DANZAR HASTA QUE LLUEVA: Dudas indispensables sobre el traslado a Tijuana de dos Salas de Apelación del Tribunal Superior de BC

Comparte en redes sociales

 

 

 

1.- El hecho ya es inminente: a partir del 4 de enero, dos salas de apelación abrirán sus puertas en Tijuana; así lo ordenó el Tribunal Superior de Justicia en su acuerdo del pasado 25 de noviembre sin siquiera haber escuchado la opinión del gremio abogadil.

 

Primero, retrasan la impartición de justicia al amparo del covid, y ahora los magistrados del Tribunal Superior de Justicia, de manera totalmente unilateral, autoritaria y antidemocrática, ordenan el envío de Salas de Apelación de Mexicali a Tijuana (Foto: Periodismo Negro).

 

Daniel Solorio Ramírez* / 4 Vientos / Foto destacada: Cadena Noticias

Ese hecho inminente parece correcto, Tal vez lo sea, pero ni siquiera hemos tenido oportunidad de opinar desde otros ángulos que no sean los meramente numéricos.  Al Poder Judicial no le interesó escuchar opiniones de ningún tipo, lo que orilla a pensar que solo tomó en cuenta el factor numérico: en la zona Costa de Baja California hay más población, más litigios, más dinero, más grupos empresariales, más poder político  y económico.  Eso le bastó.

El argumento es pobre aunque pudiera ser correcto; una de sus implicaciones podría ser, eventualmente y por supuesto en un futuro no tan lejano, el traslado de la capital del Estado a Tijuana.  Precisemos que el acuerdo ordena concentrar en Tijuana todos los litigios de apelación provenientes de Tijuana, Ensenada, San Quintín, Rosarito y Tecate. Mexicali quedará solito, convertido en una isla en pleno desierto.

2.- Pero nadie habla todavía de las implicaciones geopolíticas y constitucionales que inevitablemente arrastra esa decisión; lo diré de corridito: dentro de poco en la zona Costa habrá un TRIBUNALOTE; y en Mexicali, la capital del Estado, quedará solamente un TRIBUNALITO. Lo mismo quiso hacer en sus tiempos en entonces gobernador Xicoténcatl Leyva Mortera, pero alguien lo convención de que debería repensar los factores geopolíticos del traslado de salas del tribunal superior a la zona Costa y paró su tren.

3.- Según la Constitución de Baja California (artículo 96) la sede de los poderes del Estado es Mexicali, su capital, y sólo el Congreso del Estado puede decidir que se trasladen a otro lugar, pero exige el voto de la mayoría calificada (dos tercios) de sus diputados. 

Sospecho que el Congreso del Estado tiene que asomarse a la decisión que acaba de tomar el Pleno del Tribunal Superior, por lo que aquí le hago un atento llamado a todos los diputados, y en especial a su presidente, Juan Manuel Molina García.   No digo que deben oponerse; solo digo que no deben permanecer con los ojos cerrados ante una decisión de tanta relevancia política.

4.- Hay una pregunta que todavía no respondemos:  ¿Mexicali seguirá siendo la sede del poder judicial, aunque el 80% de su cabeza, el Tribunal Superior de Justicia, esté instalado en Tijuana? Pareciera que hasta este momento solo se ha tomado en cuenta el factor numérico, poblacional, la carga de litigios y quizá, silenciosamente, la comodidad personal de los magistrados que residen en la zona costa;  ninguno de los  colegios de abogados fue consultado ni se han pronunciado, tampoco ha dicho una sola palabra la Federación Estatal de Colegios, Barras y Asociaciones de Abogados de Baja California (FEDABO), pero el hecho ya es inminente: el 4 de enero abrirán dos salas de apelación en materia civil en Tijuana; en Mexicali quedará solo una, no obstante que es la capital del Estado.

 

Foto: Cadena Noticias.

 

5.- Tampoco se ha ventilado de qué manera la decisión de instalar nuestras salas de apelación en Tijuana afectará la independencia de los magistrados.  Tijuana, municipio con más población, más dinero, más riqueza, más políticos y empresarios súper poderosos, tiene también mayor capacidad de presionar y corromper a los magistrados.  ¿O son acaso magistrados probadamente incorruptibles, de tal manera que ni siquiera tenga sentido tocar ese punto?

6.- Washington sigue siendo la capital de los Estados Unidos de América y también la sede de los poderes federales, a pesar de que Nueva York (y otras muchas megalópolis estadounidenses) tienen mucha más población, mucho más dinero, mucho más políticos y empresarios poderosos.

7.- Si posteriormente la capital del Estado se traslada a Tijuana (lo que numéricamente podría tener mucho sentido) Mexicali, esta región de clima tan extremoso, a la que no gustan de viajar los habitantes de la zona costa, pasará a ser una región con muy escaso desarrollo porque los poderes del Estado residirán en la zona costa.

No es un augurio porque no soy pitoniso, pero trasladar la mayor parte del Tribunal Superior a Tijuana es un pasito adicional para llegar a esa meta.

¿Importa reflexionar sobre ese punto o no tiene caso? Asumo como un hecho que esos puntos no estuvieron en la mesa de análisis del Pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado en la sesión del pasado 25 de noviembre.

Finalmente diré que no propongo ni impongo: EXPONGO.

 

* Maestro en Derecho Constitucionalista, Académico en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), Presidente de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste, A.C., Activista Social y Ombudsman de los Derechos de las Audiencias de 4 Vientos.

Mexicali, B.C., México, jueves 16  de diciembre de 2021.


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.