CLANDESTINO: ¡Rescatemos a Ensenada!

Comparte en redes sociales

 

La sociedad mexicana en la búsqueda de una medicina que erradique la violencia e inseguridad que la agobia (Colef).

 

Mirar a un lado y otro antes de pasar el umbral de la puerta de la casa, girar la cabeza constantemente para comprobar si hay alguien detrás cuando venimos manejando de noche, esquivar barrios o calles por los que solíamos transitar sin ningún miedo, dejar de ir a sitios habituales por temor a ser víctimas de un delito y cuando se sale de la ciudad, tratar de regresar antes de que anochezca, en fin… sospechar de todo el mundo.

 

La demanda pública que desde hace 10 años hacían un puñado de valientes ciudadanos en contra de la entonces creciente inseguridad y la ola de asesinatos dolosos de todo tipo, no fue escuchada y atendida por las autoridades de todo nivel. Hoy, esos temas están fuera de control y la omisión, la negligencia y la complicidad con los grupos criminales por parte de los gobernantes, se ha vuelto agobiante e inadmisible (Archivo).

 

Álvaro de Lachica y Bonilla* / 4 Vientos / Foto destacada: Un perito de la fiscalía estatal de Baja California en Ensenada, trabaja en una escena de homicidio doloso, un crimen desafortunadamente muy común hoy en la metrópoli porteña (Cadena Noticias).

Eso es vivir en alerta permanente. Ocurre cuando la sensación de inseguridad se apodera de nosotros, los ciudadanos. Y cuando esos temores y miedo se propagan en nuestra mente, recuperar la tranquilidad y la normalidad (con independencia de si están o no justificados) cuesta mucho.

Los que vivimos aquí en Ensenada, Baja California, que antes veíamos a la delincuencia como algo lejano, empezamos a pensar que nosotros podríamos estar también en la lista de las víctimas de esos delitos. Una sensación que se agrava (lo que siempre ocurre cuando se disparan los índices de delincuencia) con la proliferación de noticias sobre robos, bandas peligrosas, asesinatos o secuestros que sólo buscan disparar aún más los temores y miedo entre nosotros.

La inseguridad nos afecta en nuestro trabajo, en la forma que vivimos y nos aguijonea la desconfianza. Ya no nos sentimos seguros en ningún espacio público. Vivimos encerrados en nuestras casas llenos de rejas y tapias.

No pasa una semana sin que por los periódicos, radio, televisión y principalmente por las redes sociales nos enteremos de casos de asesinatos, ejecuciones, desapariciones, balaceras, atracos y robos en diferentes colonias de nuestra ciudad y carreteras de acceso. Constantemente quedan grabados estos hechos en cámaras y celulares, aumentando nuestra zozobra permanente. Hace unos meses nos enteramos que Ensenada es la séptima ciudad más insegura… ¡en el mundo!

 

En la escena de un crimen, familiares lloran por sus víctimas (Foto: Cadena Noticias).

 

En nuestro estado, dada su ubicación fronteriza, los delitos se multiplican porque es un punto estratégico para la delincuencia organizada para el trasiego y venta de droga, la facilidad para conseguir armas, la mala organización y poca presencia de las fuerzas de seguridad de todos los niveles de gobierno; factores todos ellos que generan un clima propicio para la corrupción y la impunidad.

Ante esta ola de violencia e inseguridad, un colectivo de ciudadanos ensenadenses preocupados, están organizando el próximo domingo 12 de diciembre, a las 12:00 horas, una marcha a través de calles de la ciudad partiendo del Parque Revolución (zona Centro) hasta la Plaza de Las Artes en el Centro Estatal de las Artes de Ensenada (CEARTE), para hacer un llamado a nuestras autoridades y su pronta intervención para disminuir estos actos del crimen organizado y no organizado.

Los  marchantes en esta protesta pacífica del próximo domingo, reclamaremos que Ensenada no puede continuar a merced de la delincuencia. La sociedad ensenadense exige resultados y demanda de las autoridades más y mejores acciones contra los delincuentes. Es urgente que todos nuestros gobernantes se pongan a trabajar, para que todos los ciudadanos podamos vivir en una ciudad segura.

Nuestra sociedad ha decidido no sucumbir ante el miedo, y pasando de una postura pasiva, exige resultados y reclama de las autoridades más y mejores acciones contra la delincuencia y la impunidad. A través de un documento que se está entregando tanto a la Gobernadora de Baja California, al Presidente Municipal de Ensenada, así como a los 13 integrantes del Cabildo, se demanda su inmediata atención a este lacerante problema.

 

La policía de Ensenada, insuficiente y filtrada por los grupos criminales (Foto: Cortesía).

 

¿Por qué voy a marchar éste próximo domingo? Voy a marchar porque los ensenadenses estamos de luto por todos nuestros vecinos y colegas que han sido secuestrados o balaceados por los delincuentes.

Voy a marchar por todas las malas noticias que escuchamos a diario y por la imagen tan deplorable que tiene nuestra ciudad.

Voy a marchar porque en nuestro fuero interno, ya no creemos en nada ni en nadie.

Voy a marchar porque vivimos entre criminales, secuestradores, violadores y ladrones.

Voy a ir a la marcha para exorcizar mi miedo, mi tristeza, mi impotencia, pero sobre todo mi vergüenza por las autoridades y los gobernadores que tenemos.

Por todo esto… ¡voy a ir a la marcha!

 

*Médico anestesiólogo, Representante en Ensenada de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste y de Alianza Cívica, ambas organizaciones de la sociedad civil. Correo electrónico: andale941@gmail.com

 


Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *