JUANGA: La persistencia del divo y su desmadejada herencia popular

Comparte en redes sociales

No existe ya un personaje tan emblemático en México como Juan Gabriel, con él se fue el último talento de la música popular.

José Luis Treviño Flores* / A los 4 Vientos / Fotos: Diario de Juárez

JUAN GABRIEL SEPELIO JUAREZ 2

La ceremonia luctuosa en Juárez (Fernando Méndez)

La sencillez de sus letras y los arreglos pegajosos llevados hasta el mismo Palacio de Bellas Artes, marcaron generaciones desde los 70s hasta el siglo 21. ¿Qué tienen las canciones de Juanga? ¿Por qué impactan en el ánimo colectivo? ¿Es arte? ¿Su música es tan buena que nadie resiste cantarla y corearla? Un concierto del divo, se convertía en una vorágine de sentimientos encontrados, si hablamos de inclusión, ruptura de preferencias, valemadrismo de clases sociales, el divo lo lograba. Juanga unificaba al pueblo mexicano en una catarsis colectiva controlada, jamás llegaba a la histeria, el magistral manejo de emociones desde el escenario lo convertía en un catalizador de masas excepcional.

Juárez, éste terruño cosmopolita que aún conserva una esencia romántica de acogedora bienvenida a cualquiera que elija emprender algún sueño, también cautivó el alma de Alberto, betillo como le decían con cariño. La particularidad de Juárez para quienes la han visitado, es precisamente la no distinción por el origen, sentirse a gusto sin importar tu vestimenta, tu corte de pelo, que tan pobre o medio rico seas, qué preferencia tengas. Para la época de la juventud de Juanga, no ser juzgado sino aceptado pese a su evidente lenguaje corporal, lo hizo amar su tierra adoptiva, misma que le acompañó toda su vida.

Hoy Ciudad Juárez, partido en dos, el viejo y el nuevo. El viejo remodelado con un proyecto de arquitectura al estilo de las macroplazas pero aun con recovecos donde jamás ha llegado la urbanización moderna, esos proyectos que dicen alejan lo nocivo y promueven la convivencia y no permiten los ambulantajes, yo lo veo como: Aquí no son bienvenidos. Justo casi detrás de su casa, una vivienda alberga la que fue morada de Francisco I Madero, una sola placa olvidada y rescatada por mero trámite oficial. También muy cerca cruza la acequia madre, lugar tenebroso donde han flotado cuerpos.

“La frontera más maravillosa y bella del mundo” ahora se observa de luto con más de 50 asesinatos en el mes de agosto y la del divo ¿Por qué Juan Gabriel amaba Juárez? ¿Que tiene esta ciudad? Pese haber vivido una crisis de inseguridad tras otra, continúa ofertándose amable, cálida, buena anfitriona. Su gente, no es su gente, es una población flotante que cambia según la oferta laboral, crecimiento habitacional horizontal hasta los confines del desértico territorio, donde se convive con coyotes, serpientes y alacranes. Una ciudad universitaria lejana e insegura, un cerro llamado bola que recita desde sus faldas “La biblia es la verdad, léela”

JUAN GABRIEL SEPELIO JUAREZ 3

El homenaje, sencillo (Gabriel Cardona).

Curiosamente cada viernes y sábados las reuniones familiares con carne asada y cerveza nunca se escucha a Juan Gabriel, por el contrario, la música de banda a todo volumen es lo que permea. Sigue siendo una urbe violenta, la diferencia es, que ya nos ‘acostumbramos’ a vivirla.

Por un lado, ‘los tiraderos’ ‘las segundas’ y los herrajeros, baluartes de la economía informal que durante décadas han salvado a Juárez de las crisis económicas, vigentes en toda la ciudad, la mitad de Juárez le vende a la otra mitad. Por otro, la avenida Gómez Morín, corredor de antros y casinos al estilo de las ciudades pos modernas, a donde acuden jóvenes de todas las edades enfrentando el riesgo de alguna balacera, choques y accidentes con heridos y muertos cada fin de semana por el exceso de alcohol. ¿Dónde está la hermosa frontera de Juanga?

La valentía de permanecer pese a todo, no es un acto de heroísmo, es una necesidad y una imposibilidad de moverse después de echar raíces y aun así muchos se han ido y no han vuelto, ni lo harán.  Otros aquí seguimos, esperando un cambio o generándolo como en las pasadas votaciones cuando sacamos al PRI de la ciudad y del estado.

