DANZAR HASTA QUE LLUEVA: UABC: la supuesta neutralidad del profesorado universitario

Comparte en redes sociales

1.- Un gran número de profesores universitarios (varones y mujeres) intenta asumir una posición política neutral. Soy “imparcial”, suelen decir al cuestionárseles su opinión sobre el “modus operandi” de los gobiernos priianistas o de sus partidos políticos.

Daniel Solorio Ramírez* / A los 4 Vientos

2.- Detrás de la pretensión de neutralidad hay una explicación con dos vertientes. A mi ver los académicos adscritos suelen afiliarse conscientemente o no a alguna de esas formas de pasar por la vida pública sin definiciones ni compromisos políticos. Una vertiente es de índole académico y la otra puramente pragmática.

3.- La de índole académica dice creer en una supuesta imparcialidad de la ciencia. Asume sin cuestionamiento alguno que a la Biología, que el Derecho, que la Medicina, que la Ingeniería, etcétera, carecen de orientación política; que un buen profesor practica la ciencia pura, la cultiva, la transmite, pero es políticamente neutral, que su deber es ser imparcial frente a sus educandos.

Imagen: El Español.

4.-  La otra vertiente, la de índole puramente pragmática, sostiene que el trabajo académico es lisa y llanamente un trabajo y que hay que conservarlo ante la dureza de la crisis económica; suelen creer que si se definen políticamente puede perderlo porque a “los tatamandones” de las universidades públicas les desagradan los maestros políticamente definidos contra el “stablishment”.

5.- En la UABC por ahí va la cosa. Continuaré en cuanto pueda. Me voy al salón a explicar amparo, como ciencia no pura (que no es lo mismo que ciencia impura).

*Daniel Solorio Ramírez. Maestro en Derecho Público. Ex Magistrado Presidente de la Segunda Sala del Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Baja California. Profesor de la UABC.


Comparte en redes sociales