Los intereses de Grupo Afirme, del “magnate del acero” Julio César Villarreal, se suman al escándalo Bonilla / Next Energy

Comparte en redes sociales

 

 

El gobierno de Baja California, tras obtener la suspensión definitiva sobre la retención de una parte de sus recursos federales a favor de Next Energy de México, filial de una transnacional energética británica, emplazó al Grupo Afirme / Villacero, del empresario neoleonés Julio César Villarreal Guajardo, a cancelar el fideicomiso que pactó con el ex mandatario morenista Jaime Bonilla Valdez y regrese a las arcas estatales 123 millones de pesos.

 

El empresario regiomontano Julio César Villarreal, ¿el verdadero adversario en el conflicto con Next Energy? (Foto: Captura de pantalla en Youtube).

 

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

Foto destacada: Jaime Bonilla y Marina del Pilar Ávila dejan atrás la simulación y su enfrentamiento sube a nuevos escenarios, con poderosos protagonistas al descubierto en el caso Next Energy / Afirme (Cortesía).

 

Ensenada, B.C., México, viernes 25 de marzo del 2022.- La gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda, también del partido Morena, informó hace dos días: “Hemos pedido a Banca Afirme que regrese el dinero que nos pertenece y que no se convierta en cómplices del mayor atraco que ha sufrido Baja California”.

Se refirió así a un hecho polémico que aceleró la presentación de denuncias penales contra Bonilla, cinco funcionarios del ex gobernador y 20 ex diputados, entre ellos la actual la presidente municipal de Tijuana Monserrat Caballero, cinco ex diputados que hoy son funcionario estatales y municipales, así como seis parlamentarios reelectos -entre ellos el presidente del congreso, el morenista Juan Manuel Molina García-.

En enero pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) restó 123 millones de pesos de los recursos federales a Baja California, cantidad que representa el 19.5% de las contribuciones mensuales del gobierno central al estado.

Ello en cumplimiento al contrato de fideicomiso que Jaime Bonilla firmó con Banca Afirme S.A., subsidiaria de Afirme Grupo Financiero, S. A. de C. V. (Grupo Afirme), para fondear los pagos al fallido parque solar del consorcio Next Energy en Mexicali.

Si bien Marina del Pilar Ávila informó que el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa otorgó una suspensión definitiva de la entrega de participaciones federales al fideicomiso, no ahondó detalles de por qué Afirme rechazó la petición de su gobierno.

Sin embargo, el Consejero Jurídico del ejecutivo estatal, Juan José Pon, notificó dos datos reveladores sobre el tema:

1.- El gobierno del estado inició un juicio federal que busca cancelar los contratos de servicios y nómina que el gobierno de Baja California tiene con Banca Afirme; 2.- instruyó una estrategia jurídica y legal para proteger las partidas presupuestales del estado en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, y la SHCP.

 

Banca Afirme se niega a devolver recursos federales del gobierno de Baja California (Foto: Agencia Reuters).

 

Además, reveló que la subsidiaria mexicana del consorcio británico Next Energy Capital Group –Next Energy de México-, solicitó en Tampico, Tamaulipas, un amparo federal en contra de la cancelación del fideicomiso y su proyecto en Mexicali –“Central Solar BC”-, petición a la cual aparentemente se sumó la representación legal de Banca Afirme.

Cabe destacar que días antes, el 17 de marzo, Ávila Olmeda escribió en sus redes sociales que Banca Afirme se negó a devolver los 123 millones de pesos que descontó a las contribuciones federales del estado, pese a la orden que un juez federal giró a la empresa para que regresara el dinero.

 

“Mi gobierno va a seguir defendiendo el dinero que se debe utilizar en beneficio de las personas que viven y trabajan en nuestro estado. No vamos a permitir que se apropien de los recursos públicos”, dijo la gobernadora en su comentario digital.

 

Banca Afirme, S.A., es una institución de banca múltiple que se fundó en Monterrey, Nuevo León, en el año 1995. Actualmente cuenta con más de 80 sucursales en México, principalmente en Monterrey, Chihuahua, Ciudad de México, Guanajuato, Estado de México, Jalisco, Nuevo León, Querétaro y Sinaloa..

Tiene permiso federal para realizar operaciones de aceptación y otorgamiento de créditos, cartera de inversiones y operación de reportes, así como manejar diversos instrumentos financieros.

Hace seis años acordó con Scotiabank el uso compartido de cajeros automáticos de ambas instituciones, sin pago alguno de comisión, y en 2020 signó con Banco Azteca, del magnate mexicano Ricardo Salinas Pliego, un contrato similar.

Es subsidiaria de Afirme Grupo Financiero, S. A. de C. V. (Grupo Afirme) que preside Julio César Villarreal Guajardo y dirige Jesús Antonio Ramírez Garz.

