MUSA VERDE: Alfa y Omega de SARS-Cov-2, el virus que no se va

Comparte en redes sociales

 

 

Aparece la pandemia Covid-19 en las primeras páginas de todo el mundo. A veces reportando una nueva variante, a veces como un escándalo político. El caso de Boris Johnson, Primer Ministro inglés, se dio luego de fiestas que se realizaron en su residencia oficial de Downing Street 10, en los tiempos en que él que pedía a los ciudadanos británicos que se mantuvieran aislados y encerrados para prevenir la dispersión del virus. Johnson ya pasó una época en el hospital; luego se vacunó.

 

Boris Johnson, primer ministro británico ( (AFP/Andrew Parsons).

 

Horacio de la Cueva* / Edición de redacción: 4 Vientos / Foto destacada ilustrativa: Las vacunas desarrolladas por industrias farmacéuticas privadas fueron creadas con subsidios gubernamentales generados por impuestos. ¿Ahora también hay que pagarles porque nos dejen usarlas? (Youtube)

China tiene la política gubernamental de aislar y erradicar al virus que allí se originó. No duda en aplicar medidas draconianas y totalitarias de aislamiento, restricciones de compras y viajes, burbujas para los Juegos Olímpicos invernales, pasaportes de salud y vacunación. A pesar de todo SARS-Cov-2 supera sus barreras.

Edad de vacunación: A medida que la investigación y la producción de vacunas avanza, la edad mínima de vacunación disminuye.

En los infantes el virus causa el Síndrome Inflamatorio Multisistémico (MIS-C) hinchando corazón, pulmones, riñones, cerebro, piel, ojos u órganos gastrointestinales.  Este síndrome queda fuera de la protección de los planes de salud privados y públicos, subiendo los costos de su tratamiento. MIS-C puede ser mortal.

Evolución: El nombre  del juego es dejar más descendencia. Las mutaciones de cualquier organismo, es decir con más descendientes, producen evolución.

La variabilidad es seleccionada para aprovechar mejor los recursos. Los virus tienen muchas mutaciones y tiempos generacionales cortos. Las variantes que nos preocupan son productos evolutivos.

Hong Kong: Territorio chino sin medidas draconianas para controlar la pandemia, pero el número de casos se sale de control. ¿Será SARS-Cov-2 la excusa para aumentar la represión?

Los medicamentos desarrollados en los últimos meses permiten combatir SARS-Cov-2, pero no son alternativas a las vacunas. Sólo han sido aprobados para uso de emergencia. Ni están disponibles para todos ni en todo el mundo. Son  antivirales de acceso restringido y se venderán con receta médica, reduciendo las mutaciones del virus.

 

Medicinas y vacunas especializadas contra la pandemia (Imagen ilustrativa: Facebook).

 

Omicron, Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), infectará a la mitad de la humanidad. Los vacunados poco tememos una infección mortal y quedamos con la responsabilidad de frenar la propagación del virus.

Origen: SARS-Cov-2 fue descubierto en la ciudad de Wuhan, China. La política se ha impuesto a la ciencia; el origen del virus ya se debate entre la transmisión desde un murciélago a través de un pangolin vendido para consumo en el mercado de alimentos, o desde un laboratorio de alta seguridad donde se trabaja con este y otros virus.

El origen de la enfermedad, así, tiene consecuencias ambientales, evolutivas, científicas y políticas importantes.

Patentar la propiedad intelectual de las vacunas contra SARS-Cov-2, es una de muchas formas de reconocer el trabajo y el gasto en la investigación necesarios para su desarrollo, pero existen otras  recompensas.

Las vacunas desarrolladas por industrias farmacéuticas privadas fueron creadas con subsidios gubernamentales generados por impuestos.

¿Ahora también hay que pagarles porque nos dejen usarlas? ¿No es más importante la salud (y hasta la supervivencia) de la especie? Por esta ocasión pudieran liberar la propiedad intelectual a cambio de la gratitud y el reconocimiento.

Riesgos de la enfermedad contra la vacuna: Covid-19 es una pandemia de un síndrome respiratorio agudo que ha cobrado millones de vidas dada sus características de alta transmisión, tiempo de incubación y afectación aguda del sistema respiratorio.

 

Imagen en Youtube.

 

SARS: (Severe Acute Respiratory Syndrome) es el nombre en inglés del Síndrome Respiratorio Severo y Agudo.

SARS-Cov-2: Es el virus causante de la pandemia Covid-19. Seguirá mutando con variables más o menos infecciosas, más o menos peligrosas, más o menos mortales.

La aparición y propagación de las variaciones depende de cuántas personas son susceptibles a infección por no haber sido vacunadas.

Vacunar al 70% de la población mundial es la condición que la OMS ha puesto como la mejor y única forma de reducir  la tasa de aparición de variantes.

Las vacunas son uno de los descubrimientos más importantes en la historia de la medicina. Los riesgos médicos de la vacuna son conocidos y generalmente curables. Casos de autismo y las versiones de implantación de microchips, son leyendas urbanas producto de la ignorancia y del miedo a lo nuevo y desconocido.

Omega: Una de las variantes del SARS-Cov-2 que confirma que este problema no tiene fin. Los virus seguirán evolucionando y las pandemias son inevitables.

Cuidar el ambiente, fomentar la apertura científica y anteponer una salud pública efectiva y eficiente, son las mejores medidas preventivas que la humanidad debe aplicar para superar este problema.

 

* Es Doctor en Filosofía (Zoología) por la University of British Columbia, Canadá. Investigador titular del Departamento de Biología de la Conservación en el CICESE. Especialista en Biomecánica, Conservación de especies y ecosistemas. Es coordinador del programa de Maestría en Administración Integral del Ambiente por parte del CICESE y el COLEF.

Ensenada, B.C., México, miércoles 23 de enero del 2022.

 


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.