Reinstalan a la única maestra despedida en BC por no hacer examen de la Reforma Educativa peñista

Comparte en redes sociales

Hace poco más de tres años, la profesora Carmen Uscanga fue despojada de su plaza sindical en la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas (PFLC) de Tijuana.

La maestra, al firmar el convenio de reinstalación a su plaza (Facebook)

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

Ensenada, B.C., 18 de julio del 2019.- Ello por negarse a ser evaluada bajo los criterios de la reforma educativa del ex presidente Enrique Peña Nieto, acción que en todo el país hicieron otros mil 5 profesores de acuerdo con un informe de la Secretaría de Educación Pública (SEP) al Senado, el pasado 18 de abril.

Sin embargo, el martes 16 de julio, como ha pasado en los últimos 5 días con otros 359 profesores del país a un costo de 730 millones de pesos, fue reinstalada en su grupo y plaza porque se eliminó el castigo que le impuso la Secretaría de Educación Pública (SEP),

Se trata del único caso que se dio en Baja California.

El Profesor Marco Antonio Pacheco Peña, Coordinador Estatal de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Baja California, organización gremial a la cual pertenece la maestra Uscanga, dio la información en su cuenta en Facebook.

Manifestó que la Dirección General de Educación Superior para la Educación (DGESPE), oficina de la SEP a nivel nacional, entregó hace unos días la constancia que ordena la inmediata reinstalación de la profesora tijuanense, con todas sus prestaciones laborales a salvo.

https://www.facebook.com/2246552742081178/videos/2083264505300358/

Con el documento, el martes 16 de julio la organización gremial acompañó a la maestra a la dirección de la preparatoria federal. Ahí recibieron la constancia y se procedió a restituir los derechos de la afectada.

Se tomó el acuerdo de que Carmen Uscanga reanudará sus clases a partir del mes de agosto, cuando inicie el semestre 2019-2.

El 26 de junio, en una reunión del Presidente Andrés Manuel López Obrador con los dirigentes nacionales de las 33 secciones sindicales de la CNTE, se acordó acelerar el proceso de reinstalación de todos los maestros cesados por no aceptar la evaluación de la reforma educativa de Peña Nieto.

También “hacer justicia” a todos los profesores que sufrieron conflictos legales por oponerse a la norma educativa ya derogada.

En los últimos 5 días, aparte del caso único de la maestra Uranga en Baja California, otros 359 profesores de la CNTE han sido reinstalados en sus plazas -algunos de ellos tras 8 años de espera-, lo que significó la erogación federal de casi 730 millones de pesos, según cifras expuestas el 13 de julio por la SEP.


Comparte en redes sociales