La mejor y la última oportunidad

 

La hediondez sigue saliendo de la boca de la oposición como si fuera una tormenta de polvo. No se da ninguna pausa para reflexionar sobre sus recurrentes y demenciales locuras sobre lo que propone para el país. Su discurso pueril y grotesco contra el presidente de la república y contra el proyecto de la 4ª transformación, lo ha convertido en un caricaturesco, risible y elemental programa que no hace mella en ninguna capa de la población excepto en su vieja y atrasada clientela electoral. Sus campañas de odio y su clasismo, ha envenenado a grupos y personas que en otro momento presumieron defender los derechos y las demandas de la gente. Esa franja que representa a los explotadores y a los corruptos de cuello blanco, ha convertido en sirvientes a quienes históricamente han sido tratados con desprecio porque decían defender las causas del pueblo. Hoy son unos gatos al servicio de lo más oscuro y retardatario que hay en el país.

Jesús Sosa Castro/ 4 Vientos

Desde luego que hay de gatos a gatos. Hay quienes en casa consideran a estos felinos como animales con pudor, limpios y cariñosos. ¡Muy su opinión! Pero los gatos a los que hoy me refiero es a otro tipo de animales, hablo de aquellos que hacen el triste papel de sirvientes, de los que mueven la cola y se arrastran porque esperan que sus patrones algo les den. Estos felinos están de moda en México. Se han desarrollado en la fauna de la política, en los albañales del rejuego del poder y son fieles a su condición de lacayos.

La coalición opositora contra el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, encabezada por el magnate Claudio X. González y el presidente de Coparmex, Gustavo de Hoyos, quienes dictaron la estrategia electoral antiAMLO a Marko Cortés, líder del PAN; Alejando Moreno, líder del PRI y Jesús Zambrano, líder del PRD. Foto: Cuartoscuro/ Rogelio Morales.

Estos grupos de personas y de “partidos” se han convertido en servidores de los intereses privados y de las empresas transnacionales. El PRI, el PAN, el PRD y el MC son los mandaderos de Carlos Salinas de Gortari y de Claudio X González, los jefes de los empresarios corruptos, de los negociantes del poder económico y de los privilegios ilegales. Son los que están en contra de la transformación social del país, los que no votaron a favor de los apoyos económicos y sociales a los sectores empobrecidos y marginados, los que están en contra de la educación pública, de la atención médica, universal y gratuita. Los que se oponen a las obras más relevantes que está requiriendo el país, los que están haciendo mal uso del erario público, los pajes de la política impuesta por los machuchones que fueron derrotados en el 2018

Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox “el cachorro del imperio”, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y otros, entregaron las riquezas naturales de nuestro país, se sometieron a los dictados de las políticas gringas hasta que llegó el gobierno del pueblo encabezado por López Obrador. La conversión reaccionaria de los partidos autollamados democráticos o de izquierda, más los derechosos de siempre, se han convertido en instrumentos de apoyo a las viejas prácticas neoliberales, son los criados de Claudio X González y del resto de mafiosos, corruptos y evasores de impuestos. Son sin equívocos, el ato de morrongos más desvergonzado y cínico que ha padecido nuestro país

Vicente Fox, expresidente panista de México; Carlos Salinas de Gortari, expresidente priista de México. Claudio X. González junior, magnate que evade el pago de impuestos y ha acrecentado sus negocios a la sombra de los gobiernos prianistas. Imagen: internet

El triste comportamiento de estos gatos ha puesto a los ojos de la Nación el maridaje que existe entre ellos. El neoliberalismo y el imperio norteamericano, han uncido a esta bola de traidores a sus intereses en detrimento de las demandas del pueblo de México. Lo que no alcanza a percibir esta oposición de pacotilla es que la gente y el gobierno tenemos claro que estamos viviendo el mejor momento y tal vez la última oportunidad para profundizar la 4ª transformación del país. La obra pública y la atención a las necesidades más apremiantes del pueblo, están avanzando y las valora la mayoría de la gente. El presidente tiene el apoyo de casi el 80% de la población porque su proyecto camina y las obras más relevantes van viento en popa

En medio de esta batahola de críticas y de traiciones entró a este juego la sensibilidad, la perspicacia, el trabajo y la honestidad de un presidente que informa y trabaja todos los días. Los que sin vergüenza alguna se han pasado a las filas de la derecha entreguista, su conducta política y sus propuestas de gobierno están preñadas de simulación y de clasismo. Coincidiendo con los demás emboscados del imperio, hoy se protegen con una palabrería hueca de contenido y llena de racismo, odio y vulgaridades

El fenómeno de las acusaciones falsas y de la impunidad que aún pervive en estos sectores de políticos, no tienen futuro. Tenemos mucho pueblo y mucho presidente. Los errores, la mediocridad y la ausencia política de los dirigentes buenos para nada del CEN de Morena, no serán suficientes para confundir a los electores. Vamos a barrer a la oposición el 6 de junio próximo y su servilismo y sus traiciones quedarán registrados en los anales de la historia como un escarmiento y vergüenza para ellos y sus descendientes.

Imagen de portada: AMLO líder de multitudes. Foto: Cuartoscuro, mítin en Tabasco.

Comparte en redes sociales