SALTO CUÁNTICO: Los malnacidos

Comparte en redes sociales

“El más terrible de los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza perdida”

Federico García Lorca

El país era ya un hervidero de delincuencia cuando MILENIO televisión no asomaba ni un poco la nariz para denunciar la grave ola de asesinatos y violencia generalizada. Todos sus segmentos estaban direccionados a festejar cada acto circense de un gobierno y un sistema penetrado hasta la médula por el crimen organizado.

Los enemigos del Estado eran los maestros, las comunidades de jornaleros y campesinos que exigían mejores condiciones de vida, los activistas sociales y los reporteros en libertad de periodismo que procuraron, pese sus propias vidas, evidenciar y denunciar la grave asociación de funcionarios de primer nivel y del subsuelo, no solo con los cárteles de las drogas, sino con extorsionadores, secuestradores y toda forma de enriquecimiento ilícito.

José Luis Flores Treviño / 4 Vientos

MILENIO, dedicaba todos sus esfuerzos para encubrir las actividades de un Congreso promotor de desvió de recursos, de secretarios de Estado acumulando concesiones ilegales y sobornos que pusieron al país en la línea roja de su propia extinción como patria conocida.

Esos mismos ex funcionarios públicos -priístas, panistas y perredistas-, que fueron comparsas de leyes aprobadas para proteger su intromisión en asuntos ilegales, perfectamente conocedores de todos los delincuentes con los que negociaron, han desatado el infierno, coludidos en insospechables redes de tráfico y trata de personas, esclavitud en todas sus formas, piratería, huachicoleo diversificado, venta de toda clase de productos y drogas por los que recibieron jugosas ganancias a cambio de su silencio y tolerancia. Hoy que son una oposición intolerante, dieron la orden  a sus esbirros de tomar cada iniciativa del nuevo régimen  por la pacificación y convertirla en guerra, todos y cada uno de los beneficiados por la impunidad y corrupción galopantes, van a buscar la manera de desestabilizar sin importar las vidas de nadie.

Y MILENIO tiene ahora la labor de convertir toda forma de violencia e inseguridad, en culpa del nuevo gobierno, cuando antes, en todas sus transmisiones ininterrumpidas de 24 horas, todo era color rosa para Televisa; desde Carlos Salinas, hasta Peña Nieto, encubrieron la barbarie que estuvo desapareciendo miles de personas, de tumbas clandestinas que hicieron del territorio nacional un cementerio, mientras sazonaban a México para terminar de tragárselo.

López Obrador y la Mafia del Poder (Imagen: Polifity

Hasta lo más recóndito de algunas de las cúpulas empresariales y políticas, llega la influencia para mover los hilos que saben manipular  magistralmente para otorgar poderes plenipotenciarios a asesinos y a organizaciones criminales sin escrúpulos, con tal de tratar de recuperar los poderes públicos desde donde por décadas nos sumieron en la absoluta miseria social y económica.

La verdadera delincuencia en México, alcanzó niveles de poder oculto, pero dicho poder no supo controlar a sus monstruos híbridos que se engolosinaron con todas las formas de vicios posibles, eso los llevó a su propia debacle. No por ello están perdidos o desamparados, cuentan con una horda de periodistas y plataformas de comunicación sin escrúpulos, que reproducirán hasta el éxtasis mentira tras mentira.

Desafortunadamente, a veces la memoria colectiva en el mundo, virtual y viral, se desvanece con cada nuevo hashtag, seguido de alguna peste de descalificación para continuar tratando de sepultar iniciativas humanas, inclusivas, de diversidad, nacionalismo y recuperación de nuestra identidad.

Debió causar retortijones a la ultraderecha, observar el pasado lunes primero de julio un Zócalo capitalino saturado por miles de mexicanos que se niegan a ver morir a su patria en manos del neoliberalismo. Esa imagen debe ser un precedente e impulso para creer que México sí puede terminar con años de impunidad, de entreguismo y corrupción, México no pertenece a un atado de cerdos oligarcas que se piensan semidioses.

México no es coladera de la inmunda plataforma de medios masivos racistas con protagonistas de la calaña de Vicente Fox, Felipe Calderón, Diego Fernández De Cevallos o comunicadores como Carlos Puig y Azucena Uresti. Economistas a modo como Regina Reyes Heroles. Discursos retrógradas del nefasto Carlos Marín, o el cínico Joaquín López-Dóriga, enfocados en un conservadurismo irritante y pomposo.

Salinas de Gortari, el gurú de la Mafia del Poder (Nación321)

La élite despótica que brama su derecho a ostentar poder, ha incurrido por años en prácticas viciosas y perniciosas. No olvidemos el involucramiento de Emilio Salinas Ocelli, hijo de Carlos Salinas De Gortari, Ana Cristina Fox, hija de Vicente Fox y Rosa Laura Junco, pariente descendiente del fundador de otro medio periodístico, el Reforma dedicado a vilipendiar todo ideal republicano del nuevo gobierno. Todos ellos, figuran como integrantes de la secta que esclavizó y vejó mujeres, impulsada por Keith Raniere, hoy preso, acusado de múltiples crímenes en Estados Unidos.

Esta clase conservadora es la que gobernaba a México y tienen el descaro de aparecer como opción de regreso ante las políticas públicas de Andrés Manuel López Obrador, que les está quitando privilegio tras privilegio. Ahora todos son “victimas” del nuevo régimen, y azuzan con el petate del muerto a los mexicanos, para que consideren al nuevo gobierno como un enemigo a sus libertades.

Andrés Manuel López Obrador dijo, primero los pobres, no la jauría conservadora. 

Se debe escribir para la gente de a pie, para los que trabajan y procuran ganarse el sustento sin caer en manos del crimen, que nuestro lenguaje sea sencillo y directo para que nadie se sienta menospreciado por los “intelectuales” de la comunicación que aun piensan que los mas desprotegidos no tienen derecho a opinar o a recibir apoyos. 

México no debe regresar al feudalismo político y económico, México no merece convertirse en botín de aquellos que aun poseen el poder económico para intentar desestabilizar, lograr la anarquía y luego recoger de los escombros sus privilegios perdidos, para luego volver a sentar las bases de su imperio podrido, plagado de una moral retorcida. Poner atención, fijarse en donde enfocan su descontento, no es tan difícil, su discurso es sencillo, transparente, regresar para continuar el saqueo.

“Nadie hace bien lo que no sabe; por consiguiente, nunca se hará república con gente ignorante, sea cual fuere el plan que adopte.”

PANCHO VILLA 


Comparte en redes sociales