Comentando algunas opiniones de mis críticos

Comparte en redes sociales

En el mundo de la política los reflectores están puestos en lo que pasa en Morena. Sus críticos y sus partidarios centran su atención en el crecimiento indiscutible de sus votantes y en el tipo de personas o grupos que están definiendo su preferencia electoral a favor de este partido. Hasta ahora pocos lo están haciendo poniendo por delante, lo que significa una incorporación acrítica, aunque en el fondo, su actitud  obedezca al interés de sacar del gobierno a los partidos sistémicos que han alcanzado un  descrédito total por el tratamiento y conducción de los intereses fundamentales del pueblo.

Jesús Sosa Castro/ A los 4 Vientos

Sobre estos asuntos he hecho comentarios que a muchos de mis lectores no les han gustado y me han criticado. ¿Por qué esas críticas? Creo que la molestia se da porque con motivo de la llegada a Morena de la señora Gabriela Cuevas, adversaria contumaz de las políticas de López Obrador en otros tiempos, yo he dicho que “me da mucho gusto que personas que fueron panistas  distinguidos en la política, se estén dando cuenta que su lugar no está en hacerle el caldo gordo a una derecha depredadora y antipatriótica, sino en el esfuerzo que millones de mexicanos estamos haciendo para derrocar al régimen que durante ochenta años ha llevado al hartazgo a millones de mexicanos que no tienen otra esperanza más que en el cambio que encabeza López Obrador”.

Las críticas que mis lectores y camaradas me han hecho he intentado responderlas  diciéndoles que “Tienen razón en preocuparse por lo que puede significar el arribo de estas y otras personas que vienen en camino y que pronto informarán de su decisión de apoyar a AMLO. Pero también hay que entender lo que está pasando en esta coyuntura. Millones de mexicanos – no todos de pensamiento progresista – están apoyando esta candidatura porque la cultura priista, el consenso social de que gozaba el PRIAN se han roto. Ven que es el momento de un cambio y muestran, por tanto, una actitud de rompimiento con el sistema que siempre apoyaron.

Tengo que decir que valoro mucho las críticas que Alma Rosas López, Lalita Martínez, Jesús Ibarra Salazar y otros camaradas y compañeros que con todo comedimiento me han hecho saber. A todos ellos les he dicho al través de mis comentarios: “mentiría si les dijera que no les asiste la razón. Han llegado y van a seguir llegando personas y grupos sociales y políticos que no comparten nuestras ideas y me arriesgo a decir que muchos ni siquiera conocen el Proyecto Político de Morena. Pero entonces ¿qué explica que estén llegando cada vez más y más personas y grupos a las filas de esta organización? ¿Lo están haciendo porque AMLO o Morena ya ha entregado la plaza? ¿No será que el pueblo se está convenciendo que solo sumando voluntades y votos se puede derrotar al régimen político que ha llevado a la economía a un profundo socavón? ¿Nada tienen que ver en estas decisiones el problema de la falta de empleo, las desapariciones forzadas, los crímenes de lesa humanidad, la violencia, la falta de perspectivas de trabajo, educación y vida de millones de jóvenes? ¿El hartazgo social, la inseguridad, el desprecio a las leyes,  a la democracia, la justicia y al mantenimiento irracional de la impunidad? ¿No será esta complejidad social y política la que está haciendo que el pueblo empiece a mirar la opción que tiene mayor probabilidad de que encabece la lucha por la solución de estos problemas? ¿No creen que en esta importante coyuntura político-electoral se encuentran las posibilidades de que las ideas y las propuestas revolucionarias puedan ser atendidas y escuchadas por sectores más allá de las izquierdas siempre dispersas y marginales?

Tatiana Clouthier renunció al PAN para ingresar a Morena y sumarse al equipo de campaña de Andrés Manuel López Obrador por la presidencia de la República. Foto: Eduardo Miranda/ Proceso.

¿Es sólo oportunismo de estas personas y grupos lo que está definiendo su participación en este proceso electoral? Yo creo que en el ánimo y sentimientos del pueblo hay y caben todas estas inquietudes que a ustedes, a mí y a muchos compañeros nos saca urticaria. Pero… estamos la izquierda revolucionaria y sectores tradicionalmente democráticos en condiciones de lograr derrotar al régimen priista? Yo creo que en estas decisiones de la gente hay algo que bien vale la pena estudiar, poniendo el ojo en que muchos de estos personajes y grupos, también se da un fenómeno de análisis, de rompimiento con actitudes y prácticas que por años, no les han resuelto sus problemas fundamentales. Según yo, creo que el paso que significa salir de sus espacios de “confort” está hablando de que están evolucionando hacia posiciones democráticas o para ser más preciso, se han dado cuenta que sus organizaciones madre, no tienen ninguna alternativa que los saque del estado en que se encuentra nuestra sociedad” .

Para mí está claro que en este proceso está en juego el eje central de la dirección político estatal de la sociedad mexicana, que la polarización de posiciones se ha agudizado entre amplios sectores del pueblo, que el río de agravios y de ataques a las condiciones de vida de millones de mexicanos están haciendo que importantes contingentes sociales se apresten a votar a favor de Morena. Esto es lo que sostengo y he comentado, con todo respeto, con mis críticos. Será el debate y los resultados finales  los que pongan  en claro  quién tiene la razón.

 JESUS CASTRO SOSA*Jesús Sosa Castro. Destacado militante de la izquierda mexicana. Articulista de SDP y colaborador de A los 4 Vientos.


Comparte en redes sociales