Carta abierta de SúperCívico a súperDelegado Ruiz Uribe

Estimado Dr. en Derecho Jesús Alejandro Ruiz Uribe:

Digo estimado, porque siempre te he considerado como un buen amigo. Y por tal razón, me tomo la confianza de compartir algunos rasgos de tu personalidad que quizá muchos de tus detractores no conozcan:

Eres un estudioso de la historia de México.

Posees un amplio bagaje cultural de corte universal.

En lo personal me ayudaste en momentos difíciles económicamente para solventar gastos educativos de mis hijos.

Eres una persona que sabe ser amigo sin cortapisa alguna y

Fuiste un destacado y valiente legislador estatal.

Por esos motivos, que cuando me enteré de tu designación como “Súper Delegado Federal en Baja california” me dio gusto y tuve la seguridad de que desempeñarías ese cargo de forma honesta, eficiente y apegada totalmente al marco legal, en beneficio de nuestra sociedad.

Sin embargo, nunca pensé que te dejarías llevar por la pasión en el tema de controversia que generó la perversa y sucia actuación de la actual legislatura, que como viles mercaderes se vendieron al mejor postor para votar una reforma constitucional aberrante y totalmente ilegal.

Eso tú lo sabes, aun cuando ahora te coloques del lado de Jaime Bonilla, quien en los últimos años ha sido tu compañero de viaje político.

En alguna parte de ti queda un espacio crítico y objetivo en donde sabes que no es posible que diputados de otros partidos, de forma oficiosa o inspirados por el espíritu primitivo y justiciero de los más antiguos constituyentes los iluminó para entregar contra todo el marco legal vigente una ampliación de periodo de gobierno a un personaje como Bonilla, que desde su infinito autoritarismo y prepotencia se ha dedicado a insultar y denostar a todas las fuerzas de oposición.

No, ese acto de llamar sin previo aviso a una sesión extraordinaria, nocturna, para votar una reforma constitucional y un fiscal a modo del actual gobernador, sólo puede explicarse a la luz de componendas políticas, acuerdos de chambas futuras y pago por voto de mercenarios de la política.

Tú dices que quienes defendemos el texto constitucional y que nos oponemos a una ilegal ampliación del mandato somos “Ridículos y Perros Guardianes”. Y estas en tu derecho de adjetivarnos como tu propia libertad y criterio considere.

Pero por mi parte aun emperrado y rayando en lo ridículo dentro de una clase política siempre dispuesta a la compra venta de conciencias y a usar la ignorancia e ingenuidad popular para su propio beneficio, me atrevo a calificar como Cínicos Anti demócratas y Perros Falderos a quienes se someten al deseo del tirano en turno.

Y esos cínicos y perros falderos. Han actuado incluso yendo a contracorriente de tesis de jurisprudencia y criterios de la Suprema Corte, que establecen con toda claridad que la ampliación de mandato de autoridades electas para un periodo determinado es improcedente y que pone en entredicho el acto soberano del voto popular.

Tu sabes además, que ninguna ley, acuerdo o decreto, puede tener efectos retroactivos y sabes además como legislador que fuiste, que toda reforma a la Constitución general y a la del Estado, tiene que ser conocida, analizada y dictaminada por la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales y no en una votación por obvia y urgente resolución.

No deseo ampliar mucho esta misiva, al final de esta coyuntura temporal, la razón histórica, jurídica y social quedará impresa en nuestras vidas y en la de nuestras instituciones.

Espero que hoy como ayer impere en tu vida la justicia social, una ética humana progresista y sobre todo y lo más importante que sigas teniendo una hermosa y feliz familia.

Abrazo fraternal aun desde la disidencia.

Atentamente:

Ensenada, Baja California a 23 de julio de 2019.

Arturo Ruiz

 

Comparte en redes sociales