GATILLO: empresas fantasma, innovando en el desfalco público

Comparte en redes sociales

Sería una idea oportuna comenzar cada semana con la pregunta, “¿cuál será la cifra de muertos esta semana? ¿De cuántos millones serán los desvíos exhibidos en los siguientes 7 días? ¿Cuáles serán los actores políticos que gozarán de impunidad tras ser señalados por corrupción?”

Alberto Guerrero / A los 4 Vientos

En un extremo, la revelación de un caso de corrupción que involucra a 11 instituciones federales (entre ellas Pemex, Sedesol, FOVISSSTE y SUPERISSST), la complicidad de 8 universidades públicas y la creación de 128 empresas fantasma para desviar más de 7 mil millones de pesos. En el otro, un contrato por 16 millones de pesos a la empresa de un funcionario público de Ensenada que no tiene antecedentes de haber desarrollado proyectos en el área correspondiente. ¿Qué tienen ambos casos en común? El mecanismo más novedoso para robar dinero del erario: crear empresas para desviar y asignar recursos públicos a las cuentas de empresarios disfrazados de políticos.  

El primer caso mencionado es fácil de identificar. Lleva el nombre de #LaEstafaMaestra, y su revelación se debió a una increíble investigación de más de 6 meses desarrollada por el equipo periodístico de Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. El descaro revelado por estos periodistas toca las fibras más sensibles de la indignación, pues nos demuestra, una vez más, que el cinismo de los políticos no tiene límites: hay que robar todo el tiempo y en todo momento, de donde se puede y sin importar a quien se condene a la muerte en el proceso.

Primero fueron las quimioterapias falsas para niños con cáncer durante el gobierno de Duarte; ahora vemos que a la clase política no le importa comerse las migajas que destina Sedesol para atender a los sectores más pobres, con tal de seguir alimentando sus cuentas bancarias. Yunes tampoco quiso quedarse atrás, y hace unos días pudimos ver la entrega de apoyos pintados de propaganda para los afectados por el temblor en Veracruz: “Yúnete”, decían las despensas que recibieron los damnificados.

Y bueno, resulta que los descaros no son de corte nacional, sino que a nivel local tenemos nuestros propios servidores desvergonzados. Así lo demuestra el reportaje publicado por Zeta la semana pasada, en el que se exhibe cómo el dinero del Fondo Mixto de Conacyt terminó desviado a una empresa improvisada por priístas, de nombre GYO Proyectos Estratégicos y Tecnológicos del Noroeste de BC.

¿Lo que más da coraje? A la empresa se le asignaron 16 millones de pesos por un proyecto que tiene un costo de 120 mil pesos. ¿Quiere reírse un rato más de nuestra desgracia ciudadana? Lo invito a leer el reportaje completo aquí.

Y bueno, las buenas noticias siempre llegan cuando uno menos se las espera. Por ejemplo, esta mañana al terminar de escribir esta columna este medio de comunicación publica una buena nueva: ¡Nos van a subir el agua el próximo año en Ensenada! Ya sabes que el aire que sale de las tuberías no es de a gratis, hay que ganárselo. Bien merecido tenemos este incremento, imagínese usted, de qué otra manera podría el director de la CESPE sostener su alto salario, no me lo vayan dejar pobre, tenga usted tantita consideración.

https://www.4vientos.net/2017/09/12/en-2018-drastico-ajuste-a-las-tarifas-del-agua-en-ensenada/

Vamos cerrando nuestro Gatillo semanal recogiendo el dinero de las apuestas entorno a la ubicación de los muertos sembrados en los últimos 7 días; ya sabe, hay que sacar algo de utilidad de esos cuerpos que a nadie le importan, que a fin de cuentas son delincuentes involucrados en el narcotráfico, escoria que desde su infancia decidió vivir y morir así; ¿oportunidades, para qué? Si usted pensó en el tramo de la carretera Ensenada-Ojos Negros como siguiente recorrido de la Santa Muerte, los dos muertos de esta mañana le han dado la razón. Siga participando.  


Comparte en redes sociales