Murió el creador del “Bonillismo”

Comparte en redes sociales

 

Debido a un cáncer que padecía desde hace varios años, Xicotencatl Leyva Mortera, el último gobernador priista de Baja California, falleció la madrugada de ayer jueves 30 de septiembre en Tijuana.

 

Patrocinador de la carrera política de Jaime Bonilla, Xicotencatl Leyva se adueñó de Morena en el estado. Primero colocó a su sobrino Rafael Leyva (en la foto, a la derecha) en la coordinación general de la campaña a la gubernatura de su protegido, y después intentó imponer a su familiar en la presidencia del partido de López Obrador en el estado. No lo logró, pero sí dominó a plenitud ese partido (Archivo).

 

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos / Foto destacada: El Vigía

Ensenada, B.C., México, viernes 1 de octubre del 2021.- A inicios del pasado mes acudió de emergencia a un hospital de la capital de Baja California, pero horas después salió caminando.

Fue padrino político del gobernador Jaime Bonilla y apoyó al presidente Andrés Manuel López Obrador desde que éste fundó su partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Autoritario, intolerante, arrogante y represor durante su gubernatura, durante la cual acentuó su presencia el Cártel de Tijuana -conocido como “Arellano Félix”-, fue destituido del cargo por Carlos Salinas de Gortari el 5 de enero de 1989, luego de que éste asumió la presidencia del país un mes antes.

Ello pasó por una presunta venganza de cuestionado presidente priista luego de que Baja California fue uno de los estados de la república en donde la población votó masivamente a favor del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas.

De él se recordarán siempre los hechos que protagonizó el 1 de septiembre de 1988:

 

Leyva y Bonilla; sin duda, felices de su venganza del priismo (Internet)

 

Ese día, el recién estrenado Senador de la República Porfirio Muñoz Ledo, integrante del Frente Democrático Nacional que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas a la presidencia, rompió el protocolo legislativo al interpelar al entonces presidente priista Miguel de la Madrid Hurtado durante su último informe de gobierno, lo que provocó la ira de Leyva Mortera, presente en el recinto de San Lázaro en su calidad de gobernador.

Cuando Muñoz Ledo abandona el recinto -en protesta por el fraude electoral cometido en julio de ese año que impuso en la presidencia a Salinas de Gortari-, el mandatario bajacaliforniano intentó agredir físicamente al legislador. Primero le lanzó un puñetazo que terminó golpeando el rostro de un reportero, así como una patada que tocó la pierna derecha de Muñoz Ledo.

Y al finalizar la ceremonia del informe, Leyva Mortera corrió junto a la escolta que acompañaba el automóvil presidencial.

Todo un espectáculo que lo exhibió de cuerpo entero.

 


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *