El paisaje lingüístico de Ensenada: señalética e identidad

Comparte en redes sociales

El día 23 de febrero Ana Daniela Leyva, licenciada en Lingüística e investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Baja California (INAH-BC), dio una conferencia llamada “El paisaje lingüístico de Ensenada”, en el Museo Histórico Regional de Ensenada.

Jessi Saunders / A los 4 Vientos

La conferencia comenzó a las 7:30 pm y era tanto el interés por el tema que había personas fuera de la sala tratando de escuchar.

La conferencia trató sobre la diversidad lingüística que hay en Ensenada, la mezcla de lenguas que se pueden encontrar con solo dar una caminata por la ciudad y en como esas lenguas se entrelazan.

El paisaje lingüístico es un análisis de la presencia de las diferentes lenguas que se encuentran en los espacios públicos. Estudia la representación y significado de las lenguas exhibidas en tales espacios, y analiza la situación lingüística de una región. 

La intención de la investigadora Leyva es crear un trabajo de divulgación sobre el tema y encontrar la forma en que se teje la diversidad lingüística en Ensenada. Durante el evento la lingüista comentó que la imagen y las lenguas de una región van dirigidas al ámbito social y a la comunidad.

En Baja California se hablan lenguas no indígenas, como el Español, Inglés, Ruso, Chino o Italiano. Se hablan lenguas indígenas no nativas como Mixteco, Zapoteco, Náhuatl, Purépecha, entre otros. Y se hablan lenguas indígenas nativas como Cucapá, Paipai, Kumiay, Kiliwa y Ko’ahl.

La investigadora estudia cómo estas lenguas aparecen y se representan en la señalética de la ciudad, así como la forma en que se observa la combinación de lenguas, y qué manera se dirigen a diferente público.

Daniela Leyva mencionó que el inglés está muy presente en la ciudad. La señalética en la ciudad que aparece en instituciones y en comercios es principalmente bilingüe (inglés y español), como anuncios, menús de restaurantes, logos, slogans y letreros institucionales. Esto sucede sobre todo en el centro de la ciudad, ya que está dirigido a turistas. “Al caminar por la ciudad vemos la forma en que los idiomas se relacionan”, por ejemplo, los letreros en el centro transmiten una reinterpretación de lo mexicano para el turismo.

Mas alejado del centro predomina el grafiti, tanto en español como en inglés. Aunque también se pueden encontrar, de vez en cuando, restaurantes con nombres italianos y chinos. Muchos negocios, comentó la investigadora, combinan lenguajes sin un sentido claro.

Hablando de lenguas indígenas, la investigadora dejó claro que no es lo mismo hablar una lengua indígena a pertenecer a un grupo indígena. Hay más miembros de grupos indígenas que personas que hablan la lengua. Leyva asegura que hay un continuo desplazamiento de lenguas indígenas de Baja California por el español. “Los niños indígenas ya no hablan sus lenguas, el español las ha ido desplazando”.

Hay poca señalética en lenguas indígenas en la ciudad, y las que hay, son principalmente calles con nombres de lenguas indígenas, y aun así, son inconsistentes.

Leyva recordó que hubo un proyecto por parte del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, (INALI) para hacer presentes las lenguas indígenas que incluyeron 6 murales alrededor de la ciudad; aunque algunos ya fueron borrados por el ayuntamiento para promocionar a candidatos. Los murales tenían pintadas palabras en lenguas indígenas y su traslación al español.

Imágen de la página de Facebook de INALI México.

 

Imágen de la página de Facebook de INALI México.

México es el segundo lugar con mayor diversidad lingüística. Pero este multilingüismo no está reflejado en la señalética de la ciudad. No se pone en práctica. “Hay una discrepancia entre el discurso político y el uso de las lenguas en la ciudad”, asegura Leyva.

El paisaje lingüístico tiene representación simbólica y si lenguas indígenas no aparecen en la ciudad es posible que se tome como una falta de respeto, indicó la investigadora. Es importante que quienes hablan lenguas indígenas se sientan valorados, respetados y representados.

Ana Daniela Leyva terminó la conferencia invitándonos a abrir los ojos y a ver la presencia de lenguas en la ciudad. ¿Nosotros cómo participamos en esa diversidad? ¿Cómo logramos que permanezcan estas lenguas?

Ana Daniela Leyva, licenciada en Lingüística e investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Baja California (INAH-BC)

 


Comparte en redes sociales