CRÓNICA NATURAL: Las dos águilas centinelas de la península

 

Una es real (Águila Pescadora) y la otra es simbólica (Monumento al Águila en el Paralelo 28), pero ambas tienen algo en común.

 

Águila Pescadora con su presa. Guerrero Negro (Mayo-7-2015). Foto del autor.

 

Arnulfo Estrada Ramírez* / 4 Vientos / Foto principal: Águila Pescadora alimentándose en el Estero de Punta Banda, enero 31 del 2005

El Águila Pescadora, cuya especie es Pandion haliaetus, se encuentra en pleno crecimiento debido a la ayuda y protección de los ciudadanos conscientes. La otra es un gran monumento que simboliza la unión de las dos californias peninsulares.

Haré una breve descripción de ambas.

Águila Pescadora

Es una de las aves de presa más comunes y de mayor distribución en el mundo. Alcanza una altura entre 43-56 centímetros y con las alas extendidas llega hasta 1.67 metros. Las hembras son un poco mayores que los machos.

Se le encuentra en todos los continentes excepto en Antártida y varias islas. Originalmente anidaba extensamente por todo Norteamérica, pero la contaminación con el pesticida DDT causó una disminución en su población y una retracción del rango.

El pesticida incluso llevó a la desaparición del águila pescadora como especie reproductora en el sur de California.

 

Nido de Águila Pescadora justo en la línea imaginaria que divide a las dos californias (Febrero de 1981). En el extremo inferior izquierdo hay un letrero de la SARH en donde se informa, avisa y advierte a la población sobre el cuidado de la especie y de la prohibición de perturbar a las águilas o tirar el nido, algo común en ese entonces según recuerda Aradit Castellanos, quien fungía como responsable del Refugio de Aves Acuáticas Migratorias en Bahía de Sebastián Vizcaino (dependiente. de la SARH), área protegida precursora de la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno. Ese grupo puso en marcha un amplio programa de protección y recuperación de la población de Águila Pescadora, tanto en los islotes de la Laguna como en los alrededores, construyendo sitios y torres de anidamientos. Asimismo, una campaña de información pública y de aplicación de la ley. Para su trabajo recibieron el apoyó de la CFE y la compañía Exportadora de Sal en Guerrero Negro, BCS.

Desde que se prohibió el uso del DDT dentro de los Estados Unidos, el número de águilas pescadoras ha aumentado.

En 1997. las águilas pescadoras comenzaron a anidar en el condado de San Diego por primera vez desde 1912. Para el año 2000 había dos pares anidando con éxito en el condado: uno en la Estación Aérea Naval de North Island, la otra en Scripps Ranch High School.

Se alimenta especialmente de peces y anida generalmente en copas de árboles y en estructuras hechas por el humano, en donde construye sus grandes nidos con una gran diversidad de materiales.

En las islas en donde no tienen depredadores, construyen sus nidos a ras del suelo.

Usualmente ponen tres huevos, pero solamente se logran uno o dos ejemplares. El período de incubación es de aproximadamente 38 días, el período de anidamiento es de 44 a 59 días.

 

Águila Pescadora en su nido. Guerrero Negro. Mayo 7 del 2015.

Esta grandiosa ave se distribuye en toda la Península de Baja California, pero es en la zona de Guerrero Negro en donde existe la mayor densidad debido a que los pobladores han desarrollado una cultura protectora hacia esta singular especie.

Desde hace aproximadamente 20 veinte años se le puede ver anidando en los postes de luz eléctrica en el poblado de El Sauzal, y en menor cantidad en el Estero de Punta Banda y la Bahía de San Quintín.

Monumento al Águila

El 1 de diciembre de 1973, el presidente de México Luis Echeverría Álvarez inauguró la Carretera Transpeninsular.

El sitio elegido para tan importante evento fue la línea imaginaria del Paralelo 28 grados de latitud norte que divide ambas Californias Peninsulares. Justo en ese sitio se construyó un águila cuyas alas extendidas simbolizan a los estados de Baja California Sur y Baja California.

El águila tiene una altura de 36 metros y puede ser vista desde una distancia de cinco kilómetros a la redonda. Es de acero y concreto y su diseño y construcción estuvo a cargo de los arquitectos Edmundo Rodríguez Saldívar y Ángel Negrete González**.

 

Las dos águilas que simbolizan la península californiana. Foto tomada hace 40 años (Febrero de 1981) el el Paralelo 28 que divide a las dos Californias.

En la inauguración, además del presidente Echeverría Álvarez, estuvieron presentes los gobernadores de los dos estados limítrofes: Milton Castellanos Everardo, por Baja California, y Félix Agramont Cota, por Baja California Sur.

 

Arnulfo Estrada Ramírez es Oceanólogo por la Universidad Autónoma de Baja California (UABC); fue integrante de la Estación de Oceanografía de la Secretaría de Marina-Armada de México en Ensenada; investigador, traductor y rescatista de la lengua nativa kiliwa; colaborador de 4 Vientos y Cronista Oficial de Ensenada. Correo electrónico: arnulfoestrada54@gmail.com

 

Ensenada, B.C., México, lunes 15 de febrero del 2021.

 

 

**NOTAS DEL EDITOR:

El pasado 1 de diciembre del 2020 se cumplieron 47 años de la inauguración de la carretera transpeninsular precisamente en el sitio donde se encuentra el complejo del Monumento al Águila que ese día sirvió de escenario para la ceremonia de apertura pública de la importante vía de comunicación.

 

1 de diciembre de 1973, la ceremonia de inauguración.

Los arquitectos Rodríguez y Negrete ganaron el concurso que convocó meses atrás la entonces Secretaría de Obras Públicas del gobierno federal a cargo de Luis Enrique Bracamontes. En la licitación participaron 57 compañías, entre ellas el consorcio de los arquitectos ganadores  que tenía el nombre de “Atalaya”.

La enorme ave de acero y concreto y los edificios anexos –la plaza ceremonial y un albergue parador turístico que primero se concesionó a la cadena de hoteles El Presidente, luego a La Pinta y hoy lo administra la cadena estadunidense The Halfway Inn– tuvieron un costo global de casi 31 millones y medio de pesos.

Igualmente, es de señalar que días antes de la ceremonia de apertura de la carretera se acondicionó a un costado del complejo, a toda prisa y a promoción de un funcionario agrario de Baja California, un museo al que fueron llevados diversos bienes del patrimonio arqueológico, histórico y paleontológico sudcaliforniano que al poco tiempo desaparecieron. Aún hoy se desconoce en dónde se encuentran esos bienes.

Y otra obra que se creó en la zona del monumento- la Escuela Normal del Desierto– fracasó al poco tiempo de inaugurada por Echeverría por falta de planeación, por lo que se tuvo que reubicar en Loreto como Centro Regional de Educación Normal (CREN), denominación que aún conserva con el nombre de Marcelo Rubio Ruiz.

 

Águila pescadora llega a su nido en las inmediaciones del humedal de Guerrero Negro, Baja California Sur (Agencia EFE).

Comparte en redes sociales