Retratos de madre: un monólogo para reflexionar los paradigmas femeninos (+ Carrusel fotos)

Comparte en redes sociales

Deborah, Noemi y Ruth, tres mujeres, tres monólogos, tres retratos de madre que encarnan el paradigma de lo femenino de los años 60’s.

Daniel Arellano* / A los 4 Vientos 

Ensenada, B. C., viernes 2 de diciembre 2016.- Los nombres anteriores corresponden a los personajes femeninos que le dan vida a un monólogo ideal para viajar al pasado, cuando los proyectos de vida de las mujeres estaban definidos por una sola condición: ser madre.

Partiendo de la visión masculina que tenía el dramaturgo inglés Arnold Wesker sobre el arquetipo de mujer de los años 60’s, la obra “Retratos de Madre” evidencia el contraste entre los paradigmas femeninos de mediados del Siglo XX y la segunda década del Siglo XXI. 4 Vientos entrevistó a la dramaturga Virginia Hernández, directora de esta puesta en escena, quien nos platicó un poco acerca de la propuesta de retomar esta obra:

“Hay que partir de que en la actualidad las mujeres estamos construyendo nuestros propios paradigmas: hay un empoderamiento de la mujer. Entonces esta obra cobra importancia porque a través de ella podemos observar los grandes cambios que ha habido en tan poco tiempo. La obra también es muy interesante porque de alguna manera refleja a las madres de esa época”.

15271314_1244430942283501_1156752352_o

Virginia Hernández a la izquierda y el elenco de “Retratos de Madre”

Asimismo, Virginia Hernández señaló la importancia de retomar la obra de Anrold Wesker ante su reciente fallecimiento en abril del año en curso, pues fue un clásico de las letras inglesas en el terreno de la dramaturgia:

“Se nos ocurrió entonces hacer un homenaje a este autor, y traerlo para que lo conozcan. Entre sus múltiples obras tiene un libro de donde extraemos estos retratos de madre, donde no sólo hay estos tres, sino varios más. Entonces es un excelente material tanto para la investigación como para el disfrute y el divertimento, y es muy interesante como utiliza la comedia clásica inglesa, que no es de chiste, sino fina, de humor inteligente”.

a3a781b2-2e72-11e3-_460298c

Anrold Wesker, un clásico de las letras inglesas en el terreno de la dramaturgia, falleció el 12 de abril del presente año

Otro rasgo a destacar de esta puesta en escena es el escenario utilizado, pues para su interpretación se habilitó el Foro de Teatro de la Facultad de Artes en UABC Valle Dorado. Siendo tres los actos del monólogo, el área fue dividida para aprovechar al máximo el espacio, con el objetivo de que cada interpretación se desarrollase en su escena particular:

“El salón es un espacio para ensayos, pero desde hace 3 o 4 años Fernando Rodríguez Rojero —titular del taller de Teatro— lo ha habilitado para que al finalizar cada semestre, los alumnos del taller de teatro pongan en escena alguna obra. Los objetivos son claros: Es un espacio disponible, donde es viable llevar espectáculos de cámara, de corte pequeño. A la vez, esto permite acercar a los universitarios al teatro ofreciendo actos en su segundo hogar, el Campus universitario, creando así nuevos públicos que disfruten del teatro

Por último, Virginia Hernández nos habló un poco sobre el proceso de dirigir una obra teatral como ésta:

“Es una navaja de doble filo, porque uno tiene precisamente sus ideas, uno ya tiene preconcepción de lo que es ser mujer, entonces este tipo de obras lo pone entredicho. El teatro siempre implica reflexión, porque a través de él observamos la visión del otro —en este caso del varón, acerca de lo que piensan de las mujeres. La ventaja de reflejarnos a través del teatro es que podemos modificar lo que no nos gusta de nosotros mismos, a través de observar personajes y situaciones, y si no te gusta lo que ves, pues modificarlo”.

5526724ddcc9c_1420_

El paradigma femenino del Siglo XX estuvo marcado por el arquetipo de la “mujer ama de casa”, un fuerte contraste con las nuevas reflexiones sobre lo femenino en el Siglo XXI, cuyo eje central ha sido el empoderamiento de la mujer

Interpretada por estudiantes del Taller de Teatro de la Facultad de Artes, Ensenada, “Retratos de madre” es un caleidoscopio de los proyectos de vida que las mujeres podían escoger en los 60’s a partir de su condición de ser (o no ser) madres. Constando de tres actos donde cada mujer desarrolla un monólogo que involucra pláticas con personajes imaginarios, cada interpretación representa diferentes concepciones de lo femenino:  

Deborah —interpretada por Alejandra Ramírez—, “la mujer como madre tierra”. Es la madre arquetípica que vive para criar a los hijos, es la “ama de casa por excelencia”, enérgica y desafiante, por lo que es una profesional en cocinar, limpiar, lavar, planchar y cuidar a los niños. Entre sus diálogos —desarrollados mientras empuja un carrito de supermercado y platica con otra madre— asoma un gozo por su propia vida, una especie de “placer” por criar a los hijos que evidencia una “necesidad de que alguien la necesite”, al grado de tener la añoranza de ser “la madre de todos”. A la vez, defiende su vocación con ferocidad: “La gente no se da cuenta del trabajo y la organización que requiere sacar una casa adelante”.

Noemí —actuación a cargo de Marisol Ibarra—, “la mujer como madre que no llegó a serlo”. Es la mujer solitaria, que sentada en pijamas en el sillón frente al televisor espera ansiosa la llamada de su sobrino. Con mala memoria, una nostalgia manifiesta y el hartazgo de vivir una vida vacía, confronta la amargura del abandono con la añoranza de la juventud, lamentándose por no haber contraído matrimonio mientras vive del recuerdo de los buenos tiempos: “Lo que más extraño es que me abracen”.

Ruth —interpretación a cargo de Alejandra Cortez—, “la mujer como madre soltera”. Es la madre de carácter fuerte y recto, orgullosa de ser una “mujer independiente”. Su resentimiento lo proyecta en la crianza de su hija adolescente, a quien trata con una actitud autoritaria y neurótica. Mientras prepara maletas para ir de vacaciones con su hija, discute con ella manifestando una conducta bipolar de amor-rencor hacia su primogénita, convencida de que los hombres no son necesarios para formar una familia: “Ningún hombre es un libro interminable […] las madres suelen ser idiotas amaestradas por los hombres”.

La última presentación de temporada de “Retratos de Madre” será el día sábado 3 de Diciembre, a las 7:00pm en el Salón de Teatro de la Facultad de Artes UABC Valle Dorado, con una cooperación de $50pesos.

retratos-de-madree

* Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la DANIEL ARELLANOUniversidad Autónoma de Baja California. Reportero y articulista de A los 4 Vientos. Interesado en el periodismo de investigación, la literatura, el estudio de las redes sociales y el desarrollo político del país.


Comparte en redes sociales