Por deuda de casi mil mdp a la UABC, más austeridad, pero ésta no toca sueldo de Rector, patronos, altos directivos y académicos

Comparte en redes sociales

A siete meses de no contar con recursos públicos para cubrir el gasto de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), la Rectoría y el Patronato de la entidad anunciaron la puesta en marcha de un nuevo plan de austeridad para enfrentar el débito del gobierno con la institución educativa: 988.5 millones de pesos.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Foto principal: Uniradio Informa

Ensenada, B.C., 30 de abril del 2019.- Luego de confirmar el monto de la deuda, el Doctor Daniel Valdez Delgadillo y el Maestro en Ciencias Gustavo De Hoyos Walther, Rector y Presidente del Patronato Universitario, respectivamente, firmaron el acuerdo con el fin de extremar medidas que mitiguen los efectos por la falta de pago del adeudo federal y estatal con la universidad pública, problema que inició en octubre del 2018.

El sueldo del Rector, que asciende a 165 mil 869 pesos mensuales -es decir 53% por arriba de lo que gana el Presidente Andrés Manuel López Obrador-, y el de casi 300 altos cargos administrativos y académicos en la universidad, no son afectados.

Valdez Delgadillo manifestó que la UABC está trabajando “bajo protesta” y relató que un acuerdo de rescate para la universidad por 600 millones de pesos, que en marzo firmaron la Secretaría de Hacienda y el gobernador Francisco Vega de Lamadrid, fracasó porque, para la federación, “no era posible dar el adelanto porque el gobierno del estado se había excedido en la cantidad de adelantos que les podían dar.”

Entre las múltiples acciones que entraron en vigor con el Plan de Austeridad, Ahorro y Racionalización del Gasto, destacan la racionalización y prudencia en gastos de alimentación, combustibles y traslados a reuniones en caso de que estas no se puedan solventar a través de tecnologías de comunicación.

Foto: Archivo

Pero se restringirán las remodelaciones, ampliaciones y construcciones de bienes inmuebles en una institución que en marzo pasado, por la limitante presupuestal que enfrenta, dejó fuera a poco más de nueve mil aspirantes a ingresar al primer grado de estudios superiores en Baja California.

Otras disposiciones de rigidez administrativa que se aplicarán son la racionalización del gasto en la adquisición de vehículos, mobiliario y equipo de oficina, así como equipo de cómputo.

De igual manera, ayer se suspendieron tres festivales musicales con los que se conmemora el Día del Estudiante Universitario -23 de mayo- y no se cubrirá el pago de telefonía celular a ningún directivo o funcionario universitario, excepto en situaciones de emergencia.

Además, la UABC, en donde estudian 64 mil 533 alumnos matriculados de los cuales mil 668 son de posgrado, continuará con sus programas de ahorro en energía eléctrica, agua y uso de papel y cartón.

Origen oprobioso

En octubre de 2018, el Gobierno de Baja California suspendió la entrega de recursos a la Universidad. Alegó, y  sigue haciéndolo, que las Secretarías de Hacienda y de Educación Pública dejaron de cubrir el apoyo presupuestal para la institución, y el nuevo gobierno federal centralizó el método de pago.

Algunos estudiantes universitarios dicen que seguirán su protesta por la deuda (Foto: Gaceta UABC)

Juan Manuel Ocegueda Hernández, entonces Rector universitario, anunció que aplicaría un programa de reserva que fortalecería el Plan de Austeridad y Ahorro que la institución implementó en octubre del 2017, “para garantizar la sustentabilidad financiera de la intuición en el marco de las difíciles condiciones económicas que se enfrentaban por parte del Gobierno de Baja California.”

En febrero de este año, el Consejo Universitario de la UABC aprobó los estados financieros 2018 de la entidad educativa, en donde se reportó un déficit presupuestal de 303 millones de pesos que tenía su origen en la moratoria gubernamental.

Y el 13 de marzo, ya con el nuevo Rector en funciones y en el marco de una inusitada movilización de estudiantes de Mexicali, Tijuana, Ensenada y San Quintín para protestar por la perpetuidad del adeudo, estudiantes de la universidad denunciaron que el débito afectaba no sólo la operación administrativa de la UABC.

¿Academia o política?

– “Aparte de atrasar la publicación de la convocatoria para estudiantes de nuevo ingreso, la actitud del gobierno de Francisco Vega afecta los programas de Becas, Movilidad Estudiantil y Académica, de Presencia Cultural UABC, de Apoyos de Investigación, y de Apoyo a Proyectos y Servicio Social”, manifestó el grupo.

La protesta de universitarios en Mexicali (Foto: Síntesis TV).

Y concluyeron en su manifiesto: “Si todos los estudiantes alzamos la voz, nuestro poder es invencible. Estamos obligados a defender a nuestra Universidad y nuestro futuro. La conciencia como estudiantes es parte de nuestro desarrollo profesional.”

Al respecto, el Rector Daniel Valdez sostuvo que por el proceso electoral no es adecuado realizar marchas públicas de protesta porque pueden derivar en proselitismo político.

– “El tema de las marchas y sacar a la universidad a la calle a mí me parece muy complicado. Número uno porque nosotros somos privilegiados en educación superior, y dos porque la realidad de las cosas es que hay ahorita un ambiente electoral en Baja California y a mí sí me preocuparía que nosotros pasáramos de esa vocación académica que tenemos, a una vocación política”, manifestó el Rector.

Sin embargo, las estaciones radiofónicas universitarias en Mexicali, Tijuana y Ensenada reproducen a diario en su programación decenas de spots propagandísticos de los candidatos y partidos que participan en la actual contienda electoral de Baja California.


Comparte en redes sociales