5 Técnicas fundamentales para mejorar las ventas de un negocio

Comparte en redes sociales

Con las nuevas tecnologías e internet, los consumidores tienen acceso a mucha más información que antes. De esta manera, poseen más conocimiento acerca de los productos que buscan.

Esto llevó a que muchas de las técnicas de venta que se utilizaban antes, queden obsoletas. Por ejemplo, aquellas que consistían en elogiar ciegamente el producto que vendemos. Hoy, es más difícil convencer a una persona que tenemos lo que desea, pero tampoco es algo imposible.

Para vender, es necesario actualizar y modernizar no solo las técnicas, sino también las herramientas con las que trabajamos. En esta nota, repasamos cinco técnicas de ventas para garantizar la concreción de las operaciones.

1. Perseguir leads de calidad

La primera recomendación consiste en tener una estrategia para acceder a los futuros clientes mejor calificados. Para ello, tendremos que analizar no solo su interés, sino también su capacidad de pago inmediata.

Un software CRM adecuado para ventas incluye, entre sus múltiples recursos y herramientas, distintas maneras de etiquetar los leds para poder concentrarse en los de calidad. De esta forma, los vendedores pueden llegar rápidamente a los mejores prospects y evitan perderse con leads inútiles.

 

2. Escuchar los deseos y necesidades del cliente potencial

Otra técnica clave para mejorar las ventas es prestar atención a lo que los clientes nos comunican. Esto permitirá que las respuestas de los vendedores tengan un mayor impacto, puesto que los compradores les darán información acerca de sus deseos y necesidades.

De esta manera, se construirá un vínculo mucho más personalizado con el futuro cliente, promoviendo una sensación de confianza y respeto. Esto servirá, incluso, para la posterior fidelización del comprador.

 

3. Seguimiento adecuado

En los casos en que la venta no se concrete al primer contacto, será necesario realizar un seguimiento del cliente potencial. En este punto, es clave que el vendedor respete los tiempos del comprador.

Para ello, deben tener la capacidad de demostrar los beneficios del producto, pero sin apurar al cliente ni tampoco demorar demasiado el proceso. Un seguimiento adecuado y la constancia en la comunicación son tácticas esenciales para concretar operaciones.


4. Apelar a las emociones

A la hora de vender, no todo se trata de números o estadísticas. También, es una buena técnica apelar a la sensibilidad del cliente. Para eso, es importante saber transmitir, de manera emocionante y convincente, los beneficios de nuestro producto.

Muchas veces, una buena manera de hacerlo es compartiendo historias acerca de las experiencias positivas de otras personas que hayan adquirido el producto. Esto ayudará a que los clientes se identifiquen mejor con aquello que desean comprar.

5. Comunicar las referencias positivas

A la hora de comprar algún producto, la mayoría de las personas busca información en internet, pero también se guían mucho por las referencias de otros usuarios.  En el caso de que sean positivas, estas experiencias pueden resultar muy útiles para atraer nuevos clientes.

Por eso, es recomendable contactar con nuestros compradores luego de un tiempo y consultarles cómo fue su experiencia con el producto. En caso de ser positiva, podemos solicitarles que dejen su opinión.

 


Comparte en redes sociales