Pese a gendarmes federales, Ensenada acumula más muertes dolosas pero pone tras las rejas a sus indigentes

Comparte en redes sociales

El repunte de la violencia en el municipio de Ensenada no cede y en las últimas horas se registraron dos muertes dolosas más para sumar 11 en tan sólo seis días.

A los 4 Vientos

15 de agosto del 2017.- Los nuevos  casos ocurrieron en la delegación de San Quintín (ayer por la madrugada) y en la colonia Manuel Altamirano (hoy en la mañana), en pleno centro histórico de la ciudad y puerto de Ensenada.

La falta de coordinación radial entre la policía municipal preventiva y la policía comercial de Ensenada permitió la fuga del vehículo en donde viajaban los presuntos asesinos de una persona en la colonia Altamirano, también conocida como “Aduana”, a pocos metros de donde está la sede del histórico edificio que ocupó la aduana marítima en Ensenada.

Policías auxiliares manifestaron A los Cuatro Vientos que a raíz de la sistemática infiltración delincuencial al sistema radiofónico que opera la coordinación policial, la comunicación de ellos con sus colegas está prohibida y sancionada.

“Escuchamos que hubo un incidente en la mañana (el reporte del atentado se conoció a las 9:40 horas), que se montó un operativo para localizar y detener a los agresores, así como las características del vehículo sospechoso. Bueno…, algunos de nosotros observamos autos muy similares a los que buscaban nuestros compañeros pero como nos tienen prohibido usar la frecuencia de ellos, que además está bloqueada para nosotros (los policías estatales, municipales y federales coordinados, quienes utilizan radiofrecuencias exclusivas para hablar entre ellos), y no fue posible indicarles por dónde se fueron los automóviles sospechosos.”

Hoy en la ciudad de Ensenada, a plena luz del día. Foto: Diario Frontera

En este incidente hubo dos víctimas, las cuales quedaron tendidas en la calle prolongación Virgilio Uribe. El muerto, un hombre de aproximadamente 35 a 40 años, tenía impacto de bala en diversas partes del cuerpo, así como un cinturón cerrado en el cuello con el que presuntamente fue sometido antes de ser asesinado.

Otro hombre, cuya identidad tampoco fue notificada por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) hasta las 19:30 horas, estaba herido y fue trasladado para su atención de emergencia en el Hospital General de Ensenada.

Y 38 horas antes, en la calle Benito Juárez de la colonia Carmona en la delegación San Quintín, otro hombre fue asesinado con al menos cinco tiros de bala calibre 9 milímetros.

El incidente se reportó casi a la una de la madrugada del lunes 14 de agosto y fue la continuación de una jornada violenta en el valle de San Quintín, en donde del miércoles 9 al viernes 11 de agosto fueron recuperados seis cadáveres por el servicio pericial de la PGJE, incluida una mujer entre las víctimas tampoco identificadas hasta las 8 de la noche de hoy.

Cabe destacar que apenas el pasado viernes 11 de agosto el Ayuntamiento de Ensenada puso en marcha un operativo de seguridad en el valle agrícola que se ubica 160 kilómetros al sur de la ciudad de Ensenada. En él participan los casi 200 gendarmes federales que la Secretaría de Gobernación destinó para controlar y combatir la delincuencia en uno de los tres municipios costeros de Baja California, y en donde se han registrado este año más de 65 homicidios premeditados.

Pero eso sí, policías detienen a indigentes de Ensenada (Cortesía).

Se cubren de gloria

En la ciudad de Ensenada este programa de seguridad pública, en coordinación con el programa piloto para atención a personas en situación de calle del Sistema municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) , logró hoy la detención de 20 personas que vivían debajo del puente del Arroyo El Gallo y en un predio baldío sobre el bulevar Costero.

A ellos se les aplicó infracciones por violar al artículo 26 del Bando de Policía y Gobierno que se refiere a presuntos atentados contra la paz y tranquilidad pública del municipio, específicamente las fracciones XXIII y XXIV: “Pernoctar en los parques, plazas, áreas verdes y demás sitios públicos, sin necesidad urgente o sin el permiso de autoridad municipal competente”; y “Mendigar en áreas públicas, solicitando dádivas de cualquier especie, sin tener notoria imposibilidad física o mental para el trabajo”.

También se “limpio” el lugar en donde los presos vivían y se desconoce el fin que tuvieron sus escasas y miserables pertenencias.

Paradójicamente a los motivos por los cuales los indigentes fueron detenidos, el jefe de Vinculación de la Dirección de Seguridad Pública Municipal y coordinador del programa impulsado por DIF local, Juan Francisco Chávez Ibarra, informó que una vez que los indigentes presos estaban en los separos de la institución, personal del sistema familiar se acercó a la Estación Central para ofrecer apoyo a los detenidos que se encuentran en situación de calle y que presentan problemas de adicción al alcohol y/o las drogas; siendo seis personas las que aceptaron voluntariamente ingresar a rehabilitación.

“Este tipo de acciones se realiza periódicamente pues el objetivo del programa piloto es apoyar a quienes por diversas circunstancias no cuentan con un hogar, a fin de brindarles las herramientas que les permitan salir adelante alejados de las calles y de las adicciones”, explicó el funcionario.

El ayuntamiento “limpia” su imagen pública destruyendo los paupérrimos bienes de los indigentes de Ensenada (Cortesía).


Comparte en redes sociales