Representante del INAMI en BC renuncia en medio de protestas de migrantes africanos y caribeños

Comparte en redes sociales

El Instituto Nacional de Migración (INAMI) dio de baja a su representante en Baja California, Rodulfo Figueroa Pacheco, quien este día presentó su renuncia al cargo a petición de las oficinas centrales del Director de la entidad pública, Francisco Garduño Yáñez.

4 Vientos / Foto principal: Expediente Público

Ensenada, BC., 9 de julio 2019.- Los motivos del relevo, indicó a medios locales el ex funcionario federal, obedecen “a los cambios en la estrategia que se está poniendo en marcha en materia migratoria” del país, entre ellos la construcción de grandes albergues para migrantes y asilados centroamericanos que serán administrador por el sector público.

El 1 de diciembre del 2018, Figueroa Pacheco fue confirmado en el cargo por el entonces recién nombrado Director del Instituto, Tonatiuh Guillén.

Años antes, organizaciones civiles del estado como Espacio Migrante y el Comité Estratégico de Ayuda Humanitaria de Tijuana se quejaron de su trabajo migratorio ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Específicamente denunciaron que Rodulfo Figueroa abusó de los derechos de los migrantes haitianos en la crisis del 2017.

Otras 4 asociaciones civiles protectoras de los derechos humanos de migrantes en Baja Califormnia, informaron que, de junio de 2013 a abril de 2018, la entonces Delegación del INAMI en Baja California deportó a ocho mil 467 personas extranjeras, cifra tres veces más alta que las 2,714 registradas en los cinco años anteriores.

La protesta de migrantes africanos y caribeños (Foto: Noticias SIN)

Además, asentaron que en ese lapso la oficina federal acumuló 100 quejas en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y dos recomendaciones por diversas violaciones a derechos de los migrantes.

De hecho, el último escándalo en el que indirectamente se vio involucrado sucedió este día en Tijuana, cuando un grupo de aproximadamente 200 asilados africanos -Camerúm, Eritrea y Etiopía- denunciaron que personal del Instituto de Migración les cobraba entre 700 a mil dólares para colocarlos en la parte superior de la lista de solicitantes de asilo en los Estados Unidos.

“Pensábamos que con el cambio de gobierno federal habría una persona que tuviera una perspectiva de derechos humanos, no de persecución o criminalización de los migrantes”, dijo en enero de este año a la cadena CNN en español, la activista Paulina Olvera Cáñez, directora de la asociación civil Espacio Migrante, de Tijuana.

Posteriormente, el Comité Estratégico de Ayuda Humanitaria denunció que la delegación de Migración negó el estado de crisis humanitaria que vivía Baja California por el arribo de miles de migrantes haitianos a Tijuana, Mexicali, Playas de Rosarito y Ensenada, así como la llegada de las primeras caravanas de centroamericanos al estado.

Hoy, Figueroa Pacheco afirmó que su renuncia “fue acordada” con el Director del INAMI, Francisco Garduño Yáñez, quien asumió el cargo el 18 de junio.

Jesús Alejandro Ruiz Uribe, Delegado en Baja California de la Secretaría de Bienestar, manifestó la tarde de hoy que la Oficina de Representación del INAMI estará bajo responsabilidad de Luis Humberto López, quien se desempeñaba como Subdelegado del Instituto en Mexicali.


Comparte en redes sociales