El madruguete legislativo que disparó en minutos, hasta 2.6 veces, el monto de la deuda pública de BC

El Congreso de Baja California aprobó por mayoría incrementar en casi 2.6 veces el monto de la deuda pública del estado, al pasar de 12 mil 500 millones de pesos a 32 mil millones en un plazo de hasta 37 años.

Javier Cruz Aguirre / 4 Vientos

3 de abril del 2019.- Ello porque la mayoría de los legisladores dieron luz verde a la reestructuración del débito estatal a 20 años, la contratación de un nuevo crédito bancario y certificar la firma y renegociación de dos Contratos de Asociación Pública Privada (APP) para pagar la construcción de una mega planta desalinizadora en Playas de Rosarito y una vialidad rápida en segundo piso, en la ciudad de Tijuana.

Al conocer los alcances de la nueva deuda Oscar Vega Marin, candidato del PAN a la gubernatura, criticó la medida y en sus redes sociales impulsó el hashtag “NoMásDeudaParaBC” en donde dijo: “Las finanzas del estado deben ser saneadas y fortalecidas sin mayor endeudamiento público (…) No deben los contribuyentes pagar más deuda. Los recursos del gobierno son aportaciones de la sociedad y deben ser bien administrados”.

Por ello, propuso al gobernador Francisco Vega de Lamadrid: “Antes de pensar en mayor deuda deberían de explorarse otras alternativas, como reducción de sueldos y otros gastos de operación”.

Foto: Frontera

Horas antes –en la noche del jueves 28 de marzo-, 12 diputados del PRI y el PAN votaron a favor de tres propuestas de Francisco Vega para recapitalizar a 20 años la deuda que el gobierno estatal tiene con ocho instituciones bancarias, la cual encarna 24 préstamos en donde destaca uno con Banorte –propiedad de la familia Hank González -por dos mil 54 millones de pesos.

También reformar a 37 años el pago mensual de 120 millones de pesos a los inversionistas del mega proyecto Desalinizadora Playas de Rosarito que integran la empresa NSC Agua, subsidiaria del grupo trasnacional Consolidated Wather Corporation (CWC) LTD con oficinas centrales en las Islas Caimán; la multinacional estadounidense NuWater a través de su filial NuWater de México, S.A.P.I. de C.V.: y el consorcio español Degrémont Iberia (ahora SUEZ Treatment Solutions), mediante su representante en México: Degrémont, S.A. de C.V.

El tercer proyecto que los legisladores avalaron es un nuevo contrato APP para pagar, durante 17 años, 25 millones de pesos mensuales a quien construya el periférico a segundo piso que conectará al aeropuerto internacional con el fraccionamiento Playas de Tijuana.

Vega de Lamadrid, de extracción panista, también logró que su bancada, con el apoyo de los diputados del PRI, aprobaran un nuevo crédito bancario de 2 mil 600 millones de pesos para depurar las finanzas públicas en los sectores salud y educación, así como resolver el rezago de jubilaciones en el magisterio estatal.

Meme: Facebook.

Y para financiar el gasto y amortización de toda la reestructuración financiera del gobierno, el congreso aprobó trasladar la carga de la deuda a los ciudadanos mediante tres acciones:

1.- Aumentar del 25 al 35 por ciento el monto del impuesto a la educación media y superior; 2.- crear un nuevo gravamen a los servicios de salud, educación y financiamiento, y 3.- cobrar peaje por el uso del segundo piso en el periférico Aeropuerto-Playas de Tijuana.

En su gira de esta semana por Baja California, el Presidente Andrés Manuel López Obrador escuchó de manera reiterada manifestaciones de rechazo al gobierno de Francisco Vega de Lamadrid, pero siempre acotó que no se confrontaría con él.

“Nosotros llevamos muy buena relación con el ciudadano gobernador de Baja California. Ya lo dije y lo repito, y no nos vamos a confrontar, no nos vamos a pelear. Se van a quedar con las ganas los que deseen eso. Fíjense que no voy a entrar en ninguna confrontación y con todo, todo, todo respeto no voy a caer en ninguna provocación. Miren, miren como termino: Amor y paz, amor y paz”, concluyó en su rueda de prensa matutina en Tijuana el pasado miércoles 27 de marzo.

Comparte en redes sociales