El déficit en abasto de agua potable en México es de 15%; en Centroamérica, de 10 al 20%

Comparte en redes sociales

Sólo a través de la cooperación entre países de la zona y organismos como la FAO, IICA y CAC se hará un frente común americano contra la sequía y el cambio climático.

Colegio de Postgraduados de México

Sólo a través de la cooperación regional  de instituciones del sector agropecuario de México y de gobiernos de América Latina y el Caribe, con la participación activa de organizaciones internacionales como la FAO, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Consejo Agropecuario de Centroamérica, será posible emprender acciones conjuntas para contrarrestar los efectos de la sequía y el cambio climático regional.

Al dar inicio el Taller para el Fortalecimiento de la Seguridad Alimentaria, el Mejor Aprovechamiento del Agua y Mitigación de Riesgos por el Cambio Climático, con la asistencia de especialistas de países de América Latina y el Caribe, se señaló la importancia de capacitar masivamente a técnicos y especialistas en esta materia, ante un proceso de modificación del clima en el mundo calificado como irreversible.

Así, el Colegio de Postgraduados apoya a la FAO en proyectos de capacitación y asesoría en cuanto a elaboración y ejecución de programas encaminados al mejor aprovechamiento del agua de lluvia, y en especial sobre la tecnificación del agua destinada a la agricultura.

Esto en virtud de que alrededor del 78 por ciento del potencial del agua captada en presas y cuerpos naturales de agua se utiliza para el fomento agrícola, señaló el director general de esta institución académica superior, Jesús Moncada de la Fuente.

Las acciones concertadas de manera conjunta entre el COLPOS, la FAO, EL IICA y el Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC), tienen el propósito de intensificar los programas de capacitación y adiestramiento, junto con escuelas y universidades de cada país, para hacer frente –por la vía de la capacitación y la promoción de la infraestructura– a  la escasez de agua para todos los usos.

En toda América Latina se requiere emprender acciones para aumentar la disponibilidad de agua destinada al consumo humano, para consumo animal, para producción de alimentos en ambientes controlados, producción en traspatio, recarga de acuíferos y para riegos de auxilio en condiciones de temporal.

En la actualidad, el reto en México y en países de Centroamérica y República Dominicana consiste en abastecer de agua potable al total de sus respectivas poblaciones.

En este momento el abasto del líquido es deficitario en porcentajes que van del 10 al 20 por ciento en América Latina.

En México 15 millones de personas, especialmente en poblaciones rurales, aún no cuentan con agua entubada en sus domicilios.

Una de las razones que se ha señalado como el origen del problema es que existen miles de poblaciones en toda la región con menos de 100 habitantes. Por ejemplo, en México hay más de 150 mil de esas comunidades.

ESCASEZ AGUAEsto, para los gobiernos de los diferentes países latinoamericanos, es muy difícil afrontar tanto desde la perspectiva económica como en la técnica.

Sin embargo, ahí está la oportunidad de captar el agua de lluvia, la cual es física y químicamente pura para el consumo humano Esto en los mismos sitios donde se encuentran las necesidades de demanda de agua limpia para los diversos usos.

En México hay ejemplos de la necesidad de subir el agua hasta más de mil metros para conducirla hasta las grandes ciudades, como ocurre con los acueductos Linares-Monterrey, Río Colorado-Tijuana y el Sistema Cutzamala, éste último para traer agua al Distrito Federal.

Es de señalar que el Colegio de Postgraduados de México ha capacitado a más de 720 técnicos y especialistas en la materia; ello como una alternativa para contrarrestar la presencia de dichos fenómenos climatológicos por la vía del aprovechamiento integral del “agua que cae del cielo”, tanto para consumo humano como para el desarrollo de la agricultura y la ganadería.

A la fecha se ha formado la Red Internacional de Especialistas en Captación del Agua de Lluvia -capacitados en México-, que operan en instituciones de gobiernos de América Latina y el Caribe

Sobre el particular, el Colegio de Postgraduados de México, a través del Centro Internacional para el Aprovechamiento del Agua de Lluvia (CIDECALLI), ha ofrecido diplomados y cursos-talleres en México y en varios países de América Latina y el Caribe, en un esfuerzo por enfrentar el problema del cambio climático y minimizar sus efectos a través de la transferencia de nuevas tecnologías y estrategias regionales, informó el director del organismo, Manuel Anaya Garduño

Además del Doctor Moncada de la Fuente asistieron los representantes de la FAO en México, Dra. Nuria Urquía Fernández, y en Panamá, Dr. Ignacio Rivera, así como de la SRE, Armando López Trujillo.

También del IICA, Claudia Escalera, y del CAC, Manuel Jiménez Umaña.

Por la tarde participaron funcionarios de SAGARPA, CONAGUA, INIFAP, UACH (Chapingo), IMTA Y COFUPRO (Fundaciones PRODUCE).

De la misma manera, asistieron representantes de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y República Dominicana.


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *