México inicia en La Paz, BCS, efecto del choque de aves en aviones civiles y comerciales

Comparte en redes sociales

Caracaras, chorlos, zopilotes y fragatas son algunas de las aves rapases, carroñeras y marinas que se han impactado con aviones civiles y comerciales que arriban o despegan del Aeropuerto Internacional de La Paz, Baja California, sin provocar daños significativos a las aeronaves… hasta el momento.

Todos@Cicese / 4 Vientos / Foto principal: Caracatra adulto

Ensenada, Baja California, México, 11 de mayo de 2018.- El reporte es de Sandra Gutiérrez Serralde, tesista de Maestría del posgrado en Ciencias de la Vida del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), quien por primera vez en México valida el índice Birdstrike Risk Index2 (BRI2) para calcular el riesgo de impacto entre aves y aviones.

Lo hace en el Aeropuerto Internacional de La Paz, en Baja California Sur, que es una terminal aérea de bajo movimiento de vuelos y que sirve como un modelo de investigación que posteriormente se trasladará a otros aeródromos de mayor importancia en México.

Los impactos entre aves y aviones conocidos como “birdstrikes”, son más comunes de lo que se cree. Una colisión a velocidad de despegue (257 a 290 kilómetros por hora) puede pasar desapercibido o causar daños reparables, pero también puede provocar un evento catastrófico.

Sandra Gutiérrez explicó que el BRI2 fue diseñado por la Doctora Cecilia Soldatini (investigadora del CICESE-Unidad La Paz y directora de tesis de Sandra) y un equipo de especialistas de la Universidad de Venecia Ca’ Foscari.

Actualmente, el BRI2 se utiliza por decreto de ley en todos los aeropuertos de Italia. El trabajo de tesis de Gutiérrez Serralde será el primer caso de estudio en México que emplea este índice.

El aeropuerto internacional de La Paz, Baja California Sur (Cicese)

“En los aeropuertos de México se implementan distintos índices con la misma base. La mayoría toman en cuenta, principalmente, la abundancia de las especies. Entre mayor número de individuos haya en las áreas de interés, como pistas, esas especies van a ser evaluadas en una escala del 1 al 5, siendo 5 un riesgo muy alto y el 1 como riesgo bajo”, compartió la tesista.

La Doctora Cecilia Soldatini agregó que “a diferencia de los índices que se utilizan en México, el BRI2 analiza dos componentes: la presencia de fauna (cantidad de individuos, sus características físicas y su comportamiento dentro de la zona aeroportuaria) y la historia del grupo de especies en el aeropuerto; es decir, si alguna especie tuvo un impacto en el pasado. Esta acción se considerará dentro del cálculo del índice”.

Los resultados que brindan los índices que se utilizan en la mayoría de los aeropuertos de México son una evaluación de riesgo. El BRI2, aparte de evaluar el riesgo, estima la probabilidad de un birdstrike puesto que toma en cuenta las características ecológicas de la especie.

“En la experiencia de los aeropuertos italianos vimos que la importancia de utilizar el BRI2 recae en dos aspectos. Por un lado te permite realizar acciones de manejo, ya que el índice tiene variabilidad en el año debido a la presencia de las especies y su estacionalidad. Eso permite a quienes manejan el aeropuerto ver cuáles son los momentos del año donde hay un riesgo más alto y concentrar las acciones para disminuirlo.”

Agregó Soldatini: “Por el otro lado, al implementar buenas acciones de manejo se puede acceder a mejores seguros contra accidentes y esto refleja una ventaja económica para el mismo aeropuerto.”

Después de la experiencia de utilizar como estándar para el análisis de riesgo el BRI2 en el aeropuerto de Italia, la Doctora Soldatini se interesó por validarlo en México.

El Aeropuerto Internacional de La Paz, perteneciente al Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), mostró interés en apoyar la investigación y a través de un convenio que firmó con el CICESE (Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, que depende del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), proporcionó información, facilitó el acceso al aeródromo y apoyó con una parte de la beca para Sandra Gutiérrez.

Soldatini reveló que este aeropuerto se puede considerar de bajo impacto por el poco tráfico aéreo que tiene. Sin embargo, una vez que se valide el BRI2 mediante el trabajo de tesis de Sandra Gutiérrez, se pretende hacer una comparación con otro de mayor impacto.

Uno de los beneficios que se tiene a partir de la firma del convenio es el acceso a la información. Gutiérrez Serralde indicó que en México existe poca información pública acerca de los impactos entre aves y aviones en aeropuertos.

“En otros países, como Estados Unidos o Inglaterra, se tiene documentado choques de aeronaves con aves por escrito desde 1912. En México hay poca información y mucha se encuentra en bases de datos privadas. Aquí en La Paz los impactos que se tienen registrados por escrito, todos sin daños, son con una especie entre rapaz y carroñera que se llama Caracara cheriwayes. También han existido impactos con chorlos, zopilotes y con fragatas. Estas últimas son aves marinas, pero pasan volando como si fueran aviones por la pista”, compartió Gutiérrez Serralde.

Agregó que en la importancia de realizar este tipo de estudios recae en que en ocasiones se cree que un birdstrike no nos afecta.

“Si hay alguna demora en el aeropuerto se ve reflejado directamente en nuestros gastos. Pero no sólo eso, han existido impactos donde ha habido muerte de civiles. El caso más sonado fue el del Río Hudson, en el que afortunadamente no hubo defunciones. Con el paso del tiempo han incrementado los vuelos, y entre más vuelos hay más impactos de fauna”, finalizó la estudiante de posgrado.

Más informacion: https://bit.ly/2rDgbXM


Comparte en redes sociales