El narcomenudeo sigue con sus ejecuciones en Ensenada: 2 muertes más y hay detenidos importantes

Comparte en redes sociales

En otra jornada violenta en la ciudad de Ensenada, dos personas -un hombre y una mujer- fueron asesinadas la mañana de hoy en el interior de un despacho contable que se localiza muy cerca de dos instituciones educativas y a un costado de una clínica de hemodiálisis. Dos personas fueron detenidas con relación a los hechos; una de ellas presuntamente es hijo de un policía municipal en activo.

Javier Cruz Aguirre / A los 4 Vientos

Ensenada, B.C., 20 de octubre del 2017.- El doble homicidio doloso ocurrió un par de horas antes de que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) diera a conocer una parte de los avances que hasta ese momento tiene la investigación relacionada con la muerte de 8 personas, la noche del miércoles 18 y madrugada del jueves 19 de octubre.

Destaca que dos de los ejecutados por personas que previamente los privaron de la libertad –junto con otras seis víctimas, entre ellas dos mujeres- en una casa ubicada en la calle Agricultores de la colonia Villas del Campo, utilizada como centro de venta y consumo de drogas, son primos y contaban con antecedentes penales en la ciudad sudcaliforniana de Guerrero Negro, de donde eran nativos.

Se trata de Jael Smith Félix Rodríguez, de 25 años, y Manuel Andrés Félix Martínez, de 27, quienes contaban con antecedentes de portación de arma prohibida, robo de vehículo y otros delitos relacionados con el narcomenudeo en ambos estados peninsulares.

Los cuerpos sin vida y desnudos de los primos fueron localizados en la madrugada de ayer en la calle Paseo Pacífico, de la colonia Artesanal –a unos metros de la central de policía municipal en el fraccionamiento Pórticos-, con lesiones de proyectil calibre .40 (se encontraron siete casquillos percutidos), siendo los únicos que murieron por de arma de fuego.

Foto: Plan B Viajero

Hace cuatro años, A los 4 Vientos publicó entrevistas con los delegados municipales de Villa Jesús María, Punta Prieta y Bahía de Los Ángeles, en la zona de Ensenada que colinda con Baja California Sur, quienes denunciaron que narcomenudistas de Guerrero Negro tenían al menos dos años vendiendo grandes cantidades de droga a los habitantes de sus jurisdicciones, principalmente a los jóvenes, provocando en la región un aumento desmedido en robos de todo tipo, lesiones y otras conductas criminales.

Los tres afirmaron que el problema lo denunciaron oportunamente al ayuntamiento y a la Subprocuraduría de Justicia en Ensenada, así como a la comandancia municipal de la Policía Estatal Preventiva (PEP), pero ninguna dependencia hizo algo por contener o al menos controlar el ingreso de los delincuentes y la droga -principalmente “cristal” y heroína- al municipio.

Ayer, el presidente municipal Marco Antonio Novelo Osuna lamentó las consecuencias de esa negligencia oficial en una rueda de prensa: “Hace dos meses, en las reuniones de coordinación, se dijo que no había que permitir que estos hechos (venta escesiva de droga al menudeo y asesinatos intencionales con violencia y sin tapujo) nos lleguen a la ciudad; lamentablemente nos ha llegado a la ciudad.”

Mueren ahorcados

De acuerdo con la PGJE, los nombres de las otras víctimas del 18 y 19 de octubre son los siguientes:

Alan Alejandro García Fernández, de 21 años; Esmeralda Mendoza López, de 27;
Sabas Hernández Ochoa, de 62; y Cindy Berenice Ramírez Meza, de 23, quien fue localizada ayer a las 7 de la mañana en la parte alta de Maneadero, junto con el cadáver de un hombre aún no identificado –hay otro hombre sin reconocer-.

Los cuerpos “tirados” casi enfrente del hospital del ISSSTECALI en Ensenada (Foto. Diario Frontera).

También se informó de manera oficial que los asesinos perdonaron la vida a una niña que se encontraba en la casa de Villas del Campo al momento de captura de los ocho ejecutados. Ella recibe apoyo psicológico del personal especializado de la procuraduría.

Respecto a la forma en como fueron muertas estas seis personas, la fiscalía informó que fue por asfixia por ahorcamiento y que los resultados de los exámenes que se les practicó a los cuerpos dieron positivo en todos al consumo de algún tipo de narcótico.

Los funcionarios de la PGJE en Baja California confirmaron que la principal línea de investigación en el caso es el narcomenudeo, y sin dar mayores detalles aventuraron que se trata de una pugna entre dos grupos antagónicos.

También informaron que la procuraduría ha realizado este año en Ensenada 42 cateos de lugares  presuntamente relacionados con la venta de drogas, y negaron que los asesinos hayan dejado mensajes por escrito junto a sus víctimas, tal y como mencionaron notas periodísticas.

Finalmente, dieron a conocer que en el municipio de Ensenada hay 226 elementos trabajando en todas las áreas de la PGJE, y que a petición del gobernador Francisco Vega y el presidente municipal Marco Antonio Novelo se reforzó desde ayer con 20 agentes ministeriales más a Ensenada.

Los peritos de la PGJE en Ensenada viven jornadas de intenso trabajo (Diario El Mexicano).

Ahora, ¿contra los contadores?

Mientras tanto, fuentes policiales municipales de Ensenada confirmaron A los 4 Vientos, antes de que lo hiciera al mediodía la PGJE, la muerte de dos personas –una mujer y un hombre, quien recibió un tiro de arma de fuego en la cabeza-, en un incidente que tuvo lugar a las 9 de la mañana de hoy en un despacho contable.

El sitio del incidente se ubica en la calle Iturbide, entre avenidas 8 y 9, de la céntrica colonia Obrera de la ciudad de Ensenada, casi enfrente de dos escuelas de educación básica (Matías Gómez, pública, y Guadalupe Victoria, privada), y a un costado de una clínica de hemodiálisis.

Una persona que escuchó la detonación del arma usada en el doble asesinato, reportó de inmediato el hecho a la central de emergencias y una patrulla de policía municipal que se encontraba muy cerca del lugar, llegó al despacho y encontró a dos hombres que salían del sitio.

Uno de los presuntos delincuentes optó por ingresar a la parte posterior del inmueble desde donde disparó en contra de los agentes con una escopeta, También inició un incendio para tratar de distraer a los policías y huir, pero finalmente fue sometido por otros policías municipales.

Se le identificó con los apellidos Appel Hernández, quien fue trasladado a un sitio donde se le interrogó acerca de su o sus cómplices.

El sitio donde ocurrieron los hechos esta mañana (Foto: Diario El Vigía).

Fue así que policías municipales y estatales (PEP) se trasladaron a una vivienda que se ubica a no más de 300 metros del lugar en donde fue localizado -ayer por la madrugada- el cuerpo de una de las ocho víctimas: la calle Insurgentes de la colonia La Esperanza, muy cerca del Centro Deportivo Siglo XXI.

En esa casa los policías detuvieron a un joven de no más de 30 años, de apellido Lozano, a quien los agentes identifican como hijo de un policía municipal en activo de Ensenada.

La PGJE se limitó a informar que las averiguaciones de este caso continúan y que pronto de darán a conocer los avances que se tengan en torno al caso, del cual aún se desconocen sus principales líneas de investigación.


Comparte en redes sociales