Honran legado de “Blanquita” Arellano, promotora de la cultura jurídica en Baja California

Comparte en redes sociales

Fue el pasado viernes 5 de enero que familiares, amigos, abogados, académicos y ciudadanos de diferentes rubros le dijeron adiós a la Lic. Blanca Margarita Arellano García, ciudadana reconocida en Baja California por su ardua participación en diferentes áreas sociales y por haber promovida la cultura jurídica en Baja California a través de la fundación y administración de las Casas de la Cultura Jurídica (CCJ) en Tijuana, Mexicali y Ensenada.

Iván Gutiérrez / A los 4 Vientos

El homenaje se realizó en el salón de usos múltiples de la Casa de la Cultura Jurídica de Ensenada, segundo hogar de Blanca Margarita, en donde se expusieron pinturas hechas por la licenciada. La bienvenida del evento estuvo a cargo del Lic. Rodrigo Méndez Espionsa, actual director de la Casa de la Cultura Jurídica de Ensenada, quien compartió su primer encuentro con la occisa: “Al conocerla me dijo, ´quería cerciorarme de que dejaba esta casa en buenas manos; veo que así será´. Blanca, siempre serás recordada en el corazón de todos los que te conocimos”.

A continuación, la Dra. Paola Flemate compartió un poema en honor a la homenajeada, y agregó: “Blanca tuvo la mayor cualidad de un funcionario público: humildad”.

La Lic. Lidia García fue la siguiente en tomar la palabra, quien describió que la difunta también cultivaba su lado artístico: “Las palabras pueden ser cortas, inabarcables para decir lo que siento y lo que representó para mí la Lic. Margarita. Sé que amaba el arte, siempre la vi como una hermana poeta, siempre participaba con nosotros declamando poesía con mucho amor; su voz era maravillosa y también pintaba, hoy podemos apreciar su trabajo aquí. Era, en definitiva, una mujer llena de ternura, amor, humanidad”.

La poeta procedió a leer 2 poemas de Juana García, madre de Blanca Arellano, mismos que interpretó con gran sentimiento, abriendo los senderos de las historias, figuras, símbolos y dramas de la existencia humana y natural.

El evento continuó con la participación del personal de la CCJ Ensenada, quienes hicieron un recuento histórico de la “labor titánica” que emprendió Margarita para sacar adelante la sede ensenadense, “siempre con mucha pasión, compromiso, entrega, esmero y tenacidad”.

Fue en Abril 2007, tras fundar las CCJ en Mexicali y Tijuana, que la Lic. Arellano comenzó la labor de habilitar el espacio que al día de hoy miles de profesionistas hemos aprovechado. Ella nos enseñó a cuidar nuestra casa, nos inspiró a seguir nuestros sueños y pasiones; su profundo compromiso con su trabajo hoy se ve reflejado en la comunidad jurídica de Ensenada”, expuso uno de los actuales trabajadores de la CCJ Ensenada, previo a la proyección de un video que recopiló momentos de la historia de esta sede y el esfuerzo de la hoy occisa para habilitar este espacio como un verdadero hogar para la comunidad jurídica de Ensenada.

El homenaje transcurrió con la participación de diferentes profesionistas y amigas de la también pintora y poeta. Entre ellos, el Lic. Carlos Escobar compartió parte del pensamiento de la Lic. Arellano:

“En una ocasión me dijo ´en los niños y jóvenes es donde tenemos que trabajar, ellos son colectores de experiencias, y a partir de ellas irán formando su vida y de ello dependerá el crecimiento de su alma. ¿Por qué no participamos en ese desarrollo? ¿Por qué no llenamos esas experiencias con amor, vida, preparación? Todos se merecen esa oportunidad´. Ahora los jóvenes de la CCJ pueden constatar los resultados de todo su esfuerzo. No dejemos que se diluya ese sueño, sigamos trabajando por él”.

Por su parte, el Lic. Marco Lazcano ahondó en la faceta como “constructora” de Margarita Arellano, a quien definió como un héroe local por su empeño en sacar adelante la CCJ de Ensenada: “Tras años de insistirle a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, le dieron la aprobación. Pero ese fue el primer paso, ella con sus propias manos fue adecuando los diferentes espacios que hoy tenemos aquí, ya fuese cambiando un foco o enseñándonos cómo hacerlo. Hoy digo con orgullo que le debo mucho a este lugar, que es mi segundo hogar, y gracias a ella pude tener una formación completa. Ahora hay nos toca cuidar el legado que nos dejó”.

Fue entonces que la Lic. Lucía Guerrero afirmó que la Lic. Margarita “siempre fue una mujer inteligente, profesional, muy amorosa con todos. Su calidad humana es y será indefinible”, para luego agregar que se encuentra en proceso una solicitud para que el salón de usos múltiples de la CCJ Ensenada lleve el nombre de la homenajeada, a lo que otro de los participantes agregó que no sólo una sala, sino toda la Casa de la Cultura Jurídica de Ensenada debería llevar el nombre de la difunta.

A continuación se dio lectura a mensajes enviados por los directores de las CCJ de Zacatecas, Nayarit y Acapulco, quienes expresaron la grata oportunidad de haber podido convivir, trabajar y compartir una amistad con la Lic. Margarita.

De igual manera, varios profesionistas compartieron sus testimonios sobre lo que “Blanquita” sembró en incontables generaciones de abogados: “Somos el reflejo del espíritu inquebrantable de la Lic. Margarita”, mencionó uno de ellos, mientras que otro expuso que “Gracias a ella Ensenada tiene abogados en constante capacitación. Nos cultivó y nos permitió seguir creciendo. No le vamos a fallar, vamos a seguir trabajando por los más necesitados y a luchando contra las injusticias”.

Los abogados también expusieron que Margarita fue una gran persona fuera del ámbito profesional, pues “siempre fue muy cariñosa, su firma era tener un trato cálido con cualquiera; derrochaba mucho amor y era un amiga como ninguna otra”.

El homenaje contó además con la participación especial del Mtro. Eduardo Berttolini, quien expuso que “hablar de la Lic. Margarita es desmentir a quienes creen que al morir alguien se va para siempre. Margarita siempre participó en múltiples frentes de la sociedad. En donde había una participación ciudadana estaba ella. Fue una opositora del régimen, pero con acciones ciudadanas”.

La parte final del evento consistió en la proyección de un video producido por la hija de la Lic. Margarita, la Dra. Nina Martínez Arellano, en el que se mostró a la hoy occisa como cuñada, tía, hermana y esposa, a través de escenas familiares y momentos que compartió con sus seres queridos: “esto es sólo una pequeña muestra de todo el amor que la caracterizó”, expuso la Dra. Nina.

El evento concluyó con un convivio entre los asistentes, quienes partieron una rosca de reyes y degustaron un ambigú para celebrar y honrar el recuerdo de una mujer que es y será ejemplo para muchos y muchas.

Nota del editor: Si bien este reportero no conoció a la homenajeada en vida, fue a través de este evento que pudo conocer a quien sin duda fue una gran persona, un ser humano de alma gigante, voluntad de hierro, entrega inquebrantable y cariño inagotable. Por más personas como la Lic. Margarita. Q.E.P.D.


Comparte en redes sociales