Gobierno de EPN endurece la mano con los cucapá, que se alistan a la resistencia

Comparte en redes sociales

La asociación civil Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste denunció en un comunicado que la Oficina de Pesca en Mexicali negó a la etnia Cucapá las Guías de Traslado de 70 toneladas de Curvina Golfina, fuente de ingresos de los indígenas. Asimismo hizo un llamado a la solidaridad nacional e internacional con los pescadores yumanos, en el eventual caso de que tomen la decisión de ejercer su legítimo derecho a la resistencia civil pacífica. A los 4 Vientos presenta el texto íntegro del escrito.

En el oficio milenario (Foto: Frontera).

Pescadores Cucapá corren el peligro de perder la producción por la probable descomposición de la Curvina, ante la negativa oficial de otorgar los permisos de traslado que impide su comercialización en el mercado nacional

De nueva cuenta, las autoridades federales de Pesca en Baja California dan largas a las dirigentes de las tres cooperativas de producción pesquera Cucapá en Mexicali, para extender los permisos oficiales que les permitan trasladar el producto al mercado nacional.

En el poblado El Indiviso, municipio de Mexicali, se encuentran varados 4 contenedores que contienen aproximadamente 70 toneladas de Curvina Golfina, con un costo de $20 pesos por kilogramo, que da un total de $1 millón, 400 mil pesos, producto que fue capturado en período de veda en virtud de la baja producción en la temporada regular.

Los nativos, ¿una vez más en lucha por el respeto a sus derechos ancestrales? (Foto: La Crónica).

Cabe recordar a partir del 1º de mayo de cada año, la Sagarpa impone unilateralmente un Acuerdo de Veda oficial de la Curvina Golfina para todas las pesquerías en la Reserva de la Biósfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.

Este acuerdo oficial, que data del año 2004, nunca fue consultado con los pescadores indígenas Cucapá, como lo establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, tratado ratificado por el Estado Mexicano, por tanto, Ley Suprema de la Unión, así como el Artículo 2 de nuestra Carta Magna, que otorga derecho preferencial a los pueblos y comunidades indígenas para la explotación racional de los recursos en sus territorios naturales.

La pesca es una actividad ancestral de los indígenas Cucapá en el delta del Río Colorado y de ella depende su subsistencia año con año, al margen de cuotas de captura y acuerdos de veda, medidas oficiales que no toman en cuenta los derechos inherentes a su condición indígena.

Por este conducto, se hace un llamado a la solidaridad nacional e internacional con los pescadores pertenecientes al Pueblo Indígena Cucapá, en el eventual caso de que tomen la decisión de ejercer su legítimo derecho a la resistencia civil pacífica.

Atentamente: Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste, A.C.


Comparte en redes sociales