 

El portal digital de Banca Afirme (Captura de pantalla).

 

En 2020, el consorcio reportó las siguientes cifras: Tuvo ingresos por 25 mil 276 millones de pesos (mil 255 millones de dólares), activos por 282 mil 881 millones de pesos (14 mil 48 millones de dólares), y capital social de 10 mil 120 millones de pesos (503 millones de dólares).

En su página digital, Afirme presume tener un “Sistema Integral de Ética” y una “cultura organizacional de cumplimiento” que le permite “regular y promover las buenas prácticas de ética entre los colaboradores de la organización, estándares de conducta y responsabilidad, así como establecer acciones que mitiguen los riesgos”.

Esta política la respalda con seis certificaciones de buena práctica empresarial que comprometen al grupo “a ofrecer productos y servicios de alta calidad a nuestros clientes”.

Sin embargo, el presidente del consorcio -Julio César Villarreal Guajardo, también dueño del poderoso conglomerado “VillaAcero”- es señalado en diversas columnas periodísticas, como amigo y beneficiario de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Por ejemplo, el diario digital “La Silla Rota” identifica al también llamado “Magnate del Acero”, como “pieza clave, junto con Grupo México (de Germán Larrea Mota Velasco, el tercer hombre más rico de México luego de Carlos Slim y Ricardo Salinas), en los conflictos mineros detonados a partir de 2006, particularmente por el movimiento del complejo siderúrgico Las Truchas, en Lázaro Cárdenas Michoacán, vendido a Mittal Steel, tras el conflicto obrero patronal de aquel año”.

El medio se refiere a la represión que sufrieron trabajadores adheridos al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana que dirige el hoy senador Napoleón Gómez Urrutia, a manos de Eduardo Medina Mora, ex ministro de la Suprema Corte de Justicia y Secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Vicente Fox, agresión que se saldó con la muerte de dos mineros –Héctor Álvarez Gómez y Mario Alberto Castillo-, y cientos de lesionados.

La Silla Rota agregó que Julio César Villarreal, luego de esos escándalos, dejó durante 14 años de producir acero y se limitó a la distribución nacional y mundial del metal, hasta que en 2020 se convirtió, a través de Grupo Villacero y otros accionistas asociados en el grupo Alianza Minerometalúrgica Internacional, en dueño de Altos Hornos de México, S.A (AMHSA).

 

Grupo Villacero al rescate de Alonso Ancira, uno de los pilares del fraude a la nación en la compra de Agro Nitrogenados (Imagen en notichairo.com)

 

En ese año, el empresario regiomontano y sus socios adquirieron el 55 por ciento de las acciones del Grupo Acerero del Norte (GAN) que encabeza Alonso Encira, gestor del fraude a la nación con la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados, y ofreció al presidente Andrés Manuel López Obrador devolver los 200 millones de dólares correspondientes al pago que se dio en sobreprecio en la compra de Agro Nitrogenados.

Villarreal Guajardo, primo de Ildefonso Guajardo Villarreal -Secretario de Economía en el gobierno de Enrique Peña Nieto– fundó el Grupo Villacero en Monterrey, Nuevo León. Eso sucedió en 1995, justo el año en que también constituyó el Grupo Afirme.

La revista Expansión considerada al Grupo Villacero como “la mayor comercializadora de acero en México y una de las compañías internacionales líderes en el sector del acero con sucursales en 34 países”.

Tiene sus propias instalaciones en 43 hectáreas localizadas dentro del Puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, así como su propia flota de camiones.

Desde 1986, Villacero se dedica a la comercialización, ventas, conversión y logística de acero, incluidos sus productos en el mercado norteamericano, y en 1999, fundó un consorcio multinacional con las metalúrgicas Coutinho Caro & Co. International Trading Gmbh (con sede en Hamburgo, Alemania), y Ferrostaal, un grupo transnacional de servicios industriales (petroquímica, plantas industriales, energía solar, energía en general, equipos, tuberías y automoción) que tiene presencia en el mercado de 40 países, y una facturación anual de alrededor más de dos mil 200 millones de euros.

A este personaje, y a la transnacional Next Energy Capital Group, el gobierno de Baja California se enfrenta para corregir los negocios que Jaime Bonilla Valdez cerró para dar rienda suelta a los intereses y las ambiciones de los grupos de poder que lo acompañaron en su gestión de dos años.

 

NOTAS DE CONTEXTO:

 

Por Next Energy, denuncian penalmente a 20 ex diputados de Bonilla, incluidos el actual presidente del congreso, funcionarios con Ávila y legisladores reelectos – 4 vientos

 

Demanda penal contra Bonilla, Next Energy México y cinco ex funcionarios estatales. Acumulan 7 delitos y daño al erario por 12 mil mdp – 4 vientos

 


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.