DANZAR HASTA QUE LLUEVA: JAIME BONILLA, UN GOBERNADOR SIN DECORO

Comparte en redes sociales

 

Haría muy bien el Cabildo mexicalense si promueve una controversia constitucional ante la Suprema Corte contra la manipuladora municipalización bonillista del agua.

 

En la sesión del cabildo de Mexicali relativo a la creación del Instituto Paramiunicipal del Agua (Facebook).

 

Daniel Solorio Ramírez* / 4 Vientos / Foto principal: El poder que se desvanece (Televisa)

1.- El que observó la sesión del Cabildo mexicalense del lunes 16 de agosto pudo advertir tres cosas relevantes: a).- Los panistas rechazan la municipalización de Bonilla porque el Congreso no escuchó previamente a los ayuntamientos, b).- Los perredistas también la rechazan porque tendría que haber empezado por una solicitud, separada e individualizada, de cada uno de los ayuntamientos, c).- En la sesión fueron oídos los Colectivos de las Resistencias, sin mayor oposición de los regidores, lo que implica una buena dosis de participación democrática.

2.- A mi juicio, los elementos de análisis vertidos en la sesión del cabildo de Mexicali ponen en relieve que la reforma de Bonilla sí es clara, notoria y manifiestamente inconstitucional, lo que arroja elementos suficientes para que el Ayuntamiento mexicalense promueva ante la Suprema Corte una controversia constitucional en términos del artículo 105 fracción II de la Constitución federal; la defensa de las potestades públicas de los gobiernos municipales es un deber de todo funcionario público.

 

Imagen: aprendederecho.com

 

3.- Otras dos cosas quedan evidentes: a).- La falta de decoro del gobernador Bonilla ya se hizo tradicional y muy poco se puede esperar de él; por fortuna le queda muy poco tiempo; a mi juicio ha incurrido en graves abusos a la confianza y al afecto que le tiene el presidente López Obrador, b).- Los colectivos de Resistencias Unidas de Baja California una vez más se convierten, coyunturalmente, en la voz del pueblo dolido por los abusos de sus gobernantes emanados de cualquier partido.

4.- Colofón: Bien le vendría a los regidores Héctor Ibarra Calvo y Fernando Rosales advertir que la presidenta municipal, Guadalupe Mora, así como las mujeres de las Resistencias, son ante todo unas damas y que por ese solo hecho deben dirigirse a ellas de manera diligente y con pleno respeto, lo que no implica renunciar a sus derechos políticos de reprochar lo que consideren incorrecto; al dirigirnos a una mujer todos los varones debemos recordar que somos hijos de una de ellas; lo cortés no quita lo valiente.

 

* Maestro en Derecho Constitucionalista, Académico en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), Presidente de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste, A.C., Activista Social y Ombudsman de los Derechos de las Audiencias de 4 Vientos.

Ensenada, B.C., México, miércoles 18 de agosto del 2021.

 


Comparte en redes sociales

Un comentario en "DANZAR HASTA QUE LLUEVA: JAIME BONILLA, UN GOBERNADOR SIN DECORO"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.