Jorge Hank confirma: va por la gubernatura con el PES. «No es pieza (electoral) significativa»: Bonilla

Este día el dueño de cientos de salones de juego de azar en México y expresidente municipal de Tijuana Jorge Hank Rhon, aceptó ser el candidato del Partido Encuentro Solidario (PES), de perfil ideológico cristiano, a la gubernatura de Baja California.

 

Jorge Hank en el PES (Milenio).

 

4 Vientos / Foto principal: El poder detrás de la candidatura de Jorge Hank (Revista Clase).

Ensenada, B.C., México, martes 26 de enero del 2021.- Hugo Éric Flores Cervantes, dirigente nacional del PES, dio la bienvenida al hijo del ex Regente del Distrito Federal (hoy estado Ciudad de México) Carlos Hank González («El Profesor»), quien a la sombra del Partido Revolucionario Institucional (PRI) creó un consorcio que benefició a su familia, entre ellos su hijo Jorge, cabeza del Grupo Caliente, un conglomerado empresarial que posee un galgódromo, hoteles, centros comerciales y una cadena de centros de apuestas con sucursales en 19 estados del país.

El movimiento político que consolidó hoy Jorge Hank, quien se vio envuelto en acusaciones de asesinato del columnista Héctor Félix Miranda, en delitos de contrabando de especies exóticas en riesgo de extinción y posesión ilícita de armas, se dio justo cuando la coalición PRI-PAN-PRD anunció que busca que la ex Miss Universo Lupita Jones sea su candidata a la gubernatura, cuando originalmente lo iban a postular a él.

 

En ese sentido destacó un hecho: fue el exdelegado en el estado del Comité Ejecutivo Nacional priista, Eduardo Bernal Martínez, quien construyó la candidatura del hankista en el PES luego de fracasar con los partidos de Baja California (PBC) y Redes Sociales, de la maestra Elba Esther Gordillo.

Con Encuentro Solidario Eduardo Bernal negoció con el teniente coronel Julián Leyzaola, un declarado adversario político del zar de las apuestas legales a quien el militar una vez ubicó como “un delincuente”, para que Leyzaolar -hoy bajo investigación ministerial por presuntos delitos de tortura– aceptara ser candidato a la Presidencia Municipal de Tijuana y crear así una opción ganadora frente al gobernante Partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y su candidata Marina del Pilar Ávila.

De hecho, el PES filtró hoy a la prensa estatal la versión de que tiene pláticas “muy avanzadas” con la senadora Alejandra León Gastélum, del grupo Morena-PT, para que acepte ser su candidata a la Presidencia Municipal de Mexicali.

 

«No es pieza significativa en el escenario político”, fue la respuesta del singular gobernador morenista (El Sol de Tijuana).

Sin embargo el líder de Morena en Baja California, Jaime Bonilla Valdez, también gobernador de Baja California y principal legislador de la entidad, restó importancia electoral a la candidatura de Jorge Hank, un hombre de 64 años, alcalde de Tijuana en 2004 y candidato en 2007 a la gubernatura, en ambos casos por el PRI.

Dijo en mandatario en su portal informativo en la internet: “Yo le diría, si va a ser candidato, (que) primero regrese todo lo que se robaron en su gobierno, en el PRI… Él es un extracto del PRI y le empezamos a creer, pero no veo yo que sea una pieza significativa en el escenario político.”

Pero reconoció que el hankista “tendrá sus votos” y que “a lo mejor los panistas terminan votando más que los priistas por él”, algo que sucedió precisamente en el caso del hoy gobernador cuando en 2019 éste logró el respaldo de una gran mayoría de priistas y panistas que ese año votaron por él y ahora gobiernan y legislan con él.

Finalmente, el dirigente estatal del PRI, Carlos Jiménez Macías, se abstuvo de opinar sobre la decisión de Jorge Hank y su posible expulsión del partido por aceptar la candidatura del PES, en tanto que Omar Sarabia Esparza, dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), dijo ser respetuoso de las decisiones que tomen las personas y los partidos respecto a sus aspiraciones electorales, por lo que rechazó hacer cualquier otro comentario.

Por su parte Jorge Hank Rhon aclaró que no renunció al PRI, que sólo pidió que su nombre saliera del padrón priista, que es adepto al discurso de “paz y reconciliación” que tiene el PES, y que no entrará en pleitos mediáticos con el gobernador Jaime Bonilla.

– “Sigo siendo soldado del PRI, pero no me invitaron a la guerra; ahora estoy con el PES”, concluyó el hoy precandidato pesista en conferencia de prensa en Tijuana.