En 2018, más de lo mismo para “salvar” a la vaquita, pero pescadores de SF temen cancelación permanente de sus actividades

Comparte en redes sociales

El pasado 26 de febrero, secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Rafael Pacchiano Alamán, anunció las nuevas estrategias del gobierno federal para “salvar” a la vaquita marina de la extinción. El proyecto de este año incluye cuatro vías de acción: 1.- compensación a pescadores; 2.- la ampliación del polígono hacia donde el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA) ha detectado que se concentran ahora los ejemplares de esta especie; 3.- el reforzamiento de la inspección y vigilancia, y 4.- la inversión en granjas de cultivo de totoaba en maricultura. La segunda medida alertó a cientos de pescadores de San Felipe quienes el pasado fin de semana, en una reunión con el director de Pesca del gobierno de Baja California, Víctor Alonso Ibáñez Esquer, expresaron su temor a que la nueva reserva, que amplía en 750 kilómetros cuadrados el polígono original de protección a la marsopa endémica del Alto Golfo de California, les impedirá de manera permanente realizar sus actividades. Por ello entregaron al funcionario estatal un documento donde piden la no ampliación de la zona de reserva, la autorización oficial para usar artes de pesca que no afectan a la vaquita y permisos de pesca ribereña en la porción sur del llamado Cerro del Machorro. Por la importancia que reviste para la pesca en Baja California, A los 4 Vientos publica el comunicado de Rafael Pacchiano, miembro del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), que tituló “Redoblar esfuerzos para salvar a la vaquita marina”

La protección a la vaquita marina sigue siendo una prioridad para el Gobierno de la República. Los esfuerzos del año pasado nos dejaron valiosas enseñanzas y, sobre todo, un faro de esperanza en el rescate de la marsopa 100 por ciento mexicana.

Para 2018 nuestra estrategia se fortalece y corre en tres vías: compensación a pescadores; la ampliación del polígono hacia donde el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA) ha detectado que se concentran ahora los ejemplares de esta especie, y el reforzamiento de la inspección y vigilancia.

El reto que enfrentamos no es fácil pues nuestras acciones deben mantener el equilibrio entre el apoyo a las comunidades del Alto Golfo de California, que se dedican a la pesca, y la protección de la vaquita, especie carismática que hoy por hoy es símbolo de conservación del Gobierno de la República.

Con los pescadores vamos a seguir trabajando, nos interesa que regresen a pescar, pero con artes que no afecten la vida de la vaquita marina y dentro del marco de la legalidad.

Acciones del gobierno comendador, insuficientes, mediáticas. Este es el programa original del gobierno peñista que hasta el momento no dio resultados (Imagen: SEMARNAT).

Además, estamos evaluando la inversión en granjas de cultivo de totoaba en maricultura. La idea es abastecer el mercado chino de manera lícita, lo que generaría otra actividad productiva para la gente de estas comunidades.

La vaquita marina vive tiempos difíciles, pero como nunca antes el Gobierno de México realiza acciones en favor de su protección. Juntamos a los mejores especialistas del mundo, hicimos una gran inversión y coordinamos esfuerzos no sólo entre varias dependencias, sino con organizaciones internacionales.

Por primera vez en la historia obtuvimos muestras de sangre y de tejido de una vaquita, confirmamos que se siguen reproduciendo y hoy contamos con una capacidad acústica dentro del polígono con la que podemos monitorear prácticamente en tiempo real dónde están las vaquitas.

También nos hemos dedicado a concientizar. En el marco del Día Mundial de la Educación Ambiental 2018, acordamos con la Lotería Nacional dedicar el sorteo superior No. 2536 a la vaquita marina, con el propósito de que un gran número de personas la identifiquen y conozcan la importancia de su conservación.

Estamos convencidos en que podemos salvar a la vaquita. Los esfuerzos no cesan y el compromiso se redobla.


Comparte en redes sociales