Escándalo en el INE por presunto espionaje y acoso sexual en área de Comunicación Social

Comparte en redes sociales

A partir de hoy, Julio Juárez Gámiz será el coordinador de Comunicación Social del Instituto Nacional Electoral (INE) tras la supuesta renuncia de Alberto García Sarubbi, involucrado en denuncias por aparentemente pedir “favores sexuales” a algunas empleadas del organismo electoral.

Diario de Juárez / MVS / A los Cuatro Vientos

Junio 16 de 2016.- En una reunión privada el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, aceptó la renuncia de García Sarubbi –quien había declarado que su dimisión fue solicitada por pérdida de confianza- y decidió hacer cambios en el área de comunicación, por lo que nombró a Juárez Gámiz, quien se desempeñaba como su asesor de comunicación política y hombre de entera confianza.

La decisión del consejero presidente se registró en medio de acusaciones por supuesto acoso sexual en el área de comunicación, así como de “espionaje” que se practicó en contra del hoy destituido.

De acuerdo con el consejero Javier Santiago Castillo la decisión del consejero presidente fue por pérdida de confianza y “está en su ámbito de responsabilidad porque es un área que él coordina”.

La presunta denunciante fue Gisela Moreno Penna quien, tras las acusaciones y el escándalo por supuestos favores sexuales, también renunció al cargo de directora de información de la misma Coordinación Nacional de Comunicación Social del INE.

En una la carta hecha por un “grupo de 14 colaboradores”, de la cual Noticias MVS Radio afirma tener una copia, se denuncia “una serie de anomalías registradas que van desde el espionaje en las oficinas del Instituto hasta maltrato al personal llevadas a cabo por la Directora de Información Gisela Moreno Penna”.

En la misiva, acusan a Gisela Moreno de haber grabado “durante meses, conversaciones en la oficina” del hoy ex coordinador de Comunicación Nacional de comunicación Social, e incluso de tener un “encuentro con el Secretario Particular del Consejero Presidente, Javier Naranjo con quien presuntamente arregló la salida” de Alberto García Sarubbi.

INE PRESIDENTE CORDOVA

Lorenzo Córdoba, presidente del INE, Nuevo escándalo (Foto: almomento.mx)

También sostienen que Gisela Moreno, en contubernio con Iván Flores y ayudados por Diana Pompa y Laura Manterola -también adscritas a dicha área- cometieron un delito al grabar a funcionarios de alto nivel del Instituto.

– “Ese es un delito (espionaje) que debe castigarse con cárcel”, sentenciaron.

Sin embargo, Santiago Castillo aclaró que no existe acusación formal hasta el momento, pero en caso de acusaciones formales se procederá.

En un comunicado, el INE informó que “respecto a las inconformidades que hicieran públicas un grupo de colaboradores de la Coordinación Nacional de Comunicación Social, mediante una carta dirigida a los Consejeros Electorales, se informa que la Presidencia del Consejo las hizo del conocimiento tanto del Contralor General como de la Directora de la Unidad Técnica de Igualdad de Género y No Discriminación para que ambas instancias determinen lo que corresponda en el ámbito de sus competencias”.

Ante las acusaciones el Consejero Presidente, Cordova Vianello, designó como encargado de despacho a Julio Juárez Gámiz quien hasta el momento se desempeñaba como asesor de la presidencia en temas relacionados con la comunicación política.

Asimismo, Juárez es Investigador en el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), actualmente con licencia sin goce de sueldo; además de ser licenciado en Psicología por la UNAM con un Doctorado en Comunicación Política por la Universidad de Sheffield, Inglaterra.


Comparte en redes sociales

Un comentario en "Escándalo en el INE por presunto espionaje y acoso sexual en área de Comunicación Social"

  1. Rafael Gonzalez dice:

    Echar culpa a otros de nuestros errores no es una postura autocritica. Todos los medios de comunicación tienen una línea editorial que debe ser respetada por sus colaboradores; no hay un medio de comunicación en donde la línea editorial es que no haya línea.
    Quizás en este país no nos acostumbramos a eso, pero hay periodistas y medios de comunicación que cada vez más se inclinan por esa postura, entre ellos Javier Cruz, quien con su muy particular visión afirma que en el periodismo también es válido utilizar la subjetividad para defender lo que él así crea.
    De hecho, así ha sido su estilo periodístico; el problema es que con su estilo Javier contravino la línea editorial que, afirma, tiene Rommel Arvizu, concesionario de la frecuencia y propietario de la empresa; entonces, sobre aviso no hay engaño y de esa postura Javier tenía antecedentes, pero decidió estirar al máximo la liga, hasta que esta se reventó.
    Acusar Rommel de tener una postura e interés – personal, político o empresarial – es negar que el propio Javier también lo tenga y así lo manifestaba en su programa de radio e igual lo hace en sus propios medios electrónicos. En ocasiones, nuestras filias y fobias nos ciegan haciendo que perdamos la perspectiva de conservar un espacio de comunicación con un valor social mayor a nuestras propias posturas. En agosto de 2012 y noviembre de 2013 personalmente cometí el error de no entender eso y en consecuencia perdí dos espacios más valiosos que mi postura personal.
    Cuando periodistas como Javier Cruz entienden y se convencen que es válida la subjetividad para defender ciertas causas sociales, entran en el ámbito de la política, y la política es negociación – que no es lo mismo que sumisión – pero con posturas radicalizadas o cuando nos gana la pasión, a veces confundimos una con la otra y perdemos la perspectiva de que, o estamos en una relación subordinada o que el medio de comunicación en que participamos tiene dueño, también con sus filias y fobias, las cuales igualmente merecen respeto.
    No imagino, por ejemplo, que en la cadena PSN se permita despotricar en contra de MORENA; para todos queda claro cuál es la línea editorial de medios de comunicación como La Jornada, Proceso, El Universal, Milenio, etc. Se puede o no estar de acuerdo con ellos, pero es real su postura y lo que pretenden cada uno de ellos. Puramente democrático no existe nada.
    Javier Cruz colaboró para el Semanario Zeta y era muy bueno; también lo hizo para El Vigía e igualmente lo hacía muy bien. Pero algo sucedió que salió de ambas empresas. Hoy, sale de la radio evidentemente porque tuvo desavenencias con el propietario de la misma; pero es él quien más pierde, porque sus filias y fobias no le permitieron conservar un espacio de expresión que él mismo había construido en beneficio de su público que ya no podrá – en ese medio – acceder a la información editorializada que Javier les proveía.
    Los periodistas y todos quienes participamos de alguna forma en cualquier medio de comunicación, no somos poseedores de verdades absolutas ni podemos presumir de actitudes puras, todos nos equivocamos y a veces pagamos muy caro el precio de esos yerros.
    ¿Entonces, cuál es el afán de “aristeguizar” una situación que podría ser previsible por no respetar las filias y las fobias del propietario de una estación de radio? El que esté libre de pecado que lance la primera piedra.
    Para poder hacer lo que nos dé la gana en un medio de comunicación, sólo hay que cumplir un requisito: Ser el Propietario del mismo. Mientras eso no suceda, toda actividad periodística en un medio de comunicación ajeno requiere de negociación. Lo demás es pretender vivir una utopía.

    Rolando: Por lo visto y es natural que no entiendas la actitud del Periodista Javier Cruz. Lo que escribes dibuja tu realidad y claro respeto tu opinión pero no la comparto, para mi entender, es común ver en un comunicador donde tú te encuadras: ¡ Valiente, Claridoso, inteligente y pero, limitado en algún aspecto!, además de apreciar justamente tu sustento y posición obtenida en la sociedad respetando esquemas de poder o formas si, así como lo entiendes ‘ cuidando tus filias y fobias ‘, para ti es lo congruente y normal no así para personajes que -veladamente admiras- pero no entiendes, como la actitud de Javier Cruz. Como él, los hay pocos y son los que hacen la diferencia, el equilibrio o la esperanza en las libertades, los que ‘se la rifan’ arriesgando hasta lo que los demás cuidan, en aras de ser congruentes con su ideología y luchan por mantener encendida la preciada llama por La Libertad, Igualdad y Fraternidad, honrando la actitud por la que arriesgan hasta la vida. Así son los valientes comunicadores de la verdad en aras de servir a la humanidad. Ciertamente no se entiende a primera vista pero son luchas ideológicas en favor de las libertades y de la justicia. Y el tiempo coloca a cada quien en su lugar. Por lo pronto, sigo escuchando la voz de Javier Cruz generado por ecos del Oriente para esparcirse a ‘ Los Cuatro Vientos’.
    Rafael Gonzalez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *