SALTO CUÁNTICO: No hay marcha atrás

Comparte en redes sociales

“Las huelgas, cuandoquiera y dondequiera que surjan, merecen el respaldo de todos los compañeros de trabajo. Ellas muestran que la gente está empezando a conocer sus derechos y, conociéndolos se atreven a mantenerlos”

Benjamín Tucker

Se sabe que las reformas no deben ser retroactivas, los derechos contraídos en un contrato colectivo deben ser irrevocables.

José Luis Treviño Flores/ A los 4 Vientos

Al implementar la reforma educativa laboral, se manejó en sus inicios “el irrestricto respeto a los derechos y prestaciones laborales”, lo que no se dijo clara y manifiestamente, es que las nuevas generaciones de docentes, ya no iban a gozar de dicho contrato colectivo y que debían ellos motu propio solicitar su ingreso al sindicato, ya no en automático como antes.

El trabajador por derecho superior a la salvaguarda, no sólo de sus horas contratadas, sino de las prestaciones logradas y ganadas a lo largo de años de lucha sindical quedaban fuera de las contrataciones nuevas en un franco camino hacia la privatización de la educación pública, y con el cuento de la intromisión sindicalista en las decisiones propias de la rectoría educativa exclusividad del Estado mexicano pero sin pedir opinión a los principales implicados en las aulas, más el ataque mediático del fracaso educativo endilgado a los docentes, el terror generado ante la posible pérdida de las plazas con acciones coercitivas como poner a evaluación a maestros y maestras con hasta más de 20 años de servicio sin que el sindicato levantara la voz para que con la fuerza hoy demostrada  por la sección 42, hubiese revocado un mandato constitucional ilegal y apegado a intereses de particulares ambiciosos por manejar los recursos tanto presupuestarios,  como la inminente obligación de padres de familia a sostener las escuelas con su obligada cuota, puesto que los gobiernos federal y estatales, que jamás han dado respuesta, menos ahora  en la franca carrera hacia contratos individuales y con la autoridad de revocarlos.

Javier Corral lo dijo claramente ayer: “Se trata de prestaciones que no pueden otorgarse porqué están después del plazo establecido por la ley y el Servicio Profesional Docente”.

Hoy que a los maestros interinos y nóveles les está estallando en la cara el abandono laboral y un futuro incierto, así como al sindicato que observa su desmembrada estructura, entienden que de no actuar, no sólo se encaminan a su extinción como uno de los gremios más poderosos de Latinoamérica, sino a desaparecer humillados y vilipendiados por un grupo de políticos y empresarios sin empatía que con la más absoluta frialdad quieren  sepultar tanto a los trabajadores como a las familias junto con el derecho inalienable a una educación pública y gratuita, así lo dice el lema del SNTE: “Por la educación al servicio del pueblo”.

Los maestros en protesta (Foto: Tiempo)

El gobernador aparece en los medios un poco después de su reunión con el candidato de la coalición Por México al Frente Ricardo Anaya y declara con ínfulas de “salva Estados”, que se pague de inmediato y que luego “revisan si se pagó de más”, en un discurso zurcido a la reforma educativa y con la trampa del pronto pago, más los rumores de la convocatoria por parte de las autoridades estatales para convencer a los padres de retirar el apoyo a los maestros mediante una misiva firmada.

Anaya, aparte de no haber reunido a casi nadie en su visita a ciudad Juárez en el centro de cinvenciones CIBELES, lugar de encuentros sociales de élite donde reunió a sólo alrededor de 800 personas, que para nada significa un acercamiento popular, mucho menos su panfleto de visita domiciliaria a una madre soltera.

Tuvo tiempo de reunirse en privado con Javier Corral, ambos traidores de  los maestros que con descaro, uno entonces candidato a gobernador y el otro actualmente por la presidencia, no han perdido oportunidad para falsas declaraciones de apoyo al magisterio. Qué casualidad, los dos en el Congreso aprobaron la reforma educativa y para ganar votos se desmienten. En el diccionario de la Real Academia española debiera  aparecer la palabra cinismo y abajo la foto de los dos como ejemplo.

El presente movimiento sindical es un parteaguas entre la realidad de la mal llamada reforma educativa y un magisterio que despierta y reconoce la fuerza y liderazgo que posee,  la sociedad misma está harta y cansada de ser víctima perenne de una clase política impopular y apátrida.

Padres de familia y maestros no deben ceder, es tiempo de recuperar la justa simbiosis maestros-padres-alumnos, en la conquista de derechos y justicia. Y que las autoridades no se atrevan a usar la fuerza pública porque acá en el norte, cuando el tigre despierta, nada lo detiene.

“Por la ignorancia se desciende a la servidumbre, por la educación se asciende a la libertad.”

Diego Luis Córdoba.

Si deseas leer más de SALTO CUÁNTICO, haz click en la imagen:


Comparte en redes sociales