CRÓNICA NATURAL: EL ARROYO ENSENADA Y EL CAÑÓN DE DOÑA PETRA (FOTOGALERÍAS)

Comparte en redes sociales

 

Parte norte del bosque de encinos del Cañón de Doña Petra y el cauce seco del arroyo Ensenada no afectado por las aguas negras que la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (del gobierno de Baja California) arroja a su cauce, metros más adelante (Lucio Tirado).

 

Un sendero en el cañón de Doña Petra (Lucio Tirado)

 

Bosque de encinos en el cañón de Doña Petra (Lucio Tirado).

 

Las pestilentes, contaminadas y semitratadas aguas negras que desde hace 10 años la CESPE arroja impunemente al arroyo Ensenada del Cañón de Doña Petra (Foto: El Vigía).

 

El pasado 8 de noviembre realicé un breve recorrido por un pequeño humedal que forma parte del Arroyo Ensenada y por el Cañón de Doña Petra, ambos sitios naturales que se encuentran dentro de la ciudad porteña de Ensenada, por lo que es fácil acudir a ellos para disfrutar de su flora y fauna de las cuales a continuación les comparto algunos datos útiles.

 

A finales del siglo XIX y principios del XX, el arroyo Ensenada formaba una laguna pluvial en su desembocadura en la Bahía Todos Santos (Ensenada). Este humedal ya desapareció, pero en la actualidad, ocasionalmente, la marea dentro de la rada portuaria y la presencia de agua constante proveniente del arroyo Ensenada por el tiradero de aguas negras semitratadas por la CESPE, metros arriba en su cauce, se crea un humedal que es aprovechado en sus márgenes por la flora y fauna que aún sobrevive a la contaminación (Facebook).

 

Arnulfo Estrada Ramírez* / 4 Vientos / Foto destacada: Lucio Tirado

El Arroyo Ensenada, es uno de los afluentes de agua temporal que atraviesa la ciudad de norte a sur, desembocando en la Rada Portuaria.

Desde hace más de diez años lo han convertido en conductor de las aguas negras que generan los fraccionamientos ubicados al noreste de la ciudad, por lo que todo el tiempo corre agua rica en nutrientes, afectando a las plantas nativas y favoreciendo a otras que han proliferado debido a la constante humedad.

Cuando las aguas negras se mezclan con el agua de mar durante las mareas altas, se forma un pequeño humedal de aproximadamente 200 metros lineales que van desde la Rada Portuaria hasta el puente de la Calle Primera.

 

Interesante humedal que se forma cuando se mezcla el agua de mar con el agua dulce, formando un ecosistema favorable para varias especies de aves locales y migratorias (Cortesía).

 

Foto: Cortesía.

 

El sitio es aprovechado por varias especies de aves terrestres y marinas que usan el lugar como zona de refugio, descanso y alimentación.

Ese lugar ofrece una buena oportunidad para el estudio y observación de especies como el Pato Norteño (Anas platyrhynchos), la Gallareta (Fulica americana), la Garza Blanca (Casmerodius albus), y el colorido Papamoscas Cardenalito (Pyrocephaus rubunus), entre otras aves.

 

La Garza Blanca (Casmerodius albus) es una de las especies usuarias del humedal (Cortesía).

 

Patos Norteños y Gallaretas conviviendo en el humedal que se forma en la desembocadura del arroyo Ensenada (Cortesía).

 

El pintoresco y colorido Papamoscas Cardenalito es otra de las especies que visita el humedal en busca de algún insecto (Cortesía).

 

Dos parejas de Patos Norteños en el humedal (Cortesía).

 

Un acercamiento al hermoso Papamoscas (Foto: Cortesía).

 

CAÑÓN DE DOÑA PETRA

El Cañón de Doña Petra es uno de los pulmones más importantes que se encuentran en la mancha urbana de la ciudad; sin embargo, constantemente presenta amenazas derivadas del crecimiento urbano mal planeado y de la contaminación ocasionada por las aguas negras que afectan a la flora nativa desde hace más de diez años.

La zona del cañón fue utilizada por los antiguos pobladores como campamentos estacionales en donde se proveían de alimentos como la bellota, islaya y sauco, de los que elaboraban nutritivos atoles.

Por ser ésta la época de recolección de bellota, describiré su elaboración por si alguien quiere recolectar la semilla que en estos días ha caído al suelo.

 

Esta era una parte de la zona arqueológica (metates usados para moler semillas por los antiguos yumanos que ocupaban el cañón como centro habitacional de verano) que fue sepultada por particulares en abril del 2013. Posteriormente, el terreno ganado se convirtió en propiedad privada. ¿Y el Instituto Nacional de Antropología e Historia? ¡Ni sus luces! (Cortesía).

 

Relleno en donde se afectó una parte de las zonas arqueológicas del cañón en abril del 2013 (Cortesía).

 

El sitio que fue rellenado en abril del 2013, acabando una zona arqueológica con numerosos metates en donde los antiguos kumiay hacían sus moliendas, hoy está convertida en sacrosanta propiedad privada (Cortesía).

 

RECETA PARA ELABORAR EL ATOLE DE BELLOTA.

Este otoño es el mejor tiempo de colecta ya que el fruto ha madurado y ha caído al suelo, facilitando su recolección.

El fruto es de sabor amargo, por lo que es necesario someterlo a un tratamiento que consiste en quebrar la bellota, ponerla a secar, separar la nuez de la cáscara, molerla en metate hasta obtener una harina muy fina, poner a hervir la harina hasta dos veces y eliminar el agua hasta quitar lo amargo. Finalmente se hace el atole y se pone a enfriar hasta que quede como gelatina.

Se consume directamente o usando tortillas y trozos de carne asada a manera de cuchara, y si gusta puede agregarle miel de abeja o sal al gusto.

 

Fruto maduro de bellota. Alimento antiguo de los grupos originarios yumanos. Listo para elaborar el nutritivo Atole de Bellota (Cortesía).

 

La bellota se lava y muele hasta crear una fina harina de las semillas recolectadas (Foto: carem.org).

 

El atole, listo para tomar (Foto: Javier Cerecer).

 

En las márgenes del arroyo Ensenada, alguien aprovecha las tierras bien fertilizadas por las aguas negras para cultivar dos variedades de frijol, calabaza, y tomate cherry (Cortesía).

 

* Cronista Oficial de Ensenada; oceanólogo e investigador del Instituto de Oceanografía de la Secretaría de Marina, rescatista del idioma kuliwa en Baja California y colaborador de 4 Vientos.

Ensenada, B.C., México, lunes 15 de noviembre del 2021.


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *