Economía del hogar: aprende a ahorrar en tus compras

Llegar a fin de mes no es algo fácil, sobre todo para las familias numerosas o las que cuentan con poco presupuesto. Los gastos fijos que se van en alquileres, pago de servicios y consumos básicos significan grandes sumas de dinero, más aún en realidades económicas donde la inflación es un problema latente. Por eso, resulta fundamental llevar adelante una planificación detallada de la economía del hogar y comenzar a regular algunos gastos para evitar desequilibrios o posibles deudas. A continuación presentamos algunas claves para que aprendas a ahorrar en tus compras.

Foto: Gesina Kunkel. Mein Deal and www.mein-deal.com.

Realizar un presupuesto mensual

Para realizar un presupuesto, en principio se deben calcular todos los ingresos mensuales de la familia. Luego restar de esa lista los egresos fijos, para poder calcular cuánto dinero se dispone para las compras y otros gastos en el mes. Además, hacer un detalle de aquellos gastos, permitirá revisar cuales son realmente necesarios, e identificar y suprimir aquellos de los que se puede prescindir.

Comparar precios

A la hora de hacer compras, ya sea en supermercados, tiendas de electrodomésticos o de ropa, es fundamental revisar los precios de las diferentes tiendas hasta encontrar las opciones más económicas. Además, siempre es bueno estar atentos a las ofertas 2×1 o promociones que las tiendas lanzan durante el Buen Fin México. La comparación de precios es una de las claves fundamentales para ahorrar dinero, ya que a veces pueden variar considerablemente de un comercio a otro.

Realizar listas de compras

Antes de hacer las compras, es fundamental hacer una lista con todos los productos que son realmente necesarios para la familia. Acotarse a ella es una de las mejores maneras para ahorrar, ya que evitará caer en compras por impulso. En el caso de las compras de supermercado, se puede optar por aquellos que ofrezcan servicios de delivery.  De esta manera puede resultar más fácil comprar sólo los productos presentes en las listas y evitar las tentaciones que aparecen al visitar los mercados físicos.

Gestionar los alimentos

El freezer puede ser un aliado si el objetivo es ahorrar dinero en las comidas. Lo ideal es tener alimentos saludables congelados, sobre todo aquellos que se encuentran en oferta en los supermercados. Tener disponibles estos alimentos es la mejor opción para las comidas de último momento y evitar así las compras en apuro que pueden resultar más costosas.

Reemplazar primeras marcas

Claro que todos prefieren comprar primeras marcas, ya que la calidad es superior. Sin embargo, algunas marcas reconocidas presentan precios más elevados por cuestiones de packaging y publicidad. Por eso, se puede comenzar a consumir otras marcas alternativas que también son de calidad, pero que pueden significar un ahorro del 20% y hasta del 50%.

Suprimir otros gastos

La ropa de última moda, la adquisición de objetos electrónicos o las salidas a comer afuera pueden ser gastos muy significativos. Lo ideal es moderarlos, y en el mejor de los casos suprimirlos para llegar tranquilos  a fin de mes.

Comparte en redes sociales