Continúan el engaño; otros 21 días de atraso en la entrega de agua potable a Ensenada

Comparte en redes sociales

El gobierno de Baja California retrasó 21 días más la entrega de 100 litros de agua potable por segundo para la ciudad de Ensenada, de acuerdo con información del director de la Comisión Estatal del Agua, Jesús Lizola Márquez.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / La Jornada BC

Ensenada, B.C., a 20 de julio de 2015.- Esto porque: 1.- se encontraron nuevas fallas geológicas en el trazo del acueducto inverso Tijuana-La Misión-Ensenada; 2.- se pidieron nuevos permisos de uso de suelo y derechos de paso en instancias federales que originalmente no se contemplaron; 3.- un banco de rocas a la altura del poblado Popotla, en Playas de Rosarito, obstaculizó y retrasó el paso del ducto.

Lizola y el secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE), ingeniero Manuel Guevara Morales, confirmaron hace una semana a empresarios y periodistas de Ensenada que la entrega de la primera fase del acueducto inverso ocurriría ellunes 20 de julio, luego de tres cambios de fecha en la entrega de una obra que el gobierno estatal considera “fundamental” para equilibrar el abasto de agua potable a la ciudad-puerto.

Guevara González, en una reunión con empresarios de la construcción de Ensenada, reveló asimismo que la obra, posiblemente por algún detalle de carácter técnico, podría sufrir un retraso de dos o tres días “pero no más”.

Sin embargo esta mañana, en un recorrido por la construcción en la zona de Popotla-La Misión, Lizola Márquez reveló los nuevos problemas que la constructora Makro S.A., de C.V., ejecutora del proyecto, encontró en los últimos días y que alteran una vez más la entrega del ducto, de 135 millones de pesos de inversión.

ACUEDUCTO INVERSO TUBO

Makro es una contratista con oficinas en Tijuana que en junio del año pasado fue identificada, junto con la empresa Constructora Aldesem S.A de C.V., en un problema de asignación directa de la obra de rehabilitación de la carretera escénica Tijuana-Ensenada por parte de la delegación estatal de Caminos y Puentes Federales (CAPUFE).

Al consorcio Makro, con presencia en diversos estados de la república donde realiza obras públicas y privadas con un valor de cientos de millones de pesos, también se le asignó de manera directa la construcción del acueducto de 117 kilómetros de línea de conducción hidráulica que incluye la construcción de una planta de bombeo y la remodelación de dos ya existentes, con capacidades de entrega de hasta 300 litros por segundo.

En octubre de 2014, cuatro diputados federales de Sonora, entre ellos Manlio Fabio Beltrones Rivera, identificaron al consorcio Makro como una empresa “de prestigio y experiencia en proyectos de infraestructura”. Esto en un punto de acuerdo en donde critican al gobernador Guillermo Padrés Elías por presuntas irregularidades en la construcción del Acueducto Independencia en territorio yaqui.

Y el 19 de diciembre de 2012, el Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Baja California informó que en los resultados de la revisión de la Cuenta Pública Anual del Ayuntamiento de Tijuana del año fiscal 2011, encontró que en dos contratos que el gobierno asignó a Makro se presentaron irregularidades de la contratista en la recepción de anticipos por obra, en el pago en exceso por obra no ejecutada, y en los expedientes de control de calidad.

La Sindicatura de Tijuana no aplicó correctivos a las observaciones hechas por el auditor estatal.


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *