Incautan en carretera Tijuana-Ensenada 30.5 kilos de totoaba con valor de 5 millones de dólares

Comparte en redes sociales

Elementos de la Policía Federal detuvieron y pusieron a disposición de PGR a tres personas en posesión y transporte de 87 vejigas natatorias de Totoaba que en el mercado asiático tendrían un valor cercano a los cinco millones de dólares. El hallazgo se dio durante la revisión de un vehículo en la carretera federal Tijuana-Ensenada

Mediante un dictamen pericial la PROFEPA determinó que las vejigas natatorias pertenecen a ejemplares de Totoaba, especie marina que se encuentra enlistada en la NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría de “Peligro de Extinción (P)”

Desde abril de 2015 PROFEPA a capacitado a más de 2 mil 500 elementos de Policía Federal, SEMAR, SEDENA, SAT-Aduanas México en materia de identificación de especies y productos en peligro de extinción tales como la Totoaba y su vejiga natatoria.

Parte del producto que se decomisó en la carretera Tijuana-Ensenada (Fotos: cortesía Profepa)

4 Vientos / PROFEPA

Ensenada, B.C., 26 de febrero del 2018.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) realizó ayer un dictamen pericial de identificación de 87 vejigas natatorias (buches) de Totoaba (Totoaba macdonaldi), en coadyuvancia con la Procuraduría General de la República (PGR) y la Policía Federal en la ciudad de Tijuana, Baja California.

Derivado de un filtro de vigilancia por parte elementos de la Policía Federal, en el kilómetro 36.8 del tramo carretero federal Tijuana–Ensenada, en Baja California, durante una revisión de un vehículo tipo sedán, con placas fronterizas del estado, en el que viajaban tres adultos y dos menores de edad.

En la investigación se localizó en compartimientos ocultos en las puertas traseras del automóvil, un total de 32 bolsas de plástico, con un peso de 30.5 kilogramos que contenían producto marino en su interior, mismos que resultaron ser 87 buches, o también conocidos como vejigas natatorias de al parecer ejemplares de totoaba.

El pasado 23 de enero, en Hong Kong, la policía local incautó a dos mexicanos 28 kilos de buche de tototaba con un valor –dijeron autoridades aduanales de aquél país asiático- de 4.5 millones de dólares. El producto lo transportaron los hombres desde Hermosillo, Sonora, de donde viajaron por avión a Monterrey, Nuevo León. De ahí volaron a Seúl, Corea del Sur para llegar a Hong Kong como destino final.

Una parte de los 28 kilogramos de “buche” de totoaba que se decomisó a dos mexicanos en Hong Kong (Foto: El País)

Los dos presuntos traficantes, de 30 y 32 años, enfrenaron cargos delictivos por transportar ilegalmente una especie marina en peligro de extinción y pueden enfrentar una multa de cinco millones de dólares y una pena de hasta dos años de prisión.

El departamento de Agricultura, Pesca y Conservación Animal de Hong Kong informó ese día que las vísceras de la totoaba pueden llegar a venderse en el mercado chino en 10.000 dólares por libra.

“Esto abrió una veta importante para grupos criminales que se dedican al comercio ilegal en el Golfo de California (también conocido como Mar de Cortez), en las costas de los norteños estados de Sonora y Baja California, en el océano Pacífico”, destacaron.

En el nuevo decomiso que se realizó en la carretera federal Tijuana-Ensenada, la Profepa indicó que, en apego y cumplimiento a los protocolos legales establecidos en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio, se procedió a la detención y traslado de los indicios, así como de los presuntos poseedores y transportistas de dicho producto, hacia las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) en la ciudad de Tijuana.

A solicitud de la PGR, especialistas de la PROFEPA en Baja California elaboraron y rindieron el dictamen pericial correspondiente de identificación, en donde se determinó que, de acuerdo con las características físicas y morfológicas de las vejigas natatorias, pertenecen a ejemplares de la especie totoaba macdonaldi.

El producto se hallaba en el interior de un compartimiento oculto en un vehículo tipo sedán. (Foto: Cortesía Profepa).

Es de suma relevancia mencionar que se trata de una variedad enlistada bajo la categoría de riesgo de “Peligro de Extinción (P)” dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, así como en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) y su distribución se limita únicamente en nuestro país en el Golfo de California, por lo que se le considera como una especie endémica.

Aunado a lo anterior, la Delegación de la PROFEPA en Baja California, realizó y presentó formalmente ante el Ministerio Público Federal (MPF) la solicitud de Coadyuvancia del caso y ser reconocida como parte ofendida, a fin de participar activamente en el desarrollo de la Carpeta de Investigación, así como en el Procedimiento Jurisdiccional que se abra con motivo de los hechos suscitados.

“Es preciso mencionar que en el año 2017, como una de las estrategias implementadas por el Gobierno Federal, a fin de combatir el tráfico ilegal de vida silvestre, que incluyen los productos, subproductos, partes y derivados de Totoaba, realizó diversas reformas en el artículo 420 del Código Penal Federal, así como en el artículo 2 de la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, para que cuando tres o más personas se organicen para cometer un delito contra el ambiente, se tipifique como delincuencia organizada y enfrentar con  ello las sanciones correspondientes”, destacó en un comunicado la procuraduría ambientalista.  

Y agregó que a partir de abril de 2015, en el marco del Programa Integral para la Atención Integral del Alto Golfo de California, la PROFEPA ha capacitado a más de dos mil 500 funcionarios y elementos de distintas dependencias como Policía Federal, SEMAR, SEDENA, SAT-Aduanas México en materia de identificación de especies y productos en peligro de extinción tales como la Totoaba y su vejiga natatoria.


Comparte en redes sociales