SALTO CUÁNTICO: La conciencia tatuada en el alma no se doblega

Comparte en redes sociales

 

 

“Tengamos en cuenta que la virtud, el saber, el amor a la libertad, son las cualidades que desencadenan la fatal venganza de los inquisidores y que, cuando las mismas son destruidas, dejan a la sociedad en la más vergonzosa ignorancia, corrupción y sometimiento”

David Hume: filósofo, economista, sociólogo e historiador escocés.

 

Ni por donde llegarles. No existe ningún puente, conexión, enlace o estrategia para comunicarse con la ultraderecha. Adolecen de una capacidad cerebral.

 

Foto: Revista Proceso.

 

José Luis Treviño Flores* / Edición de redacción y diseño: 4 Vientos

Imagen destacada: Facebook

Existen estudios serios publicados en la revista Current Biology que textualmente menciona: “Hallamos que un mayor liberalismo estaba asociado con un mayor volumen de  materia gris en la circunvolución del cíngulo anterior de la corteza cerebral, mientras un mayor conservadurismo se asociaba a un volumen mayor de la amígdala  cerebral derecha”.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/tecnologia/2011/04/07/474745/estudio-comprueba-que-liberales-y-conservadores-tienen-estructuras-cerebrales-diferentes.html

En conclusión, dice que la gente con una amígdala cerebral grande, es “más sensible al disgusto” y tiende a “responder a situaciones amenazantes con más agresividad que los liberales, además de que es más sensible a expresiones faciales amenazantes”.

Entonces, nada más recordemos los debates en la cámara de diputados en torno a la iniciativa de la Reforma Eléctrica del presidente de la república, en cada expresión hecha por los conservadores cargadas de intolerancia, oídos sordos, frustración y enojo desmesurado. Con una actitud de completa cerrazón, sin argumentos válidos; tan solo una profunda ambición y desprecio hacia los que consideran de clase inferior.

Buscar un punto de coincidencia con la clase conservadora es como tratar de explicarle a una cabra en qué consiste la condición humana, y luego pedirle que lo explique al resto de las cabras. ¡Imposible! Mientras el pueblo de México les otorgue votos para que accedan a puestos públicos, seguiremos teniendo cabras dando de topes a toda iniciativa humana.

Se sabe, por historia y experiencia global, que la clase conservadora, cuando se siente acorralada, recurre a la violencia mediante grupos de choque y generación de agrupaciones fascistas.

 

Los malquerientes del presidente López Obrador (Cuartoscuro).

 

A lo largo y ancho del planeta se pueden observar grupos neonazis alimentados por la ultraderecha capitalista. Son generadores de caos, miedo y control de masas. En México, las hordas racistas y clasistas han reclutado también grupos de choque; no con conciencia de ser raza superior como los skinheads, sino personas hambrientas en busca de un mejor ingreso o despensa de víveres esenciales.

La necesidad creada en la población por la misma clase económica y política, es un bastión manipulable también por el crimen organizado.

Cabe mencionar que la tolerancia a la delincuencia y las redes de corrupción incrustadas en el tejido social no son producto o consecuencia no deseada; son impulsadas por un capitalismo deshumanizante y sanguinario que observa ganancia pese al dolor y la muerte.        

La aún incipiente y ridícula agrupación FRENAA, encabezada por el psicópata narcisista Gilberto Lozano, puede convertirse en una amenaza para el México progresista que apenas comienza. En el 2024, si el pueblo votante da un fuerte revés a los conservadores en las urnas, es seguro que la clase oligarca destinaría recursos económicos a FRENAA -y otros afines-, para crear ese caos y miedo que es costumbre en la ultraderecha.

También buscarían apoyo en la intromisión extranjera, tal y como pasó durante la Guerra de Reforma.

Lo increíblemente absurdo es que los conservadores son tan predecibles como que pones búlgaros a la leche y éstos se convierten en yogurt. Se sabe que irremediablemente actuarán traicionando, malversando, atacando. Y buscarán la misma fórmula reaccionaria.

 

Los integrantes ultraderechistas del Frente contra López Obrador estarán en el bloque de Va por México en las próximas elecciones (Facebook).

 

Marcharán con el crucifijo y la biblia al frente, respaldados por una fe tergiversada y acomodada a su ambición, a la vez que bendecirán las armas que usarán para asesinar y saquear lo que consideran suyo por derecho divino. Ya lo vimos en la actualidad durante el golpe de estado a la república de Bolivia.

A lo largo del mandato de Andrés Manuel López Obrador, los ataques rabiosos de los potentados nacionales y extranjeros no son otra cosa, que la obertura a acciones más violentas, si observan mayor consolidación de políticas sociales progresistas y a favor de los más desprotegidos, más democracia participativa, la promulgación de iniciativas con sentido social y humano, irán tejiendo mayores afrentas, sin importar la completa desestabilización del estado de derecho.

El pueblo de México debe estar muy atento y no permitir tal barbarie provocada por la pérdida de privilegios de unos cuantos parásitos oligarcas. El debate en la cámara de diputados -el pasado 17 de abril- dejó muy claro quiénes son los enemigos del país; no tuvieron un ápice de pudor para sepultar una iniciativa que daría a México un impulso de enormes expectativas y autonomía frente a la crisis energética global.

Ahora que el litio pasa a formar parte del control nacional, mediante la aprobación de la Ley Minera que no necesitó la mayoría calificada, ya salieron los mismos traidores a tratar de desprestigiar la posibilidad de explotación del mineral estratégico, como tratando de condenar a México a la eterna dependencia tecnológica.

Así pues, los pasos dados hacia una república más justa y digna, encuentra en la propia casa Enemigos ancestrales y obtusos, amargados por no pertenecer a una oligarquía aún más superior, arrodillándose también ante otros potentados con la promesa de sentarse a la mesa de la ultraderecha mundial, sin darse cuenta de que son sólo incipientes piojos arribistas que jamás comerán de las viandas de un poder oculto de alcances inimaginables.

No obstante, un pueblo consciente, politizado y firme puede encontrar en el propio territorio el respeto ganado a punta de trabajo y honestidad. Ninguna fuerza, por más oscura y terrible que sea, doblega conciencias tatuadas en el alma.

 

“No toda esperanza está muerta. Aún hay pueblos que despiertan, cansados de que tiranos vivan en palacios a costa de sus vidas de mierda.”

Pablo Hasél, Rapero.

 

* Subdirector académico en la Secundaria Técnica 75 perteneciente a la Zona 16 del Subsistema Federalizado de Secundarias Técnicas en Juárez, Chihuahua, además de ser activista social, columnista de 4 Vientos y analista político.

Ensenada, B.C., México, jueves 21 de abril del 2022.

 


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.