¿Cómo se pueden descubrir planetas nuevos en el vasto universo?

Comparte en redes sociales

¿Cuál es la estructura de la materia y cómo se puede encontrar en el espacio utilizando diferentes métodos?

Jessi Saunders / A los 4 Vientos

El sábado 24 de marzo, se presentó en  CEART la charla “Prismas, espectros y telescopios: herramientas para buscar vida extraterrestre”, a cargo de Ian Alejandro Gómez Torres.

Gómez Torres comenzó explicando la forma en que se compone la materia. “Los átomos son los legos del universo”, comentó. Todo lo que se puede ver (la materia) está hecho de átomos. Cada átomo es único, tiene su propia huella digital. absorbe energía de una forma diferente y se distinguen unos de otros.

Las líneas espectrales (espectro electromagnético) permiten detectar átomos. Hay luz que no se puede ver (ultravioleta, rayos x, etc.) pero se conoce porque tiene un efecto físico, los rayos x permiten atravesar cuerpos opacos y permite la visualización de la imagen radiográfica, sin necesidad de ver los “rayos x” en sí. Podemos escuchar radio y ver televisión sin ver las ondas.  Por lo tanto, se conoce el espectro electromagnético y se conoce su impacto e influencia en la vida. De esta forma, conociendo de qué manera se manifiestan estos fenómenos se pueden detectar otros en el universo.

 

Detección de planetas

Para encontrar un planeta es necesario conocer las propiedades de lo que se está buscando. Gracias a la gravedad es posible distinguir si hay algo grande en el espacio, si algo se mueve. Gómez Torres da un ejemplo, si se pone un plato con cereal en el centro de la cama, y luego la persona se sienta en uno de los lados, el peso de la persona va a hacer que el plato con cereal se mueva y se derrame. Es decir, en el universo, se puede detectar un objeto si lo que esta a su alrededor se mueve de forma peculiar. En ese caso es posible que sea un planeta lo que esta causando ese movimiento.

 

Microlensing

Se puede detectar un planeta con este método cuando se observa que la luz precedente de estrellas distantes se curva alrededor de un objeto grande. Es detectable debido a los efectos que el campo gravitacional de su sistema planetario tiene sobre la luz que pasa de una estrella de fondo distante. La técnica de microlente (Microlensing) es particularmente adecuada para encontrar planetas y planetas de poca masa alrededor de estrellas distantes o muy tenues.

Típicamente, los astrónomos solo pueden detectar objetos brillantes que emiten mucha luz (estrellas) u objetos grandes que bloquean la luz de fondo (nubes de gas y polvo). Estos objetos constituyen solo una pequeña porción de la masa de una galaxia. Microlensing permite el estudio de objetos que emiten poca o ninguna luz.

Los cuerpos grandes curvan el espacio. Entonces es posible darse cuenta cuando sucede una anomalía de este tipo.

 

Efecto Doppler

Este método se basa en velocidad radial. El método se basa en las perturbaciones que un planeta provoca sobre el movimiento de su estrella. El planeta, al orbitar la estrella central, ejerce una fuerza gravitacional sobre ésta de manera que la estrella gira sobre el centro de masa común del sistema. Las oscilaciones de la estrella pueden detectarse mediante leves cambios en las líneas espectrales según la estrella se acerca a nosotros (corrimiento hacia el azul) o se aleja (corrimiento al rojo). El método de la velocidad radial busca medir pequeños cambios de velocidad en vez de posición de la estrella.

Estas fluctuaciones son siempre muy débiles, y sólo son generalmente detectables cuando el planeta produce importantes perturbaciones gravitacionales. Este método sólo es eficaz en los planetas gigantes más cercanos a la estrella principal, por lo que sólo puede detectar una leve fracción de los planetas existentes.

 

¿Porque si conocemos métodos, no hemos encontrado vida extraterrestre?

Porque el universo es inmenso, recorrer el universo visible de esquina a esquina de forma recta tomaría 93 000 000 000 años luz. Recorrer la Vía Láctea tomaría 100 000 mil años luz. Y recorrer el sistema solar tomaría 8 horas luz. El universo además de ser gigantesco es de una edad inmensa. Lo cual hace el trabajo de encontrar planetas y por lo tanto posible vida extraterrestre, algo muy intricado. 


Comparte en redes sociales