MÉXICO LINDO Y QUERIDO

Comparte en redes sociales

 

 

El moreliano “Chucho” Monge y el trío Tariácuri hicieron famosa la canción “México lindo y querido” en el año de 1945. De entonces a la fecha este canto lo han hecho suyo aquellos que, como yo, en algún momento y por distintas circunstancias hemos estado fuera del país.

 

Jorge Negrete, la figura popular que inmortalizó -para bien o para mal- la canción de Jesús Monge (Facebook).

 

Jesús Sosa Castro* / 4 Vientos / Foto destacada: AMLO y sus simpatizantes en Washington (Diario El País)

Cantarla u oírla en lo personal o en lo colectivo, despierta emociones y nostalgias muchas veces guardadas en el alma. Las cuales brotan tan pronto como esta especie de himno, remueve las fibras de nuestro nacionalismo, el amor por la patria.

En los dos viajes que ha hecho nuestro presidente a Estados Unidos, a la ONU primero y la semana pasada a Washington para reunirse con Biden y Trudeau, nuestros paisanos hicieron de las calles cercanas a donde se reunieron los tres mandatarios el espacio en el que retumbaron los aplausos, las adhesiones a las políticas de AMLO.

La nostalgia y el orgullo de ser mexicanos hicieron que el canto sobre el “México lindo y querido” se hicieran presentes como reconocimiento a nuestro ser nacional. Un momento feliz que hizo surgir las lágrimas en muchos de los mexicanos que coreaban el nombre de su presidente.

Motivos para que esto pudiera darse y verse al través de las redes sociales en muchas partes del planeta, fueron evidentes. Por primera vez el presidente de México puso en la mirada del mundo las políticas de un gobernante que lleva en el alma los sentimientos y las demandas de un pueblo con hambre y sed de justicia.

Miles de mujeres y hombres que se hicieron migrantes porque su patria y los gobiernos de la oligarquía y que nunca quisieron ni pudieron atender satisfactoriamente sus demandas, se fueron del país huyendo de la miseria, de la represión y del clasismo que sobre los pobres montaron los privilegiados, los que hicieron del robo a la nación el modus vivendi que hoy lloran con amargura al ver perdidas sus canonjías y un gobierno abrazado por su pueblo.

 

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS Simpatizantes del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, participan en eventos cerca de la sede de las Naciones Unidas en conmemoración de que México asumió la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU el martes 9 de noviembre de 2021 en Nueva York. (EDUARDO MUNOZ/AP).

 

En el canto del México lindo y querido, los migrantes mexicanos y los que estamos de este lado de la frontera con Estados Unidos, estaban contenidos los pasos que hemos dado en la conquista de un proyecto de nación en el que se encuentran nuestros sentimientos nacionalistas, el orgullo de ser mexicanos y especialmente el cumplimiento de un anhelo democratizador y libertario por el que tanto hemos luchado millones de mujeres y hombres.

En ese coro que se oía en las calles cercanas a esos encuentros, los mexicanos estábamos mostrando un contento por lo que se está construyendo en el país.

Se trata del derecho a la libertad de expresión, la participación de la gente en la defensa de la democracia participativa, la batalla por los apoyos del pueblo a sí mismo, por la lucha contra la corrupción, contra la impunidad; por el apoyo a los adultos mayores, a los niños, a los campesinos y a todos aquellos que caminaban por senderos llenos de olvido y amargura, fue lo que Salió del corazón de los forjadores del México de hoy

El canto del “México lindo y querido” estuvo acompañado de otras expresiones que brotaban de nuestros paisanos. Honesto y valiente, ese es nuestro presidente, era el grito que desgarraba las gargantas de nuestros compatriotas y hacían correr por nuestras venas el orgullo y la satisfacción de contar con un gobernante que está haciendo respetar al país.

Pronto tendremos un México distinto al que ahora con satisfacción ya estamos mirando. Tendremos en pocos meses la oportunidad de ratificar el mandato al presidente López Obrador, de acompañarlo el 1º de diciembre en el zócalo de la CDMX.

 

Imagen: Youtube.

 

¡Será apoteótica esta victoria! La expresión carroñera, la que no le perdona a la gente haber llevado a la presidencia a uno de sus filas, incrementará su rabia ante cada triunfo del pueblo y sus inevitables derrotas políticas ya vistas por doquier

Ganaremos las seis gubernaturas del año próximo y empezarán a funcionar las obras de infraestructura como el AIFA, la Refinería de dos Bocas y se pondrá en marcha el tren rápido Toluca CDMX.

Para finales del 2023 el rostro de la patria será irreconocible. Las obras en construcción serán inauguradas por el presidente López Obrador y el orgullo nacional se multiplicará más allá de nuestras fronteras.

Entonces surgirán otros cantos y se abrirán otras alamedas. Por ellas caminarán los niños, los ancianos, el pueblo en general. Para entonces, los mexicanos podremos gritar al unísono con todo el corazón: ¡Viva el México lindo y querido!

Ese será nuestro nuevo canto de batalla.

 

* Es activista social en Ciudad de México. Comunista, analista político y articulista. Forma parte de la línea congruente y crítica del Partido Morena.

Ensenada, B.C., México, lunes 22 de noviembre del 2021.

 


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.