“El socialismo no es una teoría acabada”: maestro marxista

Comparte en redes sociales

El pasado sábado 29 de Julio se llevó a cabo el encuentro “100 años de la gran revolución de octubre” en el Museo Caracol, evento donde cientos de pensadores, maestros y militantes de organizaciones y partidos socialistas —entre ellos el Instituto McLaren de Pedagogía Crítica, la Liga de Colectivos Socialistas y Comunistas de México y el Partido de los Comunistas Mexicanos—  se dieron con el objetivo de compartir la variedad de perspectivas políticas socialistas que abundan en México.

Iván Gutiérrez

Durante el evento, 4vientos tuvo la oportunidad de entrevistar a Arturo Jiménez, Maestro del Centro de Estudios Keir A. Lieber, un colectivo político en Valle de Chalco, Estado de México, dedicado al estudio del marxismo y la transformación política del país.

 

¿Cuál es la pertinencia de los estudios marxistas en la coyuntura previa al escenario político del 2018?

Es muy interesante como a nivel mundial la discusión del socialismo vuelve. Desde el 2010 al 2017 Bolivia, Venezuela y Chile trajeron el tema del socialismo a Latinoamérica, quizás no con mucha fuerza. Sin embargo, con lo que pasó en Grecia, en Francia, hay un repunte de la palabra socialismo.

Lo interesante es que no hay una definición clara de que “esto es el socialismo”, sino que hacia eso vamos. Los mexicanos estudiamos el marxismo y nos hacemos preguntas como  “¿Queremos el socialismo en México? ¿Podemos construir el socialismo en México?”. Si sí lo queremos y sí lo podemos construir, ahora vienen los cómos.

Lo que va a pasar en el 2018 es un proceso de ruptura, pase lo que pase: si gana Obrador y le respetan el triunfo, si gana Obrador  no le respetan el triunfo, si derrotan a Obrador; independientemente del resultado, nosotros vemos una ruptura.

Claro que no tenemos que esperar hasta el 2018 para el cambio, la revolución se da por la combinación de un conjunto enorme de circunstancias, y creemos que para ello las ideas del socialismo hoy cobran vigencia nuevamente.

Conferencia del 100 aniversario de la Gran Revolución Socialista de Octubre:

https://www.facebook.com/imclaren.pedagogiacritica/videos/1452990504784749/

 

En muchas partes (y desde el plano ideológico) el socialismo es percibido como un tabú, se le ve con muchos estigmas por los fracasos de la Unión Soviética y las dictaduras en países como Corea del Norte. ¿Qué opinas al respecto?

De hecho ese es el debate, cómo desestigmatizar la palabra socialismo. Se han hecho infinidad de barbaridades en nombre del socialismo y del marxismo, que nada tiene que ver con lo que dijeron Marx y Engels en el Siglo XIX. La cuestión también es preguntarse ¿cómo superamos a Marx? ¿Cómo superamos lo que hizo Lenin?

El socialismo no es una teoría acabada, no es un dogma, sino que es científico, y como tal siempre está en progreso, por eso decimos que nos corresponde seguir construyéndolo. Nosotros sostenemos que previo a la conquista de México hubo un socialismo en América, porque había una socialización de los bienes de producción, consideramos que por ahí debe ir el camino.

 

¿Encajaría Marx en los movimientos sociales como Mexicali Resiste?

Nosotros creemos que todas las luchas, en el seno del capitalismo, son de clases. La lucha por un pedazo de tierra, la lucha por un ejido, la lucha por conservar mis derechos como trabajador, la lucha por los recursos, todas son luchas de clases.

Sin embargo, hay luchas de confrontación directa de clase. En este caso, la lucha de Mexicali contra las empresas trasnacionales, con la cervecera que quiere despojarlos del agua, son luchas que confrontan al ciudadano, trabajador o campesino de forma directa, porque atentan contra su forma de vida.

Nosotros creemos que si los trabajadores leyeran las obras de Marx y la experiencia de los marxistas (por ejemplo Bolivia, la guerra del gas y la guerra del agua), la lucha de Mexicali cobraría otro impulso que solamente una lucha de resistencia.

Para poder accionar primero hay que hacer un análisis profundo de la realidad concreta, Mexicali tiene que saber contra quién se enfrentan. No es una lucha contra el gobierno mexicano, no es lucha contra el gobierno norteamericano, sino que es una lucha de clases, contra el capital.

En todo esto hay que reconocer las fortalezas y debilidades, y trabajar mucho en la concientización de las clases obreras, que sean capaces de comprender el origen y los mecanismos que están detrás de su explotación laboral. Si Mexicali logra ganar la lucha contra la cervecera, será un ejemplo concreto para los trabajadores de la fuerza que se tiene cuando las clases populares se organizan. Si se pierde la lucha, hay que analizar la derrota y seguir caminando.

El Instituto McLaren de Pedagogía Critica, la Liga de Colectivos Socialistas y Comunistas de Mexico y el Partido de los Comunistas Mexicanos llevaron a cabo el evento del “100 Aniversario de la Gran Revolución Socialista de Octubre”.


Comparte en redes sociales