Aprueban quinta ampliación de veda pesquera en Alto Golfo de California. Cuesta ya 1,706 mdp

Comparte en redes sociales

El gobierno federal pagará en promedio 632 mil 86 pesos a cada uno de los dos mil 688 pescadores ribereños del Alto Golfo de California que resultaron afectados por la veda de pesca que impuso en la región para proteger a la vaquita marina y el pez totoaba.

4 Vientos

Ensenada, B.C., a 10 de mayo del 2018.- La cantidad podrá aumentar una vez que concluya la veda en septiembre próximo, fecha en que vencerá la quinta ampliación a la prohibición de captura de especies marinas, la cual se decretó este día en la ciudad de México entre los representantes de los pescadores de San Felipe (Baja California) y el Golfo de Santa Clara (Sonora), con el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Pacchiano Alemán.

El acuerdo, que se publicará en los próximos días en el Diario Oficial de la Federación (DOF), contempla la ampliación de la veda que inicio en mayo del 2015, a los meses de abril, mayo, junio, julio y agosto de 2018, lo que representa un gasto adicional de poco más de 218 millones de pesos para la Federación.

Datos de la Semarnat que se publican este día en el periódico Excélsior, indican que al terminar la veda en septiembre de 2018, el gobierno federal habrá gastado mil 706 millones de pesos -206 millones más de la cifra original- en el pago de 39 meses de compensaciones a un padrón de dos mil 699 pescadores, permisionarios e integrantes de la cadena productiva.

El secretario Pacchiano Alamán (derecha) con los científicos Lorenzo Rojas, de la Semarnat, y Citnhya Smith, de la National Marine Mammal Foundation, en las instalaciones del fracasado “santuario” de la vaquita marina en el Alto Golfo de California (Foto: Semarnat).

Tal cantidad de dinero público -16 mil 207 pesos mensuales en promedio para cada pescador- se gasta en la aplicación de un programa de conservación que fracasó en su objetivo de proteger al mamífero marino, toda vez que los reportes de la Secretaría del Medio Ambiente revelan que la población de la vaquita marina pasó de 97 ejemplares en 2015, a menos de 30 en 2017.

El programa también naufragó en su segundo objetivo: reducir la captura ilegal de totoaba, otra especie en peligro de extinción que debido a su alto valor en el mercado negro de China, es capturada indiscriminadamente por pescadores “piratas” que usan redes de enmalle o agalleras prohibidas en el Alto Golfo de California, hábitat de la vaquita marina.

Carlos Alberto Tirado, representante de la Federación Regional de Sociedades Cooperativas Pescadores de la Reserva de la Biosfera, dijo a Excélsior que la captura ilegal de pez Totoaba, “está desatada”, a pesar de los operativos de vigilancia instrumentados por la Secretaría de Marina (Semar), la Policía Federal y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

“Será muy difícil que en septiembre, cuando concluya la ampliación de la veda, se tengan las nuevas artes de pesca que no tengan interacción con la vaquita marina, y nos permitan regresar a nuestras actividades en el mar”, opinó el dirigente de los pescadores del Golfo de Santa Clara.

La  Semarnat por su parte informó en un comunicado que al día de hoy ya no existe ningún atraso por parte del gobierno en el pago de compensaciones de los primeros tres meses de 2018.

“También existe un acuerdo para el pago de alrededor de 22 millones de pesos a los pescadores de San Felipe, porque no pudieron salir a capturar corvina”, destacó la dependencia.

Precisa que la nueva ampliación de la veda tiene como objetivo –una vez más- “encontrar artes de pesca alternativas que sean eficientes y que no maten al mamífero marino en mayor peligro del mundo, así como al pez Totoaba.”

Finalmente, informó que la Semarnat se comprometió en una reunión que sostuvo recientemente en Ensenada con los pescadores de San Felipe, a promover una reunión con el equipo de transición del nuevo presidente de la República, antes del término de la presente administración federal, para seguir con los acuerdos en beneficio del Alto Golfo de California.


Comparte en redes sociales