existe una madurez política arraigada.

Entonces es fácil que la caricatura Quadri, y la sin chiste Margarita Zavala se hayan empoderado ante el desapego de un partido creyente de su mal sembrada ideología. Que sirva de lección, no solo Quadri, también en un descuido, pueden ganar monigotes como Diego Fernández de Cevallos o Ricardo Anaya. En lugar de sentarse y creer que todo se acomoda por las mañaneras, hay que salirle a las calles y a la cercanía con la gente.

La ultraderecha no ha sido erradicada, ahí están, agazapados y listos para morder el cuello y seguir chupando. Es una verdadera tristeza, Quadri no tenía ni la más mínima oportunidad, no trae nada, ¡no es nadie!, pero la soberbia de quienes deben encargarse de la transformación de México lo pusieron en la diputación.

Y la gente, el pueblo, más vale que comiencen a ser menos caudillistas y más atentos a su entorno político, porque, así como se tuvo la valentía de poner a AMLO en el poder, así se puede esfumar la posibilidad de transformación, en un abrir y cerrar de ojos, México puede volver a la edad de piedra en cuanto a sus derechos conquistados, corremos el riesgo de abrir las puertas a VOX emparentado con el YUNKE, ahí sí, no hay salida a la democracia.

 

“Sólo el miedo a lo desconocido, el temor al cambio, las reticencias a abrazar lo que está al llegar, por hablar como Heidegger, nos mantienen todavía en una negación conservadora y pusilánime.”

Stéphane Hessel

 

* Subdirector académico en la Secundaria Técnica 75 perteneciente a la Zona 16 del Subsistema Federalizado de Secundarias Técnicas en Juárez, Chihuahua, además de ser activista social, columnista de 4 Vientos y analista político.

Ensenada, B.C., México, jueves 16 de septiembre del 2021.

 


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.