DESDE LA IZQUIERDA: El oportunismo y la senectud, origen de las traiciones

Comparte en redes sociales

 

 

El país está sacudiéndose en las esferas de lo social y lo político. Como en ninguna otra época, la sociedad mexicana se está moviendo vertiginosamente en la búsqueda de los espacios en los que se contengan sus anhelos libertarios, justicieros y culturales.

 

Jesús Sosa Castro* / 4 Vientos

Foto destacada:

 

Este esfuerzo no sólo se justifica, sino que se ha convertido en la más urgente necesidad pues en el mundo y en especial en nuestro país, se están rompiendo paradigmas que otrora nos mantuvieron encerrados, encapsulados, en una cultura individualista, neoliberal, ajena por completo a los sentimientos colectivos de nuestro pueblo

Un hecho real está presente en nuestro comportamiento político. Hemos dejado atrás la abulia, la indolencia, para poner en juego una participación incuestionable en la defensa de nuestros intereses de clase. ¡Estos, siempre fueron olvidados!, pero el pueblo, sabio como es, decidió construir una ruta que lo condujera hacia mayores niveles de equidad, justicia y libertad.

Sin embargo, no obstante estos avances, a los millones de mujeres y hombres que estamos haciendo esta revolución, nos faltan liderazgos que estén a la altura de la historia y capaces de cumplir con el compromiso de sacar adelante el proyecto de la 4a transformación.

Estos miles de luchadores conscientes necesitamos ser tomados en cuenta como los verdaderos constructores del cambio que se está dando en el país. Porque mientras haya dolor, desigualdad y falta de justicia en algunos rincones de la patria, no podemos darnos el lujo de pasar por alto las traiciones y las vergüenzas que algunos dirigentes de Morena, funcionarios públicos, parlamentarios y políticos de viejo cuño, estén entregando su historia a los mismos sujetos que hundieron a México en la miseria y en todo tipo de injusticias.

El 1o de julio del 2018 más de treinta millones de mexicanos hicimos posible una transformación para bien de nuestro pueblo. La hicimos posible porque la gente y un líder incuestionable, supimos entender la historia y las necesidades de México. Dispusimos todo para alcanzar una vida digna y sin las ataduras que por centurias nos impusieron los de horca y cuchillo.

Nuestro objetivo consistía en lograr la transformación de la vida social y política de los mexicanos. Quitarles el poder político y los privilegios a todos aquellos que se consideraban los dueños de la nación. Este gran movimiento, parió a miles de mujeres y hombres que, desde entonces, se convirtieron en heraldos de una nueva forma de entender la lucha por un cambio verdadero.

 

Monreal y Porfirio. Su odio a López Obrador los une (Twitter Ricardo Monreal).

 

Pusimos en el centro de nuestro quehacer, el trabajo, la organización de la militancia, las convicciones políticas y, sobre todo, nuestra honestidad para sacar adelante el nuevo proyecto de la cuatro T. Esas mujeres y esos hombres hemos resistido las tentaciones del poder, de la corrupción, de los privilegios. Pero otros, no pocos, por cierto, cayeron en los brazos de la soberbia, de la grilla y de la traición.

Abjuraron del proyecto político por el cual el pueblo y AMLO los impulsamos para que llegaran a puestos de poder, en los que, sin duda, había que poner por delante la defensa de los intereses de la gente y de la patria

En todos los movimientos sociales, democráticos o revolucionarios, siempre aparecen los oportunistas, los gandallas y los traidores. Algunas de estas sabandijas no defienden principios ni proyectos políticos. Son, en esencia, centaveros, corruptos, que se aprovecharon de la nobleza de la gente para encaramarse en los puestos de poder.

Ricardo Monreal, Porfirio Muñoz Ledo, Cuauhtémoc Cárdenas, Germán Martínez, Lily Téllez, Néstora Salgado, Armando Guadiana Tijerina, Arturo Herrera, Carlos Urzúa y otros, son quienes han hecho de la traición, del oportunismo y de la chochez, el modus operandi del oportunismo y la traición. Son chapulines que el olor al dinero y a las ambiciones personales, los han convertido en los seres más repudiados por el pueblo por doblarse ante los que dijeron combatir

Son los que construyen partidos fantasmas como “Fuerza por México” los que impulsan candidaturas de la derecha para vengarse de las derrotas que les han infringido los electores. Son los que se han pasado a lo más podrido de la política, pensando que la chochez, que la senectud física y mental, les puede dar prestigio y asegurarles su vigencia en la nueva historia que se está construyendo

¡Qué pena nos dan esos chaqueteros! El México de hoy, el México profundo del que habló Guillermo Bonfil Batalla, la civilización negada por los oligarcas, ya saben qué tipo de cucarachas son. No volverán a tener ni la confianza ni el voto del pueblo. ¡Al tiempo, traidores!

 

* Es activista social en Ciudad de México. Comunista, analista político y articulista. Forma parte de la línea congruente y crítica del Partido Morena.

Ensenada, B.C., México, lunes 13 de junio del 2022.

 


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.