PESE A SER LA UNICA FUENTE DE CONTAMINACIÓN CON BACTERIAS FECALES A LA BAHÍA DE ENSENADA, LA CESPE NIEGA SU RESPONSABILIDAD

Comparte en redes sociales

 

El director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE), Marcelino Márquez Wong, utilizó de nuevo el “serio déficit financiero” que enfrenta la entidad -cercano a los 220 millones de pesos anuales, dijo- para dos objetivos propagandísticos:

 

La desembocadura del arroyo El Gallo y su crónica descarga de aguas negras provenientes de la planta de la CESPE en la zona (Cadena Noticias).

 

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Foto destacada: Cortesía

Ensenada, B.C., México, martes 20 de julio del 2021.- Primero, desviar la atención del tema de la contaminación con bacterias fecales que por enésima ocasión provoca en las playas arenosas de la bahía de Ensenada su planta de tratamiento de aguas negras en la desembocadura del Arroyo El Gallo.

Después, amenazar a la población porteña con un inminente aumento a las tarifas por consumo de agua potable en 2022, así como la puesta en marcha, por parte del nuevo gobierno estatal, de un programa de planeación “que deberá contemplar la zona sur, en donde se requieren mil 700 millones de pesos para distribución y saneamiento”.

Y por primera vez en lo que va de su administración se pronunció en contra de la construcción de plantas desalinzadoras de agua de mar por la vía de los contratos de Asociación Pública Privada (APP) porque éstos “entierran a la Cespe sin piedad.”

Así, dio a conocer que la planta desalinizadora en San Quintín, que en 2015 se concedió como APP a la empresa israelí Kenton para diseñar, financiar, construir y operar durante 30 años una planta desalinizadora de agua de mar en el valle agrícola capaz de producir 250 litros por segundo de líquido potable, se canceló en definitiva el pasado 19 de julio.

Y que el gobierno federal no concederá nuevos permisos de ampliación a la empresa Aguas de Ensenada, subsidiaria de la transnacional española GS Inima Environment, en tanto no cumpla con su compromiso de entregar hasta 250 litros por segundo de agua potable a 96 mil usuarios en Ensenada, obra que el gobierno del panista Francisco Vega de Lamadrid le obsequió también bajo la fórmula APP.

Al respecto, Márquez Wong comentó: “En todo caso, debe ser el gobierno el que la construya (el segundo módulo de desalinización) porque las Asociaciones Público Privadas entierran a la Cespe sin piedad.”

Antes, con relación a la contaminación brutal que a la bahía de Ensenada genera la CESPE con sus continuos derrames de bacterias fecales desde su planta en El Gallo, el funcionario reconoció “la posibilidad de que la Cespe tenga alguna relación con la contaminación con enterococos en Playa Hermosa”.

 

Las aguas negras de la CESPE corren una vez más por el arroyo El Gallo hacia la bahía de Ensenada (Cadena Noticias).

 

Sin embargo, pese a ser la única empresa que tira sus aguas negras sin tratar a la desembocadura del Arroyo El Gallo, aclaró que el organismo paraestatal “no puede pronunciarse al respecto hasta que no se concluyan los estudios y, en su caso, asumir la responsabilidad que corresponda.”

 

Y fue más allá. Afirmó: “Para determinar si la CESPE contribuye o no a la afectación de la playa, expertos de Tijuana y Mexicali harán las mediciones para saber de dónde proviene la contaminación,” lo que evidenció el desprecio que los gobiernos del estado y Ensenada tienen hacia la comunidad científica de Ensenada (Cicese y UABC), la cual cuenta con los mejores especialistas en la materia.

 

Para el burócrata, las plantas de tratamiento que la comisión estatal opera enfrentan problemas en su capacidad de procesamiento de aguas negras.

En el caso de la Planta de El Gallo, origen por más de cuatro décadas de la contaminación crónica de bacterias fecales a la bahía local, explicó que su capacidad es 500 litros por segundo, pero procesa 620.

Pero aun así se negó a reconocer que esa planta es -una vez más- el origen de la contaminación de las playas arenosas de la ciudad que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) detectó e informó desde junio pasado al estado y al municipio de Ensenada, autoridad esta última que hoy presentó una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), por daños ecológicos a las playas locales y a la población.

4 Vientos presenta el contenido de un comunicado que la CESPE emitió luego de la reunión que Marcelino Márquez sostuvo este día con los socios de Compañías Mexicanas de la Construcción de Ensenada (COMICE):

 

Vista aérea de la Playa Municipal (Playa Hermosa) de Ensenada, una vez más cerrada por su contaminación con aguas negras (Cortesía).

 

“La Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada enfrenta un serio déficit financiero cercano a los 220 millones de pesos (mdp) anuales, del cual difícilmente se va a recuperar, si no se actualiza la tarifa y los usuarios pagan el agua, manifestó el director general de la paraestatal Marcelino Márquez Wong.

Por el corto periodo de esta administración no hubo planeación, reconoció, pero el próximo gobierno tendrá 6 años para encontrar una solución, para lo cual, en octubre, la Cespe entregará un diagnóstico en el que quedarán establecidas las necesidades financieras y de infraestructura del organismo.

Durante un encuentro con integrantes de Compañías Mexicanas de la Construcción de Ensenada (COMICE), que preside Abel Medrano Salazar, el funcionario dijo que posiblemente la gobernadora electa pondrá en marcha “una planeación en la que deberá contemplar la zona sur, en donde se requieren mil 700 millones de pesos para distribución y saneamiento”, sin considerar la falta una desaladora.

El proyecto para la desaladora del nuevo municipio quedó cancelado el pasado 19 de julio ya que se venció el plazo que se otorgó a la compañía Kenton para realizar la obra, por lo que el suministro para la región de San Quintín deberá estar a cargo del estado.

Márquez Wong adelantó que expertos canadienses y chinos ya están haciendo análisis para determinar el nivel de recarga que requieren los mantos freáticos del valle de San Quintín debido a la extracción de agua dulce, así como la problemática derivada de la cantidad de coliformes que se vierten en éstos por la falta de drenaje en aquella demarcación.

Respecto de Ensenada, el funcionario reiteró lo que ya ha dicho en otros foros que el acueducto Flujo Inverso (Tijuana-La Misión-Ensenada) que trae agua del Ríos Colorado, solamente soporta un torrente de 130 litros por segundo (lxs) y la planta desaliizadora de la ciudad de Ensenada aporta menos del 50% de los 250 lxs que establece su contrato.

Indicó que se exploran nuevas fuentes de abastecimiento como perforar a 200 metros el pozo del cañón de Doña Petra para incrementar el suministro a unos 120 lxs, así como traer aguas tratadas de Tijuana para regar zonas vitivinícolas en el Valle de Guadalupe.

 

Marcelino Márquez, director de la CESPE, tras platicar con los miembros de COMICE (Cortesía).

 

El director general de la Cespe advirtió que pende sobre Ensenada el riesgo que representa el crecimiento anual de Tijuana superior al 5%, lo que aumenta la demanda del liquido, por lo que se explora la posibilidad de retomar el proyecto del Acueducto Tanamá-Valle de Guadalupe, “pero este requiere una inversión de alrededor de dos mil 200 millones de pesos”.

LAS OBRAS

En el encuentro con el grupo empresarial que preside Abel Medrano Salazar, el funcionario informó que en 2021 la Cespe ha realizado 13 obras en beneficio de 3 mil 80 habitantes en Ensenada, y 4 acciones que mejoraron la calidad de vida de 4 mil 40 residentes en el nuevo municipio de San Quintín.

En este mismo rubro reveló que se tienen tres acciones del agua en proceso en las colonias Ex Ejido Ruiz Cortínez, Lomas de Gómez Morín y Lomas de los Ríos, las cuales tendrán un impacto positivo en mil780 habitantes.

Asimismo, informó que en San Quintín se desarrollan obras en las colonias Padre Kino 1, Los Ángeles, La Michoacana y Rancho Nuevo, que beneficiarán a 7,160 pobladores

 En total, presumió, la CESPE podrá llevar agua potable a 16 mil 60 residentes de Ensenada y San Quintín.

ASEGURA PAGO A PROVEEDORES

El director de la Cespe Marcelino Márquez Wong aseguró a los socios de COMICE que la paraestatal dejará de hacer obras y reparaciones a menos que sean urgentes, para canalizar los recursos por alrededor de 15 millones de pesos que tiene con proveedores y contratistas.

“Durante los meses de agosto, septiembre y octubre, dijo, será para liquidar el 100% de los adeudos generados durante esta administración, y si se puede abonarle a las de años anteriores.’”

 


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *