REDES DE PODER: Conversaciones con el abuelo

Comparte en redes sociales

El desfile que conmemora la Revolución Mexicana, o los que se organizan durante el carnaval en febrero de cada año pone de manifiesto que Ensenada carece por completo de vías de comunicación que sean funcionales.

Alfonso Torres Chávez /A los 4 vientos

En un evento tan sencillo como acudir a un desayuno en día festivo, pude percatarme de que Ensenada no tiene vías de comunicación eficientes. Con esto no se afirma que no existan, pero las que hay son insuficientes y no cubren las necesidades viales de la ciudad.

Ensenada es famosa por la vendimia a tal punto que las agencias de viajes ofrecen paquetes completos para los eventos.

Hace un año en el último evento de la vendimia –el concurso de paellas Dr. Ramón García Ocejo- había un promedio de 5,000 personas.

Esto nos puede dar una idea de las dimensiones. Si en un evento cubren una explanada 5,000 personas, eso es un problema: se saturan calles, avenidas, carreteras y los hoteles de la ciudad no tienen la capacidad que se requiere.

Fiestas de la Vendimia en el Valle de Guadalupe, Ensenada, B.C.: Foto: Vendimia 2016 Vívelo

En poco más de treinta años Ensenada ha crecido en zonas donde al inicio todo era terreno baldío, sobre todo al sur de la ciudad.

Hoy esas zonas están cubiertas por la Macroplaza del Mar, donde tenemos todo tipo de diversiones, amenidades y otras cosas a su vez, cines, tiendas, restaurantes y zonas residenciales.

México no es un país que se distinga por hacer proyecciones a veinte o treinta años de distancia en ningún rubro. Quizá por ello es que Ensenada como ciudad está trabada en su crecimiento.

Nadie ha pensado que la proyección de la ciudad y su crecimiento demográfico llegarían a estos espacios.

Desconozco conceptos de urbanismo y arquitectura, pero lo que es una realidad es que el crecimiento poblacional de la ciudad ya alcanzó a su distribución.

Es decir, en una ciudad como esta, donde se organizan las fiestas de la vendimia, la Baja 500, la 250, la 350 y la 1000 ya es hora de que alguien se dé cuenta que hemos crecido y que la ciudad está rebasada en sus límites.

Baja 1000, carrera Off Road que tiene punto de arranque y meta de llegada en el corazón de la ciudad de Ensenada. Foto: Off-Road.com

Si la ciudad sigue creciendo a este ritmo y sin ninguna proyección plausible seguiremos sufriendo los mismos problemas: el aumento de los eventos delictivos también tiene relación con el crecimiento urbano.

Si ya dejamos de poder dormir con las puertas abiertas, es hora de que nos demos cuenta que ya crecimos.

Ensenada ya dejó de ser pueblo para volverse ciudad. No estoy en contra de la organización de eventos, que bueno que se lleven a cabo. El problema aquí es cómo vamos a crear las vías alternas que requiere la ciudad, como la conexión que se inició en Valle de Guadalupe con la calle décima y que sigue sin funcionar porque no está concluida.

Si no existe una planeación, la ciudad seguirá cayendo en un caos vial permanente que además es un peligro en situaciones de emergencia.

Bahía de Ensenada. Foto: Dave Miller´s México

Imagen de portada: Desfile del 20 de Noviembre en Ensenada, B.C. para conmemorar la Revolución Mexicana. Foto: ¿Qué pasa en Baja California?

 alfonso-torres-chavez* Alfonso Torres Chávez. Licenciado en Derecho por la UABC. Maestro en Derecho, Facultad de Derecho UIA- Tijuana. Especialista en Derecho Constitucional y Amparo. Académico-Investigador del Centro Universitario de Tijuana campus Ensenada. alfonsotorr@gmail.com

 


Comparte en redes sociales