Noticiario 4V del Jueves 15 de Junio de 2017 (VIDEO en YOUTUBE y FACEBOOK)

Comparte en redes sociales

El noticiario número 234 de “A los Cuatro Vientos”, el periodismo en internet, con la información y los comentarios a lo más relevante del mundo, del país y del terruño. Muchas gracias por seguirnos en internet y las redes.

https://www.facebook.com/4vientos.net/videos/1591952370877324/

 

Los científicos que quieren reparar al ser humano con la caja de herramientas de las bacterias.

Hace milenios que los humanos utilizamos microbios para que nos hagan la vida más agradable. Desde la prehistoria, algunas levaduras han servido para producir bebidas alcohólicas y hay teorías que afirman que la agricultura se inventó para hacer cerveza. Las bacterias fueron necesarias para fermentar la leche cuando aún era un alimento intolerable y pusieron a disposición de la humanidad alimentos nutritivos como la leche o el queso. Con el paso del tiempo, esta utilización de la lista de trucos bacteriana se ha sofisticado y ha permitido producir alimentos transgénicos, medicamentos o secuenciar el genoma de los neandertales.

Ayer, en Madrid, se reunían dos biólogas y un biólogo que han hecho posible el último asalto a la caja de herramientas de los microorganismos. Jennifer Doudna, Emmanuelle Charpentier y Francis Mojica son tres de los principales artífices de la técnica de edición genética conocida como CRISPR y por ese trabajo han ganado el premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Biomedicina, que se entrega hoy. Mojica, el investigador de la Universidad de Alicante con el que empezó todo, reivindicaba ayer el trabajo de los científicos que, en principio, solo buscan conocer mejor la naturaleza. A principios de los noventa, comenzó a estudiar a un microorganismo de una célula conocido como Haloferax mediterranei que sobrevivía en las hostiles condiciones de las salinas de Santa Pola.

De izquierda a derecha, Francis Mojica, Jennifer Doudna y Emmanuelle Charpentier. (Foto: Fundación BBVA).

La capacidad para cortar y pegar ADN abría la posibilidad a eliminar los defectos que causan enfermedades o incluso desmontar la capacidad de un virus como el VIH para atacar al sistema inmune humano o del virus del papiloma para producir cáncer. Este año comenzarán más de 20 ensayos clínicos con humanos que intentarán probar la edición genética con CRISPR para tratar enfermedades. Además de los mencionados esfuerzos para desactivar virus, algunos experimentos aplicarán la técnica al tratamiento del cáncer añadiendo genes a los linfocitos T para que ataquen a algunos tumores concretos. Charpentier considera que las primeras enfermedades en las que el CRISPR se podrá aplicar de una forma generalizada serán algunas del ojo o la sangre (Diario El País).

Si te gusta nuestro programa ¡NO TE LO PIERDAS Y COMPÁRTELO!

Ensenada, B. C., jueves 15 de junio de 2017.


Comparte en redes sociales