‘Juarochos’ ‘Torreoneros’ ‘Chihuahuitas’ o ‘Chilangos’ como despectivamente se les llama a quienes no son de aquí y con un aire de pertenencia mal enfocada se enorgullecen de los burritos, la barbacoa y un mal logrado equipo de fútbol.  Destacar lo bueno, se dice, ignorar lo malo ¿Para qué preocuparse de las cosas malas?- Hay que salir adelante compa, -hay que salirle y darle gas. -Se murió el Juanga bato, vamos a su cantón, va a venir el Julión.

JUAN GABRIEL SEPELIO JUAREZ 4

Se hicieron presentes en el multitudinario acto (Gabriel Cardona).

Los recuerdos del divo y de su ciudad de antaño, eran muy suyos y como creativo y soñador, como todos anhelaba verla emancipada, dedicarle canciones motivadoras no es criticable ni asunto de discusión, si buenas o malas, las cantaba, punto.

Juanga nos vuelve a poner en el ojo del huracán, las miradas del mundo otra vez en juaritos y no se vale sacar provecho y ganancias políticas de nuevo de la tragedia. Ya el congreso sesiona para declarar el día de Juan Gabriel, una medalla y un festival con su nombre, ¡Qué rápido!

Todos se hicieron presentes, los imitadores que aprovechan para selfies al estilo de un Elvis como en Las Vegas, pero ataviados de Juanga, una corona enviada por Gloria Trevi y un sin fin de corresponsales cubriendo el evento. Llegan los restos y bueno… Ya tenemos a quien llorar y glorificar en Juárez. ¡Tenemos al divo! ¡Nos escogió! ¡Se queda aquí! Como cuando vino el papa a regalarnos un poco de su bálsamo a favor de los más desprotegidos. Todos salimos en bola otra vez para sentirnos seguros, sabiendo que ahí no se atreverán a mucho. Igual pasará la euforia, sólo que al quedarse regala otro poco pero ahora de pertenencia.

No es fácil vivir aquí, es una jungla despiadada con rostro de jardín en algunos sectores, en otros, desolación y miseria. Los indigentes de crucero han crecido obscenamente y la raya que divide el poniente del  medio oriente se observa más clara cada vez, los que tienen y lo que no, porque más al oriente está igual o peor que el poniente. Todos cabemos, sí, a todos recibe la generosa custodia de la república, nada más que no esperes un lecho de rosas o un cruce al vecino país con bombos y platillos, en el tránsito hacia allá o en la disyuntiva de quedarte, unos te ayudarán y otros te robarán.

JUAN GABRIEL SEPELIO JUAREZ 7

El homenaje y reconocimiento realmente popular (Marco Tapia).

No criticaré al divo, no escribiré una sola línea que menosprecie su producción musical, su estilo de vida, ni su visión de ésta frontera que él deseaba liberada, no la observó más que en sus canciones y sus recuerdos. Por mucho que los buitres se acerquen a sus cenizas, la gente, su pueblo que sigue cantando y coreando sus letras, lo observan a él, no a los políticos arribistas que creen ganar beneplácitos con su fingida sensibilidad.

Murió Juan Gabriel y hasta Barack Obama le rindió homenaje. No será del gusto de muchos, no tiene por qué, pero el fenómeno mediático es evidente. La iglesia misma, con su postura ante la diversidad sexual debió rendirle pleitesía. Por un lado la marcha de la familia en contra de los matrimonios gay y por otro el obispo pidiendo por el alma de quien adoptó hijos y los crio tal y como era a la vista de todos, así lo dijo en su momento: “Lo que se ve no se pregunta”

En palabras de la recopilación de la prensa mexicana:

“El hombre y la mujer común ya no quieren ser masa, colectividad o rebaño. Quieren que se les tome en cuenta y que se escuche su opinión aun cuando sea disparatada”

“Un indicio elocuente de la confusión y diversidad de valores que privan en nuestra agitada época es que toda formación está sujeta a duda, inexactitud y rectificación, venga de donde venga y de quien venga”

Y como decía el divo: ¡Arriba Juárez! Eso si y el que lo dude, ahí está el mapa.

juan gabriel sepelio juarez 8

Arribo del cortejo fúnebre a la avenida 16 de Septiembre (Fernando Méndez).

José Luis Treviño Flores1

*José Luis Treviño Flores, Coordinador Académico en el subsistema de secundarias técnicas. Escritor, dramaturgo.

Